Cómo es la vida pública y privada de Oyarbide, el Juez más controvertido

Maneja los expedientes más explosivos. Su delicada relación con el kirchnerismo y la intimidad en el exclusivo spa Colmegna.

Otra vez, una decisión del juez federal Norberto Oyarbide descolocó a poderosos y prevenidos: dio un vuelco de 180 grados en la causa de la mafia de los medicamentos y puso a los sindicalistas en estado de alerta tras la detención y posterior liberación de Gerónimo "Momo" Venegas, tal como informó el diario PERFIL la semana pasada.

Esta semana, en tanto, la revista Noticias revela cómo la vida pública del magistrado -que acumula las causas más sensibles- se entrelaza con su espacio más íntimo. Es que todas las tardes, Oyarbide disfruta del exclusivo spa Colmegna, en pleno centro porteño, donde ya pagó los 6.000 dólares que le sale la "Anualidad VIP". Pero no sólo se relaja: desde allí también imparte justicia. Casi todas las tardes le acercan causas judiciales. Firma, llama a indagatoria, resuelve expedientes. Instaló en el sauna una sucursal de su despacho de Comodoro Py.

Entre las causas claves de Oyarbide, que en diciembre de 2009 selló el pacto con el kirchnerismo -casi el mismo que con los anteriores gobiernos de turno-, se encuentra la resonada causa por la llamada "mafia de los medicamentos", por la que metió preso al sindicalista bancario Juan José Zanola e imputó a Venegas. El alerta, ahora, es para el camionero Hugo Moyano y su familia, por lo que algunas especulaciones hacían hincapié en una posible ruptura con el kirchnerismo. "No, están equivocados", se rió un colega de Oyarbide en los tribunales de Comodoro Py, según informó PERFIL.

Derivada de esta causa, también investiga presuntos aportes irregulares en la campaña de Cristina Fernández en 2007, por la que Oyarbide procesó a su recaudador, el ex superintendente de Servicios de Salud Héctor Capaccioli. Pero no avanzó en la investigación por el incremento patrimonial del matrimonio Kirchner, y cerró la causa en medio de las polémicas por un pacto con ellos.

Sin embargo, al ex funcionario K Ricardo Jaime le trabó un embargo de 40 millones de pesos y lo procesó por recibir presuntas "dádivas" mientras cumplía funciones públicas; al tiempo que también procesó a dos ex funcionarios K por el caso Skanska, causa en la que fue citado a indagatoria para marzo el ex secretario de Energía, Daniel Cameron.

Otra de las causas más resonantes que maneja el magistrado, es la de las escuchas ilegales, en la que procesó al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, como presunto miembro de una asociación ilícita dedicada a espiar en forma ilegal. Y entre sus nuevas causas, pidió que le remitan los expedientes del contrabando de los 944 kilos de cocaína a España y del homicidio del gremialista Roberto Rodríguez.

Su vida privada en el spa. Como reveló Noticias, Oyarbide llega a Colmegna todos los días a las dos y media de la tarde, según sus compañeros de rutina. Se despoja del traje Christian Dior y se pone toalla blanca en la cintura, o bata, depende del día. De los habitués, es el primero en llegar. Pide una ensalada en un bar y toma algo sin alcohol: prefiere dejar el champagne para ya entrada la tarde.

Después del almuerzo, tres veces por semana, el juez se somete a rejuvenecedores baños de calor, masajes capilares y, por último, limpieza de cutis. Y después se toma sus dos horas de siesta diarias en un apartado VIP, insonorizado: es uno de los pocos que tiene su "rinconcito especial", ganado tras años y años de fidelidad. A las seis de la tarde empieza la ronda de champagne, y él confiesa que es fiel al "Chandon Extra Brut", del que cada botella cuesta 80 pesos. Y le gusta invitar a su núcleo íntimo. Es la hora en la que llega su pareja, un entrerriano -como él- que apenas pasa los 30 años.

Más información, en la última edición de la revista Noticias.
Opiniones (0)
15 de diciembre de 2017 | 23:12
1
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 23:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho