En el "Día de Néstor Kirchner", el justicialismo mendocino no pudo disimular sus diferencias

Con Celso Jaque a la cabeza, el peronismo de Mendoza acompañó a Cristina en la finalización de las obras de Yaciretá y recordó el natalicio del ex presidente. Pero la foto estaba incompleta por varias ausencias destacables, mientras los candidatos del Gobierno no dejaban de hacer campaña.

La foto muestra que caras sonrientes, chanzas al oído, confusión de abrazos aún entre rivales. Pero también notorias ausencias que reflejan el grado de tensión en el peronismo mendocino en plena época preelectoral. En este marco, el PJ provincial acompañó a la Presidenta en un acto transmitido vía satélite y recordó, al mismo tiempo, el natalicio del fallecido Néstor Kirchner, con una concentración masiva en Guaymallén.

El PJ se convocó con un doble motivo en el Hotel Ejército de Los Andes: por un lado, presenciar la finalización de Yaciretá, la central hidroeléctrica merced a una transmisión en directo con el acto presidencial. Mendoza es una de las provincias que se verá beneficiada con esta obra concluida 37 años después y que es un símbolo de la corrupción estatal.

Por el otro, recordar el natalicio del ex presidente Néstor Kirchner, en el día de su cumpleaños número 61 y como el segundo acto en su honor. Ya alejandro Cazabán se había adelantado al mediodía con un homenaje en el Teatro Independencia, en el que también se reflejó su vocación por ser gobernador. Así lo recordaba Cazabán al mediodía de ayer viernes 25:

Los ausentes

Celso Jaque encabezó el acto en el salón La Burbuja, donde lo esperaban intendentes y funcionarios del gabinete provincial, en medio de un despliegue de militancia que hacía tiempo el peronismo vernáculo no ejercitaba.

En el predio, el gobernador se encontró con los intendentes Rubén  Miranda, Alejandro Abraham, Joaquín Rodríguez y Sergio Salgado, todos ellos enrolados en la -fracturada- Línea Mendoza. Juan Carlos De Paolo fue el único intendente -de General Alvear, en este caso- que pertenece al poderoso Sector Azul en estar presente.

En otras palabras: Alejandro Bermejo -de Maipú-, Emir Félix -de San Rafael- y Jorge Omar Giménez -de San Martín- fueron los caciques que pegaron el faltazo, con varios argumentos. En el caso de los dos primeros, estaban en Buenos Aires; en el caso del tercero, trascendió que tendría una reunión con bodegueros en en el este provincial.

A pesar de las ausencias, los intendentes enviaron como emisarios a funcionarios de sus gabinetes municipales y a legisladores provinciales.

Dos figuras de peso territorial que militan en el Congreso de la Nación tampoco acudieron a la cita. En el caso de Omar Félix, desde su entorno aseguraron que el diputado nacional no había sido invitado. En cuanto a Adolfo Bermejo, se dijo que el senador nacional también se encontraba -al igual que su hermano- en "la ciudad de la furia". Félix y Bermejo han manifestado en el último tiempo una postura crítica al Gobierno a partir de la irrupción de los candidatos surgidos del gabinete provincial.

No todos los ministros de Jaque asistieron. Mario Adaro optó por su proyección nacional en el kirchnerismo más ortodoxo. El titular de Gobierno viajó a la Capital había sido invitado a participar en el programa oficialista "678", bajo el mismo motivo que en Guaymallén: recordar el nacimiento de Kirchner pero por la pantalla de la TV Pública.

Por su parte, según indicaron desde su entorno, a Guillermo Carmona se le hizo tarde en una reunión con jóvenes de la UNASUR, en la que también participaron otros exponentes del kirchnerismo nacional, el dirigente piquetero Emilio Pérsico y el funcionario presidencial Rafael Follonier. Carmona optó por la alianza política que está tejiendo en el sector universitario. Tampoco se los vio a dos aliados suyos: los diputados nacionales con extracción sindicalista, Dante González y Guillermo Pereyra, éste último acérrimo crítico de Cazabán.

La respuesta oficial a las ausencias fue la negación misma de la división. Jaque, por su parte, dijo que se los había invitado a todos. "Hoy lo bueno de todo es que estamos viendo a un peronismo que tiene democracia interna. Cuando existe democracia, a nadie se obliga", afirmó el mandatario mendocino.

Miranda lo sintetizó así: "Esta convocatoria es de todos los sectores del justicialismo y del kirchnerismo, significa y expresa lo que está ocurriendo en Mendoza: amplia movilización y participación de jóvenes y partidos políticos para apoyar este proyecto nacional".

Pero el presidente del PJ e intendente de Las Heras rechazó que algunas ausencias marquen que las divisiones en el partido gobernante: "Está bien, el peronismo va a estar unido antes y después del 15 de mayo", aseguró, en alusión a la fecha de las internas.

Los ministros en campaña

Llamó la atención dos conductas partidarias.

Por un lado, los ministros que se han propuesto como candidatos para suceder a Celso Jaque no tuvieron empacho en mostrar merchandising que ya tienen para la interna.

El más arriesgado fue Francisco Pérez, titular de Infraestructura. Un grupo de jóvenes con remeras, banderas y pancartas lo apoyó desde su entrada al predio del hotel ubicado en Guaymallén. Y hasta se animaron a desplegar la bandera y a cantar mientras el gobernador atendía a la prensa.

Un poco más descolocado se lo notó a Cazabán. Por lo menos, al principio, cuando estaba frío y no entraba o quedaba justo en el límite del cuadro de las fotos que los militantes pedían sacarse con el gobernador. Fue un periplo largo en el que el influyente funcionario -seguido de cerca por un fotógrafo personal- fue tomando calor popular y hasta terminó abrazado con Fabián Miranda, el diputado provincial hermano del intendente de Las Heras. Eso sí. Saltó a la vista las camionetas 4x4 ploteadas con el slogan: "Cazabán gobernador - ganamos todos".

Distinta fue la reacción de los intendentes de peso en el Gran Mendoza, Abraham y Miranda. los socios evitaron las fuertes declaraciones políticas a las que están acostumbrados, a modo de bajar el tono elevado al que ha llegado la interna peronista en los últimos días. Y contemplaron el avance de los ministros candidatos antes de ingresar a la Burbuja, donde una pantalla de video gigante ya transmitía las imágenes del acto en Yaciretá.

"El partido se encuentra en un estado de ebullición", graficó un encumbrado dirigente, para dar cuenta las tensiones internas que atraviesan al peronismo en ejercicio preelectoral.

Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 14:49
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 14:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes