Chela y Mónaco se impusieron a Zeballos y Schwank

Juan Ignacio Chela y Juan Mónaco vencieron en los duelos de argentinos que tuvo la jornada de los octavos de final del ATP de Buenos Aires y se convirtieron en los primeros representantes nacionales en avanzar hacia los cuartos de final del torneo porteño, que reparte 478.900 dólares.

Juan Ignacio Chela y Juan Mónaco vencieron en los duelos de argentinos que tuvo la jornada de los octavos de final del ATP de Buenos Aires y se convirtieron en los primeros representantes nacionales en avanzar hacia los cuartos de final del torneo porteño, que reparte premios por 478.900 dólares.

Chela fue el primero en conseguir la clasificación tras vencer por 7-5 y 6-2 a su compatriota Horacio Zeballos. El Flaco, 35° en el ranking, consumó su victoria sobre el marplatense (97°) en una hora y 25 minutos, y jugará el viernes ante el español Albert Montañes (25), quien previamente se impuso por 6-2, 4-6 y 6-4 frente al italiano Fabio Fognini (55).

El Flaco mejoró ampliamente el rendimiento mostrado en su debut ante el portugués Rui Machado (85) y finalizó la jornada con la sonrisa y el aplauso de las 800 personas que se acercaron hasta el Buenos Aires Lawn Tennis. Chela, ganador de seis ATP en su carrera (dos de ellos el año pasado, en Bucarest y Houston), impuso su mayor velocidad de pelota y utilizó muy bien su derecha para dominar a Zeballos, quien jugó por debajo del nivel que había mostrado en la ronda inicial, cuando venció al español Pablo Andújar (67).

Si bien el primer set fue parejo y cada uno mantenía su saque, Chela aceleró con el partido igualado en cinco y quebró el servicio del marplatense, con muy buenas devoluciones que le permitieron adelantarse 6-5 y luego definirlo por 7-5.  El Flaco, quien ya había vencido a Zeballos el año pasado en Houston, en el único cruce previo, jugó con decisión el set siguiente y logró un quiebre rápido que le permitió pasar al frente 1-0 y después conservó la ventaja con su servicio, bien prendido en el partido y sin verse comprometido jamás.

"Estoy feliz, quería jugar bien y ganar en Buenos Aires porque es un torneo especial. Son pocas las veces que tengo a mi familia y amigos en la tribuna y el triunfo es para ellos", subrayó el tenista de Ciudad Evita. "El partido fue duro en el primer set, hacía mucho calor y Horacio es un jugador peligroso si lo dejás entrar en ritmo. Una vez que saqué la ventaja jugué más tranquilo y mejoré lo que había hecho en la ronda anterior", agregó, autocrítico.

 

 

 

Su próximo rival será Montañes, a quien venció en tres ocasiones, Acapulco 2004 y Bucarest 2010, más el Challenger polaco de Szczecin 2001, y perdió en Stuttgart el año pasado. "Albert es un amigo que hice en el circuito, será un partido muy parejo porque nos conocemos muchísimo de habernos enfrentado y entrenar juntos. Quiero ir paso a paso, sin apurarme, ni se me pasa por la cabeza lo que sería jugar la final acá", concluyó.

 

 

El otro argentino que logró imponerse y avanzar a cuartos fue Juan Mónaco, quien se impuso ya en la medianoche sobre Eduardo Schwank por 7-6 y 6-2. “Lo importante es que sin jugar mi mejor tenis pude sacar este partido. Estoy contento porque tengo margen para mejorar”, dijo Pico tras el partido, en diálogo con TyC Sports.

 

Su próximo rival será el suizo Stanislas Wawrinka, quien venció en un duelo muy peleado al rumano Victor Hanescu, integrante del equipo que enfrentará a la Argentina en la primera ronda de la Copa Davis 2011. La victoria quedó para Wawrinka por 6-7 (2), 6-1 y 7-6 (4) en casi tres horas de partido.  “Es uno de los rivales más duros del torneo, favorito, pero ojalá siga mejorando. Estoy en Buenos Aires y el apoyo de la gente y mis ganas de ganar espero que me ayuden a dar lo mejor y ganar el partido”, cerró el tandilense.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 15:56
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 15:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes