Crujientes de pollo con dip de palta

Tanto grandes como chicos los van a adorar. Son fáciles de hacer y se cocinan rápido. Suaves por dentro y crocantes por fuera, son ideales para un copetín o para servir como entrada. Podés hacerlos con palitos de brochette y acompañarlos con hojas verdes y diferentes salsas. Aquí te proponemos una irresistible crema de palta.

Por Revista Clubhouse

Bastoncitos crujientes de pollo con dip de palta - Rendimiento: 16 palitos (4 porciones aprox.)

Ingredientes:

•
300 g de pechuga de pollo
• 1 cucharadita de jengibre rallado
• 1 cucharada de perejil o cilantro picado
• sal y pimienta
• c/n de aceite para freír
• 2 huevos
• 1 taza de pan rallado
                                                     • ½ taza de queso tipo parmesano rallado
                                                     • ¼ taza de almendras picadas bien chiquitas
                                                     • c/n de harina

                                                     Para el dip de palta:

                                                     • 
2 paltas maduras
                                                     • 1 cucharadita de ralladura de limón
                                                     • 3 cucharadas de jugo de limón
                                                     • 2 cucharadas de salsa de soja
                                                     • sal y pimienta

Elaboración:

Para los palitos, se procesa la carne de pollo junto con el jengibre, el perejil, sal y pimienta hasta formar una pasta. Se lleva la preparación a la heladera, tapada con papel film y se deja reposar durante 15 minutos. Esto le va a otorgar una mayor consistencia y nos va a permitir formar los palitos con mayor facilidad.



Pasado el tiempo de reposo, se retira la preparación de la heladera, se toman los palitos de brochette, y con las manos un poco enharinadas, se forman bolitas ovaladas en la punta de los palitos de unos 4cm de largo por 2 cm de diámetro (aproximadamente, por supuesto).

Aparte, se baten los huevos, se salpimentan y se colocan en un plato. En otro plato, se mezclan el pan rallado con el queso y las almendras picadas. Se toma cada palito de brochette, y se pasan las bolitas, primero por el huevo, y luego por la mezcla de pan rallado y queso (como si hicieras una milanesa). Y, si sos un gordito de alma como yo, podés repetir esta operación una vez más. De esta forma, te va a quedar una capa crocante más gruesa.



Para freír estos palitos, vamos a utilizar una técnica, no muy utilizada en los hogares por algunos prejuicios, llamada “fritura profunda”. A pesar de lo sofisticado del término, es una técnica muy sencilla. Consiste en freír un producto en abundante cantidad de aceite y a alta temperatura. De esta manera, apenas el producto entra en contacto con el aceite (en este caso los palitos, pero puede ser una milanesa, empanadas o lo que se te ocurra freír), se dora, cocinándose rápido y absorbiendo una cantidad mínima de materia grasa. ¿Qué tal?


Sólo tenés que tener en cuenta algunos detalles. Que no se queme el aceite (te das cuenta si se quemó porque empieza a humear). También saber que si colás el aceite después de freír (cuando se enfría) y lo guardás en un frasco cerrado, lo podés reutilizar para frituras hasta tres o cuatro veces más sin problema. De esa manera, cuidás también tu economía. Esta técnica es muy utilizada por los chinos, así que a la hora de freír, aplicala y después me contás como te fue.

Ahora sí, se fríen las pelotitas en aceite abundante y bien caliente, dejando los palitos afuera. Una vez dorados, se pasan por papel absorbente para retirar el exceso de aceite y se reservan hasta el momento de servir.


Para el dip de palta, se pasan todos los ingredientes por el mixer, licuadora, o pisapapa (lo que tengas a mano), hasta obtener una crema lisa y homogénea. Se condimenta con sal y pimienta y se sirve en un recipiente profundo, junto con los palitos para que los invitados se sirvan a gusto. Son ideales para un copetín, o para servir como entrada acompañados por unas hojas verdes. ¡Éxitos!

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -o - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Por Sandra Calvete
Coodinadora Académica, Escuela Argentina de Sommeliers

Maridaje

 

Esta receta nos proporciona texturas, algunas untuosas, otras crocantes, y una combinación de sabores que, para compartir en la mesa con una bebida vamos a tener que esmerarnos. Existen paladares para una diversidad de gustos, y por eso, hoy les voy a proponer dos bebidas en contraposición.


Para los amantes del vino, pueden optar por uno blanco con una acidez notoria, proporcionadas principalmente por la fruta, sin demasiada estructura, ya que el plato es bastante complejo, podemos pensar en un Chardonnay,  pero …  ¿por qué no atrevernos a  probar con otros varietales, como un Viogner ó un Pinot Gris? En este juego sensorial todo es válido.

La otra opción que ofrezco es, la más atrevida, y por eso elegí  una cerveza. Sí, una espumosa y malteada cerveza negra, con características importantes, sabores totalmente opuestos al vino, con aromas a café, lúpulo, malta y para los que estamos más entrenados (hemos bebido y practicado el análisis sensorial con más frecuencia), encontramos manzana, banana, frutas secas, que para este plato con reminiscencia oriental queda fantástico.

Existen variedades de cervezas en el mercado, entre la cuales podemos escoger: las Stout, las Porter o las artesanales que tienen características distintivas a las elaboradas en las grandes cervecerías o también llamadas industriales, éstas aportan sabores más marcados, van muy bien con este plato. Las hay también rojas, que por su toque de acidez, maridan en forma increíble.

Te invito una vez más a que elijas, pruebes, intentes y sigas practicando a jugar con tus sentidos y tu paladar gourmet.

 

Opiniones (1)
18 de diciembre de 2017 | 06:17
2
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 06:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Para qué es la c/n de harina?
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho