La Psicosis de la Tormenta

La tormenta que ayer a la tarde precipitó sobre San Rafael tuvo algunas características que trajeron reminiscencias de las peores que hemos tenido. Afortunadamente no fue asi, pero en esta nota verás la psicosis que nos ataca cada vez que el cielo se pone como en la tarde de ayer.

Muchos sanrafaelinos empezaron a revisar nuestra página en Internet para saber cómo evolucionaba la tormenta después de las 17:00, cuando densos nubarrones empezaron a cubrir el cielo sanrafaelino.

Como ya es un clásico para nuestros lectores, a través de la barra de último momento, manteníamos actualizada la información en contacto directo con la base de la DACC en La Llave y publicando las imágenes del radar.

Se sabía que el granizo no iba a ser de gran tamaño, pero que tendría mucha intensidad, y así fue como aproximadamente a las 17:45 la tormenta ingresó por la zona Sur de la ciudad. Minutos después empezó a precipitar en seco sobre la zona en la que se ubica la redacción de Mediamza, al Oeste de la ciudad y el ruido que producía el granizo cayendo sobre los techos a medida que la tormenta se desplazaba, provocó alarma y corridas en todas partes. 

Quizás ese mismo ruido sea el que generó una suerte de Psicosis, especialmente en los barrios en los que otras tormentas han provocado grandes daños, y en el que los vecinos saben muy bien todo el daño que estos meteoros provocan.

Por eso salimos con nuestras cámaras a buscar imágenes de la tormenta y registrar toda su evolución en los distintos lugares  en los que precipitó, al tiempo que recibíamos por correo electrónico, muchísimas fotografías que nuestros lectores nos enviaron.

Aquí un resumen en fotos de lo que fue la tormenta de esta tarde.

Minutos antes de las 18:00 de este martes, oscuros nubarrones hacia el sur de la ciudad advertían que la tormenta traería algo más que agua.
   
Con lo que pudo, el conductor de este vehículo cubrió al menos, parte del coche, que cruzaba desde avenida Espejo hacia avenida Hipólito Yrigoyen.
 
Bolsas de basura sirvieron, en este caso, para proteger el capot de este vehículo.
 
Casi como el tamaño de una pelota de golf, fue el granizo que precipitó sobre la ciudad de San Rafael.
 
Eduardo Carrasco, un vecino de la Isla del Río Diamante -uno de los barrios más afectados por la tormenta-, espía por la ventana de su casa, golpeada y destrozada por la piedra.
 
En el patio de una vivienda, fuentones y baldes agujereados por la pedrada.
 
Un vecino conservo en un recipiente y en el freezer de su hogar las piedras que cayeron sobre la zona.

Por la gran cantidad de granizo que precipitó en la zona de la Isla del Río Diamante,  aún una hora después de la tormenta las piedras seguían acumuladas.

Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 23:57
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 23:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial