Grammy 2011: Veinte looks que dieron que hablar en la "red carpet"

Los premios más importantes de la música a nivel mundial tienen la fama de poseer la alfombra roja más loca y excéntrica. MDZ Sociales te deja su opinión, pero no te pierdas la posibilidad de dejar tu opinión y votar por el mejor y peor look. ¿El plus? Los famosos y sus encuentros tras bambalinas.

Algunas de los famosas que aparecen en esta lista han esperado todo un año para dar rienda suelta a la locura y vestirse de una manera creativa, diferente, peculiar. Es que los premios Grammy son los únicos que permiten “desubicarse” en materia de vestuario. Aquí el castigo por el descalabro fashionista no es la calificación de mal vestido, sin gusto o ridículo, sino la de insólito, alternativo o hasta divertido. 

Sin embargo, MDZ Sociales agudizó una vez más su ojo crítico y se animó a calificar bajo su particular punto de vista a las veinte famosas más fotografiadas de la alfombra roja.

¡No te olvides de votar en las dos encuestas al final de la nota!

(+) Kim Kardashian. "Me siento como un trofeo de bronce en este momento", dijo al posar. Su vestido, de Kaufmanfranco, fue combinado con joyas de Lorraine Schwartz. Exquisit.

(-) Katy Perry. Asistió junto a su abuela de 90 años, y fue vestida por Armani. “El vestido me deslumbró”, dijo. ¿El accesorio? Unas alas de ángel que rayaban en la ridiculez. Disguised.

(+) Selena Gómez. Ella es una de las sensaciones teen, y la BFF (“best friend forever” – “mejor amiga para siempre”) de Justin Bieber. Eligió un vestido dorado de J. Mendel porque “con él yo misma me siento un premio”. Divine.

(-) Rihanna. La cantante pecó de sexy y llegó enfundada en un vestido de volados y transparencias de Jean Paul Gaultier. "Es uno de mis diseñadores favoritos. Literalmente, casi arranqué el vestido de la pasarela”, comentó. Muchas curvas, pero poca elegancia. Slutty.

(+ o -) Ciara. En la alfombra roja comentó que en sólo tres horas se preparó para la premiación. Eligió un vestido de la colección primavera-verano de Emilio Pucci, que realmente, solo ella con ese cuerpo y altura podía usar. Borderline.

(-) Eva Longoria. La actriz de “Amas de casa desesperadas” lució aseñorada con un top negro by Ashi Studio –casi de modista de barrio- y una falda abombada de Brian Atwood, combinados con unos “aros candelabro”. Outdated.

(+) Jennifer López. El mini-vestido color plata de Emilio Pucci junto a las joyas de Cartier y el sobre de cristales Swarovski la convirtieron en una brillante visión. ¿El toque final? Stillettos infartantes. Dangerously hot.

(-) Nicki Minaj. "Este equipo es una obra maestra de Givenchy", dijo. “Aquí hay ferocidad, fábula, voluptuosidad, salvajismo, moda, pasarela, glamour y locura”, resumió. Ya lo creo… ¡Es cualquier cosa! Outrageous.

(+) Nicole Kidman. El delicado diseño strapless de Jean Paul Gaultier se ajustaba perfectamente a su figura y combinaba preciosamente con su tono de cabello. Matchy.    

(-) Florence Welch. La cantante de “Florence + the Machine” asegura que ama la alta costura, y por eso eligió un vestido con motivos de cisne de Givenchy. Creepy.

(+ o -) Heidi Klum. Parecía una estatua de oro. Su cuerpo casi irreal, su cara perfecta, su altura maravillosa y su elegancia postural hacen que algunos detalles, como el voladito bajo los hombros, sean perdonados. Vision.

(+) Lea Michele. La actriz de Glee ratoneó con el espectacular tajo del vestido de Emilio Pucci que eligió. ¿Un detalle de lujo? El toque de color en su puño de la mano de la diseñadora Lorraine Schwartz, con un brazalete decorado con 200 quilates de diamantes negros, zafiros, rubíes y esmeraldas.  Classy.

(-) Miley Cirus. Eligió un vestido animal print de Roberto Cavalli demasiado encorsetado. El look se arruinó aún más debido a los accesorios: ordinarios y pesados. Vulgar.

 (+ o -) Jennifer Hudson. Mostró su nueva figura –para algunos, se le fue la mano con la dieta- en un vestido asimétrico de Versace. Lo combinó con sandalias de Louboutin. ¿Anorexic?

(+) Julianne Hough. Con un atuendo de vivos tonos de Malandrino, un sobre de Jimmy Choo y joyas Bochic, la bailarina profesional deslumbró a todos. “¡Literalmente, este vestido fue cosido en mí!”, comentó. Entrancing.

(-) Janelle Monae. La cantante llegó con un look andrógino, usando un esmoquin de chaqueta brillante by Ralph Lauren. ¿El toque desatinado? El cuello antiguo con cinta bebé negra. Weird.

(+) Dianna Agron. La estrella de Glee escogió dar descanso a sus looks coloridos y juveniles, y se puso un elegante strapless de Vivienne Westwood. Dark side

(-) Amber Riley. Otra de las “chicas Glee”. “¡Sé que hablarán de mi atuendo mañana!”, comentó. Se puso un vestido pintado a mano de Ema Savahl. ¿El detalle bizarro? Un collar que se une al hombro. Crackpot.

(+ o -) Miranda Lambert. La estrella de música country usó un vestido de George Chakra de un solo hombro súper pegado al cuerpo. Fue uno de los más aclamados por la prensa estadounidense –aunque no es del otro mundo-. El recogido en el pelo, muy señorial para los Grammys. Demasiado brillo. Shiny.


(-) Jenna Ushkowitz. Una más de las actrices de la popular serie Glee, que parecía estar envuelta para regalo en una serie de ruedas de tul. Eso sí: la enagüita abajo. ¡Tenía moño y todo! Dummy.
 

 
En Imágenes
Incidentes en la movilización de la CGT.
23 de Agosto de 2017
Incidentes en la movilización de la CGT.