Deportes

Debut copero: ya no es más el Godoy Cruz de los milagros

El Tomba comenzó su participación en la Libertadores con un soberbio triunfo ante Liga de Quito 2 a 1. Que cosas pasaron desde el primer empate sin goles en La Bombonera en la era Llop hasta el presente de gloria que vive la institución.

En un momento sonaba lindo, daba gusto escuchar al país hablar del milagro futbolístico de Godoy Cruz, pero ya no. Lo del Expreso no es un hecho aislado, mucho menos un resultado azaroso es un proceso, una continuidad un camino que no tiene fondo.

Según el diccionario de la lengua española un milagro es un acto sobrenatural, un evento o cosa extraña. ¿Es sobrenatural que Godoy Cruz le gane a Boca, a River, a la Liga y al que sea?. A ¿Es extraño que un equipo se consolide en base a sacrificio y trabajo?

Detrás de eso a lo que algunos llaman milagro y otros más carentes de recurso moda se esconde un trabajo concienzudo ordenado y serio. Las formas pueden gustar o no pero indudablemente da resultados positivos.

Eso a lo que llamo proceso de trabajo está compuesto por técnicos que entienden el mensaje y cuando no lo comprenden más se van, sin importar si en su cuello cuelga la medalla mundialista.

Imposible hablar de milagro cuando Carlos Sánchez desborda y tira un centro fabuloso que hace un año no tiraba. No hay  nada extraño en el crecimiento notable de Nicolás Olmedo. Negativo lo sobrenatural cuando Torrico achica y nadie puede definirle.

No hay alegrías sin tristezas y no hay logros sin trabajo. No se trata de prender una vela y ponerse a rezar es cuestión de levantarse y entrenar, sentarse a dirigir un club y pensar.

No hay más milagros, no existen las modas de 17 años. Hay caminos que deben recorrerse sin pagar peaje, cosas por aprender e ideas por seguir aplicando para desembocar indefectiblemente a corto o largo plazo en el objetivo planteado.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 11:32
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 11:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes