Deportes

Tras el final, se enfrentaron jugadores e hinchas de Argentino y Gutiérrez

Los futbolistas se afrontaron con golpes de todo tipo, provocado por una reacción de la gente del Boli en respuesta a una supuesta burla de Martín Castro, que no se guardó nada: "Lobardo es un mala leche y no puede jugar más".

Principio, nudo y final de terror. Pero no hay que confundirse, porque la trama no fue un film basado en las tétricas historias de Stephen King, sino un guión bizarro de los hinchas y jugadores de Argentino y Gutiérrez.

Antes de que salieran los jugadores a la cancha para iniciar el partido, la barra del Boli fue a buscar por la tribuna este con piedras y palos a los hinchas del Celeste, que respondían por lo misma vía. El choque no llegó a consumarse por la intervención de la policía que liberó su gas pimienta y algunas balas de goma para dispersar a la gente.

Pero eso fue solamente el comienzo de varios incidentes lamentables. Luego durante todo el partido, entre los hinchas se arrojaron innumerables de piedras y todo tipo de proyectiles, afectando incluso al segundo línea y a algunos jugadores. En un momento el árbitro debió parar el juego para advertirle al jefe del operativo.

Posteriormente mientras se jugaba el cotejo y los minutos se consumían, el nerviosismo dentro y fuera de la cancha se hacía sentir. Es que las incontables patadas, las tarjetas amarillas, los expulsados y la necesidad de ganar los “seis puntos” en juego, motivaba a que todo se caldeara como una olla a punto de hervir.

La actitud paupérrima de los futbolistas se observó en el final, cuando el juez dio por terminada las acciones y de inmediato el jugador Martín Castro de Gutiérrez fue al banco local para reprocharle a Mauricio Lobarbo por su fuerte infracción sobre Javier Castro y la reacción no se hizo esperar. Algunos mencionaron que se burló de la gente, pero nada justifica de lleno lo sucedido.

Ante la actitud del jugador visitante, los jugadores del Boli y del Celeste se trenzaron en golpes de puño, patadas y empujones en el mismo momento en que hinchas de los dos equipos se metían a la cancha para “atenderse”. Increíble.

La riña llegó al tal punto que los jugadores se arrojaban palos y hasta tablas de maderas. Claro que debió interceder la policía arrojando pimienta a los hinchas y jugadores para tratar de calmar la situación.

La calentura llegó hasta los vestuarios, donde algunos colaboradores de Argentino tuvieron fuertes entredichos con los futbolistas del Perro.

Sin dudas un hecho triste lo que ocurrió en la tarde de San José.

Martín Puppato: “La desesperación nos jugó en contra”

El entrenador de Atlético Argentino reconoció que el nerviosismo fue casi determinante para no generar peligro en el complemento: “Buscamos la forma de entrar, pero el hecho de tener dos jugadores más nos hizo poner ansiosos y la desesperación nos terminó jugando en contra porque no pudimos llegar ni una sola vez”.

Sobre el partido, el adiestrador opinó: “Salvo el penal, ellos no llegaron una sola vez, nosotros siempre buscamos y tratamos de jugar al fútbol, pero por el contexto y la dureza del partido no pudimos tener ese juego”. Luego agregó: “Ahora contra Murialdo debemos mantener la actitud y corregir cosas como la ansiedad”.

Fredy Funes: “Este punto vale el triple”

Por su parte el técnico de Gutiérrez confió que el empate costó como un triunfo: “Vale el triple porque esta es una cancha durísima, porque Argentino es un rival muy difícil que deja la vida y porque por suerte el de arriba se acordó de nosotros”.

La defensa del Celeste fue uno de los puntos altos del equipo y Funes lo destacó: “Nos acomodamos bien atrás desde que nos quedamos con ocho jugadores, tuvimos una marca escalonada y trabajamos muy bien la última línea de cuatro, eso fue muy importante por evitamos que Argentino llegue a nuestra área”.

Martín Castro: “Lobarbo es un mala lecha y no puede jugar más”

El capitán del Perro Gutierrino fue el eje de los disturbios finales entre los jugadores y no se restringió con sus declaraciones: “Este árbitro no puede dirigir más, no tiene personalidad para dirigir estos partidos, nos perjudicó muchísimo y se equivocó mucho, cómo puede ser que nos expulse a dos jugadores y a Mauricio Lobarbo no lo expulse cuando lo dejó a Javier (Castro) tirado en el piso con el tobillo quebrado”.

Ante la consulta sobre su acción en el término del partido, disparó: “Yo simplemente me le acerqué a Lobarbo para preguntarle porqué había ido tan duro contra Javier, porque es un mala leche, fue muy fuerte y lo quebró y encima después se hace el canchero en la cancha y habla de más, la verdad lo tienen que suspender y que no entre más a una chancha”.

Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 05:48
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 05:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'