La primera estación hacia el grito anhelado

Los años pasan y el mundo ha cambiado, pero la Ensaladera es la misma pieza valiosa creada por Dwight Davis en 1900. La Argentina se medirá con Rumania a partir de hoy, a las 11, por la primera rueda del grupo mundial de la Davis; en primer turno, Nalbandian vs. Ungur, y a continuación, Mónaco vs. Hanescu.

Vuelve la ilusión. Regresa la emoción siempre única que despierta la lucha por ella. La Copa Davis. Un viejo anhelo argentino, con origen en sepia, en 1921, con aquel debut fallido -por no presentación- ante Dinamarca, en tiempos de largos viajes en barco. Los años pasan y el mundo ha cambiado, pero la Ensaladera es la misma pieza valiosa creada por Dwight Davis en 1900. Su encanto mágico perdura, y nuestro país ya lleva nueve décadas en pos de la conquista. Una esperanza que reverdece cada temporada, como sucede ahora, mientras se ultiman los detalles de la escenografía en el Parque Roca.

La Argentina empieza, otra vez, a transitar la ruta, con Rumania como primera estación. Una serie que, en condiciones ideales, debería ser de sencilla resolución para la formación comandada por Tito Vázquez. Pero, como muchas veces, la trama empieza a sumar espinas; en este caso, las lesiones. Una hernia inguinal puso en aprietos a David Nalbandian, el estandarte de este equipo nacional, que se entrenó con poca exigencia durante esta semana. Casi con seguridad hoy deberá ser infiltrado para poder afrontar el duelo de apertura de la llave, frente a Adrian Ungur, a partir de las 11. Más allá de la dolencia que aqueja al cordobés, la diferencia de jerarquía entre uno y otro es muy grande. Lo más conveniente, desde luego, sería un triunfo de David con el menor esfuerzo posible. Por el contrario, un triunfo de carácter titánico dejaría a Nalbandian prácticamente con un pie afuera del resto de la serie. Hay, en esta apuesta de riesgo, una decisión en conjunto entre el jugador y el cuerpo técnico. Se sabe que Nalbandian está acostumbrado a este tipo de jugadas. Todavía está fresco el recuerdo del sorpresivo desembarco del unquillense en Estocolmo, hace doce meses, para ganarle a Suecia, recién recuperado de un desgarro.

"He mejorado día tras día. No estoy para jugar todo el fin de semana, si no ya lo hubiéramos planeado. Por ahora, sólo el viernes (por hoy) y espero que no haga falta que esté el domingo. Jugar la Copa Davis es algo muy especial, ya que ningún partido del circuito te da esa sensación", expresó el actual número 19 del mundo.

El segundo duelo de hoy ofrece más variables. Para Juan Mónaco, este partido ante Victor Hanescu, la única carta a la que se juega Rumania, es una responsabilidad y, sobre todo, una interesante oportunidad. Al tandilense le ha tocado varias veces remar contra la corriente en series como visitante, en superficies incómodas para su juego empeñoso o rivales muy complicados. Pero Hanescu, más allá de su gigantesca figura (1,98m), no debería ser un cuco insuperable. Tiene un buen saque, es consistente desde el fondo y le sobra experiencia, pero también tiene sus puntos flacos. Mónaco será local y contará con el apoyo del público y desplegará su juego en el polvo de ladrillo que tanto le gusta. Afecto a las sensaciones que le transmite su tenis, Pico no ha tenido una gira en canchas lentas con los resultados esperados, pero rindió en buena forma en el ATP 500 de Acapulco, y en estos días se lo vio firme y concentrado en el predio de Villa Soldati. "Estoy 10 puntos, muy cómodo y con mucha motivación. Voy a jugar contra el referente de ellos y tengo en claro que mi punto será clave y que si gano, daremos un gran paso en la serie. La superficie está muy bien", señaló Pico.

Muy lejos de atemorizarse, Hanescu, el máximo referente del equipo que conduce Andrei Pavel, sentenció: "Le voy a ganar a Mónaco, vine para eso. Me preparé muy bien para la Copa Davis, para Rumania el sólo hecho de estar en el Grupo Mundial es un orgullo, pero no nos conformamos únicamente con eso".

Está claro que un triunfo de Nalbandian ayudará para que Pico entre a jugar con mayor soltura; en cambio, con un 0-1 sobre la espalda, el peso será más espinoso de sobrellevar. Para esta ocasión, se intuye que buena parte del partido pasará por la situación anímica del argentino. Claro que no es un tema menor: la impresión es que en este encuentro está la llave para destrabar la serie; un 2-0 dejará casi sentenciado el fin de semana, y un 1-1 despertará diversas incógnitas y trasladará mucha presión al dobles.

Para este punto, Vázquez desarmó la pareja Schwank-Zeballos, con el ingreso de Juan Ignacio Chela por el zurdo marplatense. El Flaco de Ciudad Evita se ganó su lugar desde su sólido momento en singles -confirmado con la llegada a la final del ATP de Buenos Aires-, y también por aquella inesperada semifinal en el último Wimbledon con Schwank como compañero, y con Tito Vázquez como testigo en el césped londinense. Entre problemas físicos y rendimientos por debajo de lo esperado, el capitán prefirió contar con una opción más, ya con la certeza de que Nalbandian, aun antes de la lesión, no estaba para jugar los tres días. Cuestiones de estrategia, que durante este fin de semana quedarán expuestas para comprobar si hubo acierto en la decisión.

Este cruce con Rumania será también el regreso a casa después de dos temporadas (la última serie fue ante Holanda, en marzo de 2009). Se espera un buen reencuentro con el público; el Parque Roca, la sede copera desde hace cinco años, espera mantener el invicto y vestirse nuevamente de fiesta, aun cuando se trate de una primera rueda y ante un rival sin figuras de máxima jerarquía. Aun cuando parezca poco conveniente aventurarse en el horizonte, en los cuartos de final asoma otro promisorio duelo en casa ante la República Checa o Kazakhstán. Claro, para ello antes hay que superar el primer obstáculo. Pero la ilusión, una vez más, está en marcha.
Opiniones (0)
24 de octubre de 2017 | 09:32
1
ERROR
24 de octubre de 2017 | 09:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Elecciones legislativas 2017
    23 de Octubre de 2017
    Elecciones legislativas 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017