Deportes

El operativo policial del superclásico tendrá 1300 efectivos

Más de 400 estarán en las rutas de acceso a "La Feliz". Recomiendan al público que vaya temprano, ya que habrá un cacheo exhaustivo.

El operativo de seguridad del superclásico del próximo sábado entre River y Boca, que se jugará en Mar del Plata, tendrá cerca de 1.300 efectivos policiales, con 850 uniformados ubicados en los alrededores del estadio y más de 400 en las rutas de acceso a la "ciudad feliz".

El titular del Coprosede, el inspector Rubén Pérez, le confirmó a Télam que en el estadio habrá 850 efectivos policiales, es decir, 300 más de los que hubo en los partidos anteriores por el torneo pentagonal de verano. A esos efectivos hay que sumarles otros 400, que vigilarán todo lo que suceda en las rutas, principalmente en los parajes donde se pueden cruzar los barras y las estaciones de peaje.

Asimismo, a partir del viernes por la noche se incrementarán la custodia en el centro de la ciudad, en la zona de playas y en las terminales de trenes y micros. "Nosotros lo que buscamos es la prevención. Hasta ahora viene sucediendo todo perfecto, los inconvenientes que hubo fueron menores y la idea es que todo siga de esta manera", señaló Pérez en diálogo con Télam.

La gente del Coprosede no quiere dejar nada librado al azar y por eso recomiendan al público que se acerque temprano al estadio mundialista marplatense, por el tema del cacheo previo al ingreso.

Los hinchas de Boca se ubicarán en el sector Sur, ingresando por la Avenida de las Olimpiadas, mientras que la gente de River estará en la parte Norte, entrando por la calle Canosa. Nadie podrá acercarse al estadio sin su entrada correspondiente y se recomendó a la gente no comprar localidades en la calle porque podrían circular muchas entradas falsas. Cómo sucedió en los partidos anteriores, se aplicará el derecho de admisión, según la lista que los clubes le entregan a la gente del Coprosede.

En un momento se especuló que en la ciudad de Mar del Plata se iba a producir otro choque violento entre los integrantes de la barra de River, pero fuentes del Coprosede le aseguraron a Télam que esto está totalmente descartado.

Otro tema que continuará intensificándose es el de la detección de droga, algo que Rubén Pérez explicó que se hace por pedido expreso del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli. También se utilizará el sistema morpho touch, que permite determinar a través de una huella digital si una persona tiene antecedentes penales y habrá un control de alcoholemia.

Como ocurrió en los otros partidos, se instalarán en la zona de acceso al estadio carpas sanitarias de Defensa Civil, como forma de prevención, teniendo en cuenta que las ambulancias no pueden llegar con comodidad a determinados sectores. En los últimos superclásicos entre River y Boca jugados en Mar del Plata no hubo que lamentar hechos de violencia y según Pérez está todo preparado para que continúe sucediendo de esa manera.

"Acá estamos haciendo un fuerte trabajo de prevención para evitar cualquier tipo de inconvenientes, porque es la única manera de evitar incidentes", destacó el titular del Coprosede
En Imágenes