Gala de reinas: una nueva jornada de apostillas vendimiales

¿Cuáles fueron las ausencias más notorias? ¿Y la reina que rechazó el vestido que debía usar? ¿Qué soberana hipnotizó sensualmente a un grupo de periodistas? ¿Qué coordinadora fue cambiada debido al poco feeling con su candidata? ¿Hay una que busca novio deseperadamente? Todo esto y mucho más, en una nueva ronda de rumores.

Una híper concurrida velada en la que hubo poco baile, mucho lobby y cantidades industriales de empanadas se vivió en el Museo Fader.

La “gala de las reinas”, en la que cada candidata departamental es presentada públicamente por su intendente y, tras un brindis con el gobernador, bailan ante el público fue un éxito y entregó muchas perlitas, que te contamos a continuación:

El momento destacado por todos. La proyección que se hizo sobre el frente del museo Fader en honor a los 450 años de la fundación de Mendoza fue emocionante. Se utilizó la técnica del mapping -que permite proyectar imágenes de alta definición sobre las paredes de un edificio mediante la utilización de proyectores- y todos quedaron boquiabiertos. 

Notorias ausencias. Víctor Fayad y Alfredo Cornejo no dijeron presente en el evento. Desde la Capital, informaron que su intendente tenía el compromiso de inaugurar la “Festa in Piazza”, y en su lugar asistió Guillermo Romero; pero nada se sabía a ciencia cierta del hombre de Godoy Cruz. “Debe estar viendo perder a su equipo en el Malvinas Argentinas”, bromeó un justicialista.

La "Casa de Fader" lució bellísima para la ocasión. 

Conductores en composé. Los locutores del evento fueron Laura Carbonari y Sergio “Coco” Gras. Para el caso, el caballero lució un elegante traje negro con una corbata dorada y camisa blanca que lo transformaron en uno de los más elegantes de la noche. Laura, por su parte, destelló glamour totalmente a tono con la corbata de Coco: se encontraba engalanada con un vestido dorado de María Spina.

Cachondos. Los intendentes se la pasaron admirando atributos como la distinción, la altura, la educación y el porte de las soberanas a viva voz –mientras que por lo bajo, y entre cuchicheos, a muchos se le iban los ojos hacia ciertas “delanteras”, mientras otros quedaban obnubilados por algunas “retaguardias”-.

Sin embargo, las flores no fueron solo para las reinas. Una dama que recibió muchos piropos fue la esposa de Rubén Miranda. Ante tantas felicitaciones y galanterías, el cacique lasherino dijo: “tengo la reina hot, así que es justo que también tenga la esposa hot”.

Problemas con los vestidos y peinados. Cuatro fueron las soberanas que casi llegaron a las lágrimas luego de verse la cabellera estilizada y lista para partir. Quizás por este problema, del que se siguen quejando todas, es que otra decidió tener peluquero propio: a la opción tomada por Gabriela Koltes, de Godoy Cruz, se sumó Carla Vicente, de Tunuyán.

Con respecto a la ropa, este año se decidió que cada soberana utilizaría un vestido de algún diseñador mendocino. Por supuesto, la suerte sería la que mandaría qué le tocaría a cada una.

A pesar de no ser intendente, Cazabán también se dio el gusto de bailar una pieza con las soberanas.

Luego de la repartija, hubo dos soberanas que quedaron visiblemente desconformes: la de General Alvear, y la de Las Heras.

Fuentes internas al hotel aseguran que María Soledad, de Gral. Alvear, se sintió visiblemente consternada al ver que el vestido que le tocó en suerte tenía demasiadas transparencias y no le sentaba bien… por eso decidió usar uno propio.

El segundo caso de desacuerdo con el atuendo tuvo como protagonista a María Florencia, de Las Heras, que ya a esta altura podemos tildar como “chica difícil”. Se trataba de un vestido celeste, con corte princesa, y ella prefiere los looks más ceñidos al cuerpo. ¿El resultado? También se decidió por un modelo de su clóset.

Jaque pidió brindar con vino tinto, mientras todas las
reinas lo hicieron con espumante.

La diseñadora que dio en el clavo. Con quien las jóvenes están verdaderamente encantadas es con Dalila Tahan. Luego de algunas pruebas, no hubo ninguna que se quejara del vestido que usarán en el Acto Central. Es más, todas elogiaron el modelo y se mostraron abiertamente complacidas.

Un palito para las coordinadoras. No todas deben caer en la misma bolsa, pero como advertencia, muchos funcionarios y agentes provinciales se han percatado de que las coordinadoras no son lo que se dice “un correcto ejemplo” para las chicas: algunas utilizan un lenguaje demasiado soez, dicen malas palabras o se extralimitan con el uso de la ironía. ¡Después a no reclamar por la conducta de las candidatas!

Comunicadores en llamas. La situación fue la siguiente: Tres jóvenes periodistas –y twitteros- locales (uno de TV, y dos de diferentes diarios mendocinos) se encontraban compartiendo opiniones sobre las soberanas preferidas. Entre comentarios como “la tal está divina”, “me mata el lomo de la tal” o “a la tal, la agarro y la mato”, de golpe fueron sorprendidos por la exuberante belleza de María Florencia Laguna Alberti. La chica repartió besos, y ellos, galantes, le preguntaron cómo se encontraba. “Ay chicos, no sé como estoy… les cuento algo algo: ¡mi novio me cuerneó!. Fue hace dos semanas, y me lo tuvo que confesar… ¡No lo puedo creer!”. Los tres periodistas, embelezados por la sensualidad natural de la soberana lasherina, le preguntaron si lo había perdonado. “¡Mi amor, obvio que no! Por supuesto que le di el raje. A rey muerto, rey puesto, queridos!”, expresó guiñándole un ojo a cada uno. Luego de un cálido abrazo y un lento beso en la mejilla a cada quien, ella se fue muy suelta de cuerpo y muy tranquila. Ellos quedaron… duros.

Otra toma del gobernador, en pleno brindis.

¿Le prenderá la velita a San Antonio? Según algunas coordinadoras amigas, Carla –la representante de Tunuyán-, además de hacer campaña con su belleza para lograr el reinado nacional, milita por una causa que, para ella, es más importante: ¡Busca novio! Así es que todos los interesados en la rubia beldad, estar atentos. “Se trata de una de las más buenas y divertidas de todo el grupo”, dicen muchas de sus compañeras.

Incompatibilidad de caracteres. El primer divorcio vendimial también vio la luz. La coordinadora originaria de Guaymallén se retiró y en su lugar hay una nueva: Paola Borda. La versión oficial explica que el día de entrada al hotel la agente municipal encargada de acompañar a María Florencia Moralla chocó con su auto particular, y desde ese accidente no habría quedado del todo bien. Sin embargo, las versiones susurrantes aseveran que la joven guaymallina no se sentía apoyada por su coordinadora. “No había feeling, simplemente. No se llevaban. Es más, casi ni se hablaban”, explicaron.

En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México