CGT y subas salariales: entre el 26 y 28%

En las puertas de las paritarias, el sindicalismo aumenta la presión: hoy le puso números a los aumentos que buscarán negociar. El secretario gremial de la Confederación General del Trabajo (CGT), Omar Viviani, estimó que el promedio de los reclamos salariales para este año rondará entre el 26 y el 28 por ciento, al tomar como parámetro el resultado de las paritarias de 2010. el dirigente sindical ratificó que "no hay ni piso ni techo" para las discusiones

En las puertas de las paritarias, el sindicalismo aumenta la presión: hoy le puso números a los aumentos que buscarán negociar. El secretario gremial de la Confederación General del Trabajo (CGT), Omar Viviani, estimó que el promedio de los reclamos salariales para este año rondará entre el 26 y 28%, al tomar como parámetro el resultado de las paritarias de 2010.

Como ya se había escuchado en la CGT, el dirigente sindical ratificó que "no hay ni piso ni techo" para las discusiones, pero destacó que "el año pasado el promedio de aumento salarial entre todos los convenios colectivos que se firmaron, que fueron más de 1200, fue de 26 por ciento". "Este año andará en esa banda; uno o dos puntos más", consideró Viviani, al tiempo que subrayó que "hay que ser realistas y que a nadie se le salga la cadena".

De todos modos, indicó por Radio 10 que "si algunas piden más de 25 o de 30 por ciento es porque tienen salarios muy bajos".

Respecto del reclamo efectuado en cifras porcentuales, destacó: "Cuando un dirigente es responsable en serio, cuando habla de un número lo hace para negociar pero no tira cifras 'de película'. Si no, después hay que ver qué consigue y cómo le explica a los trabajadores que obtuvo la mitad o menos de la mitad de lo que pidió", analizó.

La inflación del supermercado. Las declaraciones de Viviani tuvieron lugar poco después de que el titular de la central sindical, Hugo Moyano, reiterara que las negociaciones que encararán los gremios enrolados en la CGT no tomarán como parámetro el índice de precios elaborado por el Indec sino la evolución que los precios tienen en "las góndolas" de los supermercados.

Viviani sostuvo que "un poco de inflación no le hace mal a una economía que crece y se desarrolla", y remarcó que "cuando había deflación, eso llevó a que millones de trabajadores se quedaran en la calle".

"La discusión salarial siempre apunta a que el trabajador recupere el poder adquisitivo y, si es posible, que gane un poco más", dijo el secretario de la CGT.

Acuerdo en base a cifras privadas. En esa línea, trabajadores agrupados en SMATA acordaron con una empresa del sector aumentos salariales en base al IPC-UBA, -un índice no oficial-, elaborado por Buenos Aires City (BAC), donde se desempeña Graciela Bevacqua, la primera técnica desplazada del organismo intervenido en enero de 2007, según publicó hoy Clarín.

El acuerdo fue convalidado por el Ministerio de Trabajo y publicado en el Boletín Oficial, en el primer caso de un convenio que toma en consideración un índice elaborado por fuera del Indec.

Sin embargo, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, tildó hoy de una "enorme ingenuidad" creer que el Ejecutivo homologue acuerdos salariales tomados con el índice que elabora Bevacqua. "Es mentira", dijo. "Es de una enorme ingenuidad creer que el Gobierno va a consultar a una mujer que, desde que se levanta hasta que se acuesta, trata de denostar al Gobierno", aseveró el funcionario, quien reiteró que "hay aumentos de precios, no voy a negarlo, sería torpe eso", pero "no hay aumentos generalizados de precios".
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 05:47
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 05:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes