Tres jóvenes chilenas murieron en un accidente en San Luis y su padre está en shock

El consul chileno en Mendoza no cree en la versión del exceso de velocidad. El representante expresó que es poco viable además la versión, pues Mozó al momento del viaje era acompañado por varias otras familias chilenas que conducían cerca de él.

El cónsul de Chile en Mendoza, Eduardo Bonilla, dijo estar "muy impactado y triste" por el accidente que protagonizó ayer una familia chilena en la provincia de San Luis, tras el cual fallecieron las tres hijas mayores del matrimonio Mozó Doren.

El diplomático detalló dijo al portal chileno Emol que no ha podido tomar contacto directo con Álvaro Mozó Ballacey, quien conducía el vehículo que chocó por alcance con un camión, pero que un delegado del consulado lo ha estado acompañando durante todo el día.

"Me comentaron que se encuentra aún en estado de shock y que ya sabe lo que ocurrió con su familia. No ha hablado nada durante la mañana y es comprensible por el impacto que todo esto ha provocado", dijo Bonilla.  

El representante de la Cancillería del vecino país fue a buscar esta mañana a un grupo de 14 familiares del matrimonio que llegaron a nuestra provincia para brindar apoyo tanto a Álvaro Mozó como a su esposa Bernardita Doren, quien permanece hospitalizada en estado crítico.

La familia con las tres chicas fallecidas.

Tras el accidente murieron las tres hijas mayores del matrimonio Mozó Doren: Bernardita (20), María Catalina (18) y María Magdalena (16). En tanto Álvaro, el hijo menor resultó ileso y se encuentra al cuidado de una de las familias que los acompañaban en el viaje.

Bonilla aseguró además que el consulado prestará todo el apoyo que los familiares necesiten tanto en labores administrativas como el respaldo sicológico a los sobrevivientes.

Versiones policiales

El diplomático dijo no creer en las versiones preliminares de la policía que señalan que Mozó Ballacey iba a 200 kilómetros por hora en la carretera cuando perdió el control del vehículo, presuntamente luego de quedarse dormido al volante.

"Yo le puedo asegurar que no iba a exceso de velocidad y encuentro muy difícil que se haya quedado dormido porque ellos habían descansado en una localidad para luego seguir su viaje ayer y el accidente fue como a las 10 y media de la mañana de este miércoles. Hubiera sido diferente si no hubieran parado a dormir o hubiera manejado 20 horas seguidas", sostuvo Bonilla.

El representante expresó que es poco viable además la versión del exceso de velocidad, pues Mozó al momento del viaje era acompañado por varias otras familias chilenas que conducían cerca de él.

Para Bonilla el origen del accidente podría esta en la lentitud con la que algunos camiones transitan en esa ruta que es de alta velocidad.

"Es una carretera muy traicionera, es una autopista bastante recta, pero uno se puede encontrar con camiones que van  muy despacio, a 60 kilómetros por hora lo que no debiera estar permitido, ya que no es la primera vez que ocurre un choque por alcance con consecuencias como ésta", aseguró Bonilla.

Fuente: Emol

Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 00:25
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 00:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial