Deportes

Nalbandian y otros tres argentinos buscan las semis de Buenos Aires

Los argentinos David Nalbandian, Juan Mónaco, José Acasuso y Juan Ignacio Chela se presentarán hoy por los cuartos de final del ATP porteño, en una jornada que se desarrollará desde las 14 en el Buenos Aires Lawn Tennis Club.

Nalbandian, tercer favorito, eliminó ayer a su compatriota Juan Pablo Brzezicki por 6-1 y 6-2 y hoy se medirá desde las 19.30 con el español Tommy Robredo, sexto preclasificado, quien derrotó a su compatriota Albert Ramos Viñolas por 6-3 y 7-5.

Por su parte, Mónaco, quinto cabeza de serie, viene de ganarle al también local Eduardo Schwank por 7-6 (7-5) y 6-2 y jugará desde las 21 contra el suizo Stanislas Wawrinka, segundo preclasificado, quien le ganó al rumano Victor Hanescu por 6-7 (2-7), 6-1 y 7-6 (7-4).

En tanto, Chela, octavo favorito, superó por los cuartos de final al marplatense Horacio Zeballos por 7-5 y 6-2 y se enfrentará desde las 14 con el español Albert Montañes, cuarto preclasificado, quien derrotó al italiano Fabio Fognini por 6-2, 4-6 y 6-4.

Por último José Acasuso avanzó a los cuartos de final al vencer por 6-7 (2-7), 7-5 y 6-1 al uruguayo Pablo Cuevas y hoy jugará a partir de las 16 con el español Nicolás Almagro, máximo favorito, quien derrotó al argentino Leonardo Mayer por 6-7 (3-7), 6-1 y 6-3.

De esta manera, en los cuartos de final estarán siete de los ocho preclasificados del torneo ya que el único que fue eliminado con anterioridad fue el ucraniano Alexandr Dolgopolov (7), quien perdió en la primera ronda con Acasuso.

En los partidos de ayer, Nalbandian le ganó a Brzezicki por un contundente 6-1 y 6-2, mientras que Acasuso eliminó a Cuevas por 6-7 (2-7), 7-5 y 6-1, luego de ir perdiendo por 5-3 en el segundo set.

Nalbandian arrancó con todo frente a Brzezicki y con dos quiebres consecutivos de saque, tomó una rápida ventaja de 4-0.

Como era de esperar, no hubo ninguna equivalencia entre Nalbandian, número 20 del ranking mundial, y Brzezicki, quien debió atravesar la clasificación para ingresar al cuadro principal y se ubica 196 en el mundo.

Por ese motivo, el partido se le hizo muy fácil al unquillense.

Pese a dominar el encuentro, Nalbandian cayó en un bache de irregularidad al promediar el segundo set, que le hizo perder por dos games consecutivos su saque.

Pero como le quebró tres veces a su rival, Nalbandian controló en todo momento la situación y se quedó con un cómodo triunfo.

Por su parte, Acasuso, quien había dado la gran sorpresa de la primera ronda al derrotar al séptimo favorito, el ucraniano Alexandr Dolgopolov, volvió a sorprender a todos ya que remontó una desventaja de 4-2 y 40-0 en el segundo set, que después se transformó en un 5-3 abajo para finalmente ganar el segundo parcial por 7-5 y el tercero por 6-1.

En un clásico partido de polvo de ladrillo, Acasuso, relegado al puesto 256 del ranking mundial, y Cuevas (64) intercambiaron en el comienzo largos peloteos desde el fondo de la cancha.

Ambos tenistas salieron a jugar con la misma estrategia: una actitud ofensiva cuando les tocó sacar y una más cautelosa cuando les tocó devolver.

La gran oportunidad para el argentino llegó en el séptimo cuando contó con tres chances de quebrar el saque del uruguayo pero no las pudo aprovechar, y así quedó 4-3 abajo.

En el décimo juego el que tuvo la gran chance de quedarse con el game y el set fue Cuevas, quien desperdició dos sets points cuando el argentino sacó 4-5.

Y en una clara muestra de que en el tenis hay momentos que uno tiene que saber aprovechar, Acasuso pasó de estar casi set abajo a ponerse 6-5 arriba tras quebrar el saque de Cuevas sin perder ningún punto.

Pero el uruguayo pudo recuperarse a tiempo para quebrarle el saque al tenista local y forzar el tie break, que luego se adjudicó con claridad.

La pérdida del primer set fue un golpe demasiado duro para el misionero que en el inicio del segundo parcial cedió su saque.

Cuevas no desaprovechó la ocasión, mantuvo el suyo y se colocó adelante 2-0.

Tras quebrarle el saque a Cuevas en el undécimo juego del primer set, Acasuso estuvo tres games sin ganarle ningún punto a su rival cuando a éste le tocaba sacar.

Eso le permitió al tenista uruguayo jugar con mucha tranquilidad porque sabía que su saque lo ganaba con facilidad y entonces se tenía que focalizar en quebrar el de Acasuso.

Y casi lo consigue en el séptimo juego cuando increíblemente dejó pasar tres oportunidades consecutivas de quebrarle en el momento en que el argentino sacó 2-4 y 0-40.

No obstante, el uruguayo siguió dominando y tomó una ventaja de 5-3 pero ahí comenzó a dudar y la responsabilidad lo superó.

Acasuso consiguió el quiebre justo, se puso 5-5 y se mantuvo con vida en el partido.

Al tiempo que Cuevas no se pudo recuperar de la situación perdida, el argentino recobró fuerzas y con otro quiebre forzó un tercer set, cuando ya parecía agotado físicamente.

Ganar el segundo set lo fue todo para Acasuso, quien resurgió tenística y físicamente para tomar impulso en el tercer parcial y así aprovecharse de un Cuevas que comenzó a errar pelotas que antes metía con claridad.

El argentino fue superior en el inicio y lo rubricó en el cuarto juego cuando consiguió un quiebre fundamental para adelantarse 3-1, algo que repitió en el sexto juego para colocarse 5-1.

Cuevas, extenuado físicamente, ya no oponía ninguna resistencia y así el argentino cerró el partido en el siguiente punto para alegría de las 200 personas presentes en el estadio, que al igual que los jugadores, soportaron una temperatura agobiante que rondó los 36 grados.
Opiniones (0)
25 de noviembre de 2017 | 02:32
1
ERROR
25 de noviembre de 2017 | 02:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia