Camarines: el ritmo frenético de la Vendimia

El Frank Romero Day es el lugar donde la fiesta nacional explota todo su esplendor. Bailarines, actores y músicos también son protagonistas fundamentales de la puesta en escena de los festejos. Pestañas postizas, pinturas, peinas y trajes son moneda corriente detrás de escena.

El Frank Romero Day ya está colmado de gente. Los mendocinos y turistas disfrutan de los primeros números de música. Lo cierto es que  detrás  de escena desde las 19, ya se estaba viviendo una fiesta entre músicos, bailarines y actores.

Son en total 800 artistas que desde hace cuatro semanas se están preparando para ofrecerles a todos los presentes un espectáculo único. Emociones encontradas: nervios, ansias, adrenalina, entusiasmo son algunos de los sentimientos que crean el clima en los camarines.

"Es mi cuarta Vendimia y la verdad es que como bailarina es una emoción muy grande estar en esta fiesta donde Mendoza se muestra para el mundo", comentó Candela, que brilla en contemporáneo.

Se preparan para enfrentar un desafío que aunque muchos de ellos ya lo han vivido, es como si fuese la primera vez. Empiezan a elongar, a pintarse, a peinarse, a tararear las canciones que deben bailar y actuar. La murga La Buena Moza es la encargada de darles el color y la alegría a todos aquellos que viven los minutos previos de una forma muy estresante.


La integración y la amistad que se ha dado entre ellos, se palpa en el primer momento que uno ingresa a los pasillos húmedos llenos de naylon que son aquellos que marcan una especie de sectores para  los diferentes estilos de baile. Todos convergen por la misma salida para poder salir al escenario y realizar lo que tanto esfuerzo les ha llevado días de ensayo.

Los locutores ya están en escena, agitan las hinchadas departamentales pero la locura en estos momentos está en los corazones de los artistas que quieren ofrecer lo mejor de cada uno de ellos para que mendocinos y turistas se lleven el mejor recuerdo de nuestra fiesta provincial de la Vendimia.

"Toda la ¨merde¨ del mundo muchachos, que el esfuerzo se vea. Que sea la mejor fiesta de ustedes y la de ellos. Vamos a bailar", se esuchaba a  Walter Neira a través de un micrófono que llegaba a todos los rincones del interior del Frank Romero Day.

Opiniones (0)
18 de diciembre de 2017 | 13:09
1
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 13:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes