"Sentirse parte de esto es genial"

Seis años después, Manu Ginóbili vuelve al Juego de las Estrellas de la NBA. Se siente contento y orgulloso de verse reconocido, pero también se siente reivindicado, como si finalmente ahora se estuviera haciendo justicia con su carrera en la liga. Ayer recorrió varias veces los pasillos del JW Marriott,

Seis años después, Manu Ginóbili vuelve al Juego de las Estrellas de la NBA. Se siente contento y orgulloso de verse reconocido, pero también se siente reivindicado, como si finalmente ahora se estuviera haciendo justicia con su carrera en la liga. Ayer al mediodía recorrió varias veces los larguísimos pasillos del hotel JW Marriott, en el centro de Los Angeles, frenando cada dos o tres pasos para sacarse fotos con los fans (muchos latinos, muchos no latinos) o para saludar a sus rivales o compañeros del partido de mañana. Había llegado a Los Angeles a las tres y media de la mañana desde Chicago, donde San Antonio Spurs había perdido su décimo partido de la temporada, y había dormido menos de cinco horas, porque temprano a la mañana participó de un evento benéfico de la NBA. Después se sentó durante casi una hora con periodistas de casi todo el mundo que le preguntaron, en castellano y en inglés, cómo se sentía de estar de regreso acá, en el club más exclusivo de la NBA, y cómo podía ser que San Antonio estuviera haciendo una temporada tan buena. Vestido con jeans azules y una camisa celeste y blanca a rayas, Manu les contestó a todos, en castellano y en inglés, y después volvió a recorrer los pasillos interminables del hotel. Ahí conversó con La Nacion.

-¿Vivís estos días con un poco de alivio, como algo que le hacía falta a tu carrera y que te merecías desde hace tiempo? 

-Un poco sí, porque después de años buenos y no tan buenos, de tantas pavadas que se dijeron, se siente realmente bien estar acá. Todavía no me lo creo del todo, esto de ser parte de este grupo de jugadores. Es un gran placer. Pero también es cierto que no estaría acá si San Antonio no tuviera el récord que tiene y no estuviéramos jugando como estamos jugando. Así que no es solamente un reconocimiento a mí mismo sino también a mis compañeros y a Pop [Gregg Popovich, el entrenador de San Antonio], porque sin ellos habría sido imposible.

-¿Te sorprendió la llegada del nombramiento? 

-Pensé que no volvería a ocurrir. Tengo casi 34 años, pasaron seis años desde la primera y única vez que estuve acá, así que tener esta oportunidad es genial. Sentirse parte de esto es genial. Sentirte tan reconocido por los técnicos, por tus pares... es enorme. Estoy muy feliz. Es un reconocimiento a todo, a nuestra temporada, a mi carrera, es muy especial.

-Hace uno o dos años, cuando arrastrabas lesiones que no te podías sacar de encima. ¿Tuviste miedo de no volver a tener este nivel? 

-No, nunca. Para mí, mi segunda mitad de la temporada pasada había sido muy buena, te diría que incluso mejor que esta de ahora. Sabía que cuando estuviera sano, y cuando agarrara la confianza y el ritmo que dan los partidos, las cosas iban a salir bien. Nunca estuve preocupado.

-Los analistas estadounidenses dicen que la gran diferencia para tu gran temporada fue haber descansado durante el receso y no haber ido al Mundial de Turquía. ¿Estás de acuerdo? 

-Eso dicen, pero yo no estoy tan seguro. A esta altura de la temporada me siento igual de cansado y golpeado que en años anteriores. Sí es cierto que en el arranque de la temporada probablemente nos ayudó. Todos veníamos descansados, habíamos hecho una buena pretemporada y tuvimos un buen arranque. Ahora, después de tantos partidos, es difícil de decir.

-¿Están sorprendidos ustedes con el 46-10 que llevan? 

-Sí. Nadie lo esperaba realmente. Sabíamos que íbamos a tener una temporada mejor que la del año pasado, porque necesitábamos tiempo para que los compañeros nuevos se sintieran más cómodos. Sabía que íbamos a mejorar, pero no tanto como para sacarle una diferencia de seis partidos al segundo. Igual ahora falta lo más difícil. Porque no queremos ser el mejor equipo de la primera mitad de la temporada. Primero queremos ser el mejor equipo de la temporada regular y después conseguir nuestro objetivo, que es salir campeones.

-¿Creés que tu rol en los Spurs de este año es más importante que en años anteriores? 

-En general se ha mantenido parecido. Lo que sí creo que cambió es que ahora tengo un rol más definido en los últimos minutos de los partidos. Antes había partidos en los que a veces le dábamos la pelota a Tony [Parker], a veces a mí, a veces a Tim [Duncan]. Ahora Pop confía mucho en mí para definir los partidos y mis compañeros lo aceptaron. Y eso se siente muy bien. A veces la voy a embocar, a veces no, pero sí creo que tengo ese rol y me parece que está muy bueno.

(fuente: www.lanacion.com.ar)
Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 12:59
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 12:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial