Un 25 de febrero de 1778

"Al Americano libre le corresponde transmitir a sus hijos la gloria de los que contribuyeron a la construccion de la Patria", dijo el Gral Don Jose de San Martin.

Yapeyú, aquel lugar sobre el Rio Uruguay


La ciudad fue fundada como una reducción el 4 de febrero de 1627 por los jesuitas Pedro Romero y Nicolás Durán Mastrillo, quienes le dieron el nombre de "Nuestra Señora de los Santos Reyes Magos de Yapeyú o Nuestra Señora de los Tres Reyes de Yapeyú, a inicios del siglo XVIII la población había alcanzado ser de 10.000 habitantes en su mayoría con orígenes charrúas, bohanes, yaros y chandules (guaraníes de las islas) aunque predominaba la singular síntesis cultural hispanoguaranítica (por ejemplo, el idioma hablado más frecuentemente era el guaraní mezclado con el español e incluso el latín), fue en esos años que Yapeyú pasó a ser la sede del superior de los jesuitas en las Misiones.

Por Real Cédula del 27 de febrero de 1767 el rey español Carlos III ordenó la expulsión de la orden jesuítica de todas las posesiones españolas la cual se llevó a cabo en 1768. Casi inmediatamente la zona entró en decadencia económica, las misiones fueron secularizadas y Yapeyú era uno de los treinta pueblos de las misiones guaraníticas. Divididas (las misiones) al principio en dos gobernaciones, se reconcentró más tarde en un solo gobernador en lo político y militar y un administrador general en lo económico, con tres tenientes gobernadores auxiliares de uno y otro, cada uno de los cuales tenía a su cargo un departamento. El tercero de estos departamentos se componía de los pueblos de La Cruz, San Tomé, San Borja y Yapeyú, del cual el último era la capital y le daba su nombre.

El término Yapeyú viene del idioma guaraní y significa "fruto maduro". Sin embargo, otra versión indica que la comarca tomó su nombre del río homónimo y éste, a su vez, de una variedad de jahape con agujas (ju). El nombre de esta planta, jahapeju, con el uso se transformó primero en jaapeju y finalmente en japeju.
Ahí, como “fruto maduro” está la cuna del Libertador de América, que nacía un 25 de febrero de 1778

José de San Martín

Héroe de la independencia americana. Hijo de Juan de San Martín, teniente gobernador de Corrientes, y de Gregoria Matorras, fue con Simón Bolívar una de las personalidades más destacadas de la guerra de emancipación americana.
En 1784 José de San Martín pasó con su familia a España, donde inició su carrera militar en el regimiento de Murcia (1789), con el cual, a los trece años, tuvo su bautismo de fuego en el sitio de Orán (1791). Más tarde intervino en las guerras del Rosellón (1793), de las Naranjas (1804) y de Independencia, que le supusieron distintos ascensos hasta alcanzar el grado de teniente coronel.

Tras esta fulgurante carrera y poco después de estallar la revolución emancipadora en América, San Martín, que había mantenido contactos con las logias masónicas que simpatizaban con el movimiento independentista, marchó a Londres (1811) y de allí a Buenos Aires (1812), cuyo Gobierno le encomendó primero la formación del regimiento de granaderos y más tarde la jefatura del ejército del Norte (1813), en sustitución de Belgrano.

El duro revés que éste había sufrido en Vilcapugio y Ayohuma a manos de los realistas cerraba prácticamente las posibilidades de avanzar sobre Lima, al tiempo que hacía vulnerable esa frontera, cuya custodia encargó a M. de Güemes, caudillo de Salta. Tras la derrota del ejército chileno en Rancagua (1814), San Martín dio amparo a O'Higgins y a sus tropas en Cuyo (Mendoza), de donde acababa de ser nombrado gobernador por J.M. de Pueyrredón.

En Mendoza José de San Martín se dedicó a organizar el ejército libertador, con el que se propuso invadir Chile cruzando la cordillera de los Andes, la mayor hazaña militar americana de todos los tiempos. Superadas las cumbres andinas, el 12 de febrero de 1817 derrotó al ejército realista al mando del general Marcó del Pont en la cuesta de Chacabuco, y el 14 entró en Santiago de Chile. La Asamblea constituida proclamó la independencia del país y le nombró director supremo, cargo que declinó en favor de O'Higgins.
 
En 1820 San Martín organizó una expedición para liberar a Perú del dominio español. Derrotó al ejército español en Pisco en diciembre de 1820 y ocupó Lima, donde, un 28 de julio se proclamo la independencia del Perú y fue declarado protector del país. El año siguiente además de la resistencia española lo forzó a requerir ayuda militar del General y libertador de Venezuela Simón Bolivar. Los dos tenian diferencias políticas y en septiembre de 1822, San Martín resignó su posición en favor de Bolívar. En 1824 San Martín fue a Europa, donde se quedó hasta su muerte en Boulogne, Francia, un 17 de agosto de 1850.



 

Hoy, al evocarse el 233º aniversario del nacimiento del Libertador de América, recordamos no sólo su vida y entrega por la independencia de los pueblos americanos, sino, esencialmente, la humildad, honestidad y generosidad de esas acciones en beneficio de sus compatriotas sudamericanos

 

 

 

 

http://www.youtube.com/watch?v=FxxyB6xdwS4&feature=fvwrel

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 23:30
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 23:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes