Deportes

Independiente perdío 3 a 0 con Liga de Quito

Con este resultado, el equipo que conduce Antonio Mohamed complica sus chances de pasar a los octavos de final de la Libertadores, mientras en el Apertura está cada vez más cerca de la zona de promoción.

Tanto los jugadores de Independiente como el técnico Antonio Mohamed tienen en la cabeza que lo más importante para este presente de Independiente es ganar en el campeonato local para aumentar su flaco promedio. Tan cierto como que la excursión en esta ciudad tenía como objetivo extender la corriente de optimismo que había instalado alrededor de la Copa Libertadores el debut arrollador ante Peñarol de hace una semana. Esta vez, el conjunto de Avellaneda no consiguió despegarse de los fantasmas que lo vienen persiguiendo en el torneo doméstico y cayó por 3 a 0 ante Liga Deportiva Universitaria.

El técnico de Liga, el argentino Edgardo Bauza, tiene en claro el efecto que la altura de Quito (2860 metros) genera en los rivales y quedó en evidencia que el plan local fue mover rápido el balón y llevarlo de un costado al otro. Algo que le costó sobrellevar a este Independiente de rotación constante y profunda de sus piezas. Pero, sin dudas, el principal impulso que tuvo su objetivo fue el error defensivo que protagonizaron Maximiliano Velázquez y Adrián Gabbarini (volvió a la titularidad por la luxación en el dedo anular que sufrió Hilario Navarro el domingo pasado ante River) y que le dejó servido el tanto a Paúl Ambrossi.

A Independiente le costó asumir el protagonismo del encuentro. En cambio, los ecuatorianos, desde las desequilibrantes sociedades que montaron Hernán Barcos, Miller Bolaños y Ezequiel "Equi" González, sembraron la preocupación en una endeble última línea visitante. La búsqueda por abajo, el aprovechamiento de los espacios, el traslado prolijo pero no exento de velocidad y los oportunos cambios de frente se convirtieron en los pilares de Liga para paralizar las intenciones de los Rojos. Tanto que los visitantes, sólo a los 37 minutos, llegaron por primera vez hasta el arco de Alexander Domínguez con un remate de Leonel Núñez.

En el comienzo del segundo tiempo, después de un buen pase de Barcos, Bolaños amplió la ventaja ante la salida desesperada de Gabbarini. El castigo de Liga no pareció influir en la medianía que caracterizaba a los Rojos, refugiados en un ritmo despegado de cualquier sorpresa, apocados y hasta temerosos de cometer más errores. Y los hubo, como el de Gabbarini en el tiro libre de Patricio Urrutia que selló el marcador.

En Avellaneda, hace una semana, imponía presencia y demolía a Peñarol de manera contundente. Pero en ese debut, el equipo estaba en su noche para abrazarse a la victoria. Mientras que ayer Independiente quedó derrumbado, con el alma por el piso. Como le sucede en el campeonato local.
Opiniones (0)
20 de octubre de 2017 | 11:24
1
ERROR
20 de octubre de 2017 | 11:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México