Alimentos en la cosmética: belleza estilo "gourmet"

Cada vez son más los productos hechos en base a elementos culinarios -uvas, miel, palta, chocolate y hasta champagne- que logran convertir nuestra rutina de belleza en un ritual que puede disfrutarse con todos los sentidos. Conocé cuáles son las propiedades de algunos de estos ingredientes naturales, ricos en nutrientes para nuestra piel.

Cada vez que vamos a la perfumería, es mayor el nivel de sorpresa que nos llevamos al ver elementos que parecen sacados de la góndola del supermercado: cremas en base a tartas de limón, jabones líquidos en base a vino y mascarillas en base a chocolate. La belleza de hoy en día no es solo para todas las pieles, sino también, apta para todos los gustos.

Además de clásicos como el azúcar, la miel y la leche, elementos cada vez más extravagantes (y numerosos) como frutillas, tomillo, sésamo, arándanos y granadas, son utilizados en distintas combinaciones gourmet que nos dejan deslumbradas, pues sus olores y envases son más dignos de negocios de delicatessen que de góndolas de belleza. En pocas palabras, un placer que se disfruta con todos los sentidos.

Lo cierto es que el uso de alimentos en la industria de la cosmética no es una novedad sino que es más bien histórico. Famosos son los baños de leche y mascarillas de miel de Cleopatra, y bien conocidas por todas son por ejemplo las bondades del pepino a la hora de las mascarillas, y del tomate como fruta desinflamante.

Lo que sorprende de hoy en día, aunque resulte una evolución lógica del mercado, es la combinación de elementos que ha creado la cosmética denominada “gourmet”, que crea productos naturales y sofisticados, que compiten con las cremas de alta tecnología de los laboratorios más famosos del mundo.

Una de las pioneras en esta industria, fue la famosa firma francesa L´Occitane, que fue la primera en aventurarse a expandir sus productos agregando ingredientes como el aceite de oliva y distintos elementos extraídos de sustancias alimenticias. Desde entonces y hasta la actualidad, cada vez son más las firmas (desde las más pequeñas hasta las líderes del mercado) que han apuntado su producción a la “cosmética gourmet”. Entre ellas podemos mencionar a Natura, que tiene una línea basada en distintos frutos de origen brasilero y elementos más usuales como miel y avena.

A continuación, detallaremos una lista de las sustancias activas de los alimentos más usados en esta nueva cosmética, elementos que poseen propiedades dermatológicas, y beneficiosas para el cuidado de la piel.

Almendra: Su aceite suave mantiene la piel flexible. Es tolerado por la mayoría de las pieles. Muy emoliente, posee ácidos grasos, complejo B y vitamina E.

Aceite de oliva: Aporta vitaminas y ácidos grasos esenciales que nutren la piel en profundidad, y además, otorga elasticidad.


Cacao/ Chocolate: Su aroma tiene propiedades energizantes. El cacao, por su alto contenido de antioxidantes, arremete contra los radicales libres. El que se usa para tratamientos corporales lleva cacao 100% y es excesivamente amargo.

Azúcar: Es un eficaz exfoliante dada su textura granulosa, y es además un excelente anticelulítico.



Cítricos:
Poseen un efecto astringente, antiséptico, antibacteriano, refrescante y tonificante. Además son ricos en vitamina C, que actúa como antioxidante.

Coco: Su aceite es tonificante, reestructurante y estimulante. Logra una profunda limpieza de la piel, protegiéndola de los efectos del ambiente.

Frutos rojos: Arándanos, frutillas y frambuesas son antiage por sus propiedades antioxidantes y su alto contenido de vitamina C.
Germen de trigo:
Por su alto contenido en vitamina E y lecitina, está indicado para el cuidado intensivo de pieles dañadas. Mantiene el tejido conjuntivo sano y mejora el aspecto de la piel.

Menta: Originaria de Asia menor, era utilizada en la antigüedad por sus propiedades tonificantes y vivificantes de la piel. Buena para baños energizantes.

Granada: Es el fruto del momento. Un gran antioxidante con alta concentración de ácido púnico, que no se encuentra en otras frutas. Regeneradora dérmica, eficaz en pieles maduras.

Leche:
Deliciosa y avainillada, rica en emolientes y vitaminas, da tersura a todo tipo de pieles y provoca “tranquilidad dérmica”.

Miel:
Calmante, nutritiva y humectante, mantiene la piel suave e hidratada. Energizante.

Uvas/ vino: Son ricas en polifenoles y antioxidantes que protegen la piel de la agresión del ambiente y del humo. La denominada ampeloterapia incluye varios tratamientos que combinan envolturas, masajes, baños, catas de vino y aromas.

Romero: Estimulante cutáneo, cicatrizante, desinfectante y antirreumático. Su aceite esencial, de uso externo, es antiséptico, analgésico, antiparasitario y estimulante del cuero cabelludo.

Rosa Mosqueta:
Tiene alta concentración de vitamina C, además de vitaminas A, E, B1 y B2, con excepcionales propiedades regenerativas y cicatrizantes.

Sésamo:
Estimula el bronceado natural y actúa como filtro solar. Su acción tonificante lo hace ideal para la flaccidez.

Zanahoria: Se usa para el cuidado de pieles secas, quebradizas y sensibles. Impulsa la regeneración cutánea. Muy rica en betacarontenos.






Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 08:50
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 08:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial