Con el tradicional golpe de reja, Jaque dejó inaugurada la Semana Vendimial

Desde las 21, en el Predio de la Virgen en Guaymallén, se lleva a cabo una nueva edición de la Bendición de los Frutos, que da comienzo a la semana central de la Vendimia. La homilía de Arancibia tuvo su centro en un duro rechazo hacia el aborto y la eutanasia.

La Fiesta Nacional de la Vendimia 2011 comienza a vivirse a pleno.

Es que el tradicional acto de la “Bendición de los Frutos” -con un fuerte contenido litúrgico y ceremonial: bendición, homilía, golpe de reja, brindis con el vino nuevo y, por supuesto, el protagonismo de la Virgen de la Carrodilla- ya está en marcha, y para este año el lugar elegido ha sido el predio de la Virgen, en el departamento de Guaymallén.

El evento interreligioso es acompañado por un show artístico que procura reflejar la especial fecha: se trata del 75º aniversario de la Fiesta máxima de todos los mendocinos.

El espectáculo

"Yo soy la Vid, y ustedes son los sarmientos, el que permanece unido a mí, y yo a él, tendrá frutos". Esa fue la cita bíblica elegida para dar comienzo al acto.

Todas las reinas departamentales, junto a María Flor Destéfanis y Tamara Otero (la Reina Nacional y su Virreina) están presentes. El predio de la Virgen luce repleto de gente, y el locutor anuncia el inicio con grandilocuentes palabras: "Hoy nos envuelve la emoción y la paz, y la tierra y el cielo nos unen, brindándose juntos, para protegernos. Bienvenidos hoy nuevamente, tenemos la paz en un inmenso y sereno espacio, símbolo de religiosidad, de historia guardada en nuestra memoria y nuestro corazón".  

La protagonista excluyente

Desde el primero momento, la Virgen María se transforma en la primera actriz de la celebración. Apenas comenzado el festejo popular, y bajo el son del "Ave María", la Virgen de la Carrodilla hace su entrada y todo el público se pone de pie, saludándola agitando pañuelos.

"¡Qué emoción, que emoción!", exclaman muchos, mientras caen lágrimas y se escuchan vivas.

Las soberanas saludan con pañuelos a la Virgen.

Josefina Di Pietro, Adelina Tello, Marcela Gaua, Vivana Lucero, María Paula García, entre otras, son las reinas de mandato cumplido que se acercan a realizar un tributo a la Virgen. 

A continuación, fue la Reina de la Vendimia la que oró una plegaria a la madre de Jesús. 
 
La palabra de Arancibia
 
Se proclamó el Evangelio, en donde el fragmento elegido fue el del pan de vida. 
 
Luego todos entonaron el conocido Salmo "El sEñor es mi Pastor", para dar paso a la homilía de quien es la cabeza de la Iglesia de Mendoza.
 
"Se comprende que Mendoza le cante al agua, al sol, a la tierra fecunda. Que se aprecie el trabajo entre surcos e hileras. Que se ruegue por lluvias oportunas y se sienta temor ante el granizo y las tormentas dañinas. Por todo esto el sentido festivo de la vendimia está justificado. Bendecimos para agradecer y para festejar."
 
"¿Cuál es el sentido profundo de este momento? Bendecimos porque hemos sido bendecidos primero por Dios", explicó Arancibia.
 
Acérrima defensa a la vida, contra el aborto y la eutanasia
 
El Arzobispo aprovechó su sermón para pronunciarse abiertamente contra estos temas. "Menospreciar la vida es acabar con todo canto de alabanza de las creaturas", dijo.
 
"Para disfrutar del pan que da la vida hay que confiar en el Señor Jesús más allá del humano razonamiento. Por eso algunos encuentran en Él consuelo, y otros se apartan. Mendoza es un pueblo cristiano en su mayoría. Los atropellos a la vida humana son numerosos, y ante ellos son dañadas familias enteras", siguió.
 
"Ustedes saben cuánto desconsuela la droga, la pobreza, la desnutrición. La atención insuficiente de niños y ancianos, o la violencia contra las vidas débiles, desamparadas".
 
"Quiero reiterar las palabras de Juan Pablo II: Respeta, defiende, ama y sirve la vida, a toda la vida humana. Solo siguiendo este camino encontrarás justicia, paz y felicidad".
 
Para despedirse, expreso el deseo de hacer "una invocación a la Virgen de la Carrodilla: ella eleva al cielo nuestros ruegos. Presenté hace un tiempo a María una plegaria por la vida humana y por la educación en Mendoza, que son dos temas que me preocupan mucho".
 
El fragmento más saliente de la oración de Arancibia expresó que a la Virgen le "confiamos la causa de la vida. Mira madre el numero inmenso de niños a los que se les impide nacer, mira a los ancianos enfermos que mueren víctimas de una presunta piedad. Alcanzanos la gracia de recibir la vida como un don siempre nuevo, de celebrarlo, de defenderlo como un valor". 
 
 
Sobre la puesta

La Dirección General y Puesta en Escena está a cargo del profesor Alejandro Grigor, reconocido hacedor cultural del medio local con una vasta trayectoria en la producción de eventos vendimiales. 

Para este año, la propuesta contempla un momento de alegría y festejo hecho danza, agradecimiento por el fruto cosechado y el vino nuevo.

Mediante el espectáculo artístico y el mensaje literario esta Bendición de los Frutos busca regresar a las raíces en el año en que Mendoza celebra los 450 años de su fundación. El orgullo por nuestra cultura, lo que somos, y los sueños de aquello que esperamos ser están representados en la puesta en escena.

Opiniones (0)
21 de octubre de 2017 | 17:40
1
ERROR
21 de octubre de 2017 | 17:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México