Todos los entretelones y chismes del "Té de las reinas"

La primera actividad grupal de las soberanas ya dio tela para cortar. ¿Quién no fue por sufrir una lipotimia? ¿Por qué no quiso ir la virreina Nacional? ¿Qué otros problemas de salud existen? ¿Son adictas a Facebook? ¿Lloró un ministro? No te pierdas todas las perlitas, y una divertida galería de fotos.

Se trató de la primera actividad a la que concurrieron todas las soberanas departamentales 2011. Los que creían que las chicas se comportarían tímidamente y sólo se dedicarían a conocerse se equivocaron profundamente. Locuaces, picudas, pizpiretas y risueñas, las candidatas dieron notas a la prensa como expertas celebrities locales. Aquí, algunas de las perlitas del evento:

Charlas de mesa. Las soberanas de Tupungato, Las Heras y Tunuyán comentaron que “todo el grupo es muy lindo. La verdad, estamos en armonía y con ganas de conocernos y hacernos amigas”.

“Como vimos que las mesas eran de a tres chicas, nosotras nos apuramos para poder sentarnos juntas. Tenemos muchísima afinidad, pegamos onda rápido… hay una cuarta en este grupito: Maipú”, confesaron Carla, de Tunuyán y Romina de Tupungato.

“Lo importante es divertirnos, conocernos y pasarla bien. El reinado dura un año, pero la amistad que podés llegar a construir, dura todo lo que quieras”, opinó María Florencia, de Las Heras.

Las representantes de Maipú, San Carlos y San Martín, entretanto, comentaron que se conocían de antes. “Tuvimos la oportunidad de vernos en las fiestas departamentales, y en la Vendimia Federal. Igualmente, fue un conocimiento de vista, protocolar: es ahora cuando vamos a saber cómo es cada una”, dijeron las chicas de San Martín y San Carlos.  

“El grupo está buenísimo. Sólo hemos convivido horas, y ya nos pedimos opiniones mutuas –por ejemplo “¿Te parece que está demasiado corto el vestidito?”- y nos prestamos cosas. Yo ya fui a golpear la puerta de la vecina para ver si tenía plancha”, contó Jennifer, de Maipú.

“El cuarto de la maipucina es grande, y tiene tres camas, así que seguramente ese será el reducto de encuentro para las juntadas y reuniones de chismes”, comentó la sancarlina.

Desaforadas. En una época donde el culto al cuerpo es súper exigente, las chicas dieron la nota confesando no tener problemas con dietas e ideas de cuerpos mega esbeltos, y dieron rienda suelta a la gula: atacaron la mesa de tartas y tortas, medialunas con jamón y queso, brownies, cookies, sandwichs, etc. ¿El toque desopilante? Una de ellas, sin darse cuenta, dio una nota para TV con los dientes manchados de chocolate.

Ausencias con aviso. Una de las representantes no pudo estar presente en el delicioso té ofrecido por Intercontinental y Winland Casino. Se trató de María Celina Tapia, la joven de San Rafael quien, debido a una lipotimia nerviosa, debió quedarse reposando en el hotel Alcor –“está agotada”, comentó Alejandra Gamboa, la coordinadora oficial de reinas-.

Tampoco apareció la virreina Nacional, Tamara Otero. Su compañera de dupla, María Flor Destéfanis, explicó que “está estudiando de cabeza para rendir un final de Bioquímica. Esta semana da el examen y se incorpora a las actividades”.

Problemitas de salud. Las coordinadoras comentaron que dos de las chicas, a pesar de no estar del todo bien, decidieron asistir y comenzar las actividades juntas.

La representante de Junín tiene un esguince en un pie, pero gracias a un efectivo gel y mucho hielo, pudo llegar. Por otra parte, la lujanina sufre de gastritis crónica, y debe cuidar su dieta y alimentación.

Primeras, varias… última, una sola. Las chicas no se pusieron de acuerdo para definir cuál de todas fue la que pisó primera el hotel Alcor, pero sí quién fue la última en llegar: Santa Rosa. La coordinadora, bromista, explicó que “nosotras pensábamos que debíamos entrar con el mismo orden del cronograma de fiestas departamentales, y como Santa Rosa fue la última… por eso no nos hicimos problema”.

Muy fashion… y ¡Mucha pierna! Todos comentaron el cuidado look de cada una de las chicas. Lejos de los vestidos aparatosos y típicos “de reina”, las jóvenes eligieron vestiditos mini, extra cortos y súper sexies. Otro de los detalles que delató a varias como fashionistas expertas fue la combinación de los zapatos –con plataforma y tacos de hasta 10 centímetros para algunas- con los demás accesorios y sus atuendos.

Las candidatas de Malargüe, General Alvear, La Paz y Lavalle, en cambio, se decidieron por pantalones bien entallados.

Emoción ministerial. Ricardo Scollo estuvo presente y dirigió sentidas palabras a todas. Pero se lo vio especialmente conmovido en el momento en el que se dirigió a la reina Nacional: hasta se le espejaron los ojos, y una que otra lágrima corrió por su mejilla. “Le traje un ramo de flores, y me pongo emotivo porque cuando uno las conoce y llega a quererlas mucho, se van”, explicó.   

El momento más emotivo.

Charla real. MDZ Sociales intercambió algunas palabras con María Flor, la reina que se va. “Estoy muy sentimental. La verdad es que tengo las emociones a flor de piel y vivo todos estos últimos eventos con mucha alegría, pero con un poquito de melancolía. Conocer a las nuevas chicas, ser la protagonista central de la fiesta de mi departamento, y empezar a despedirme me ha emocionado mucho”, comentó.

“¿Te doy algunas primicias? Obviamente formaré parte de Corenave y seguiré trabajando por la Vendimia desde allí. También continuaré siendo parte del municipio de Santa Rosa. Además, me interesa mucho la política: si bien no estoy afiliada a ningún partido, en este tiempo la gente me contaba su necesidades y problemas y me pareció muy buena la posibilidad de ser su interlocutora y ayudarlos”.

Otra imagen de las chicas, desde un punto diferente.

Facebook si, Twitter no. Todas las representantes departamentales confesaron tener un perfil en la red social Facebook, y visitarla sin parar. “La súper usamos. Es la mejor herramienta para chusmear, y la que diga que no, miente”, dijo una de ellas.

Aunque algunas explicaron que lo usan con otros fines (“a mí me avisan cosas de la facultad por Facebook”, lanzó una), todas se hicieron eco de una frase que lanzó una soberana que pidió anonimato: “ojos que no ven, Facebook te lo cuenta”.

La reina Nacional confesó que todo el mundo le pide que se haga una cuenta de Twitter: “Me aseguran que tendría muchos seguidores”, explicó. “Les hago una promesa: llego al hotel, y me hago la cuenta. Igualmente no sé si lo actualizaré mucho, porque no tengo teléfonos con la posibilidad de tener Internet móvil”.

Daniel Rueda, asesor del gabinete de Cultura, fue rápido: “Yo te presto el Blackberry”, le dijo. “¡Gracias, te lo cuido!”, fue la divertida respuesta de María Flor.

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial