Deportes

Riquelme, un regreso con luces y sombras

El volante de Boca volvió a ser titular y mostró toda su clase, aunque no logró asociarse con Walter Erviti y mermó su rendimiento físico en el segundo tiempo; no jugaba desde el 16 de noviembre, cuando salió lesionado en el superclásico

Tardó sólo 3 minutos en darle la pelota a Walter Erviti. Contratado para secundarlo en la creación, todo hacía indicar que la relación futbolística entre el ex Banfield y Juan Román Riquelme iba a mostrarse en plenitud en el regreso del crack xeneize a la titularidad, pero ese contacto fue uno de los pocos que se pudieron contar a lo largo de la dolorosa derrota de Boca ante Godoy Cruz por 4 a 1. El otro, con cierta complicidad de Clemente Rodríguez, fue en la asistencia en el gol de Erviti, a los 9 del segundo tiempo.

Con la clase y el toque que lo caracteriza, Riquelme volvió a pisar oficialmente el campo de juego tras salir lesionado de la derrota superclásica (1-0, en el Monumental, con gol de Maidana para River) del año pasado. Fue el 16 de noviembre de 2010, cuando sus gestos de dolor pudieron más que sus buenas intenciones.

Encargado de las pelotas paradas, salvo en la segunda mitad, cuando Pablo Mouche ejecutó los tiros de esquina, Riquelme mostró su repertorio de mitad de cancha hacia adelante: tacos, pisadas y precisión a la hora de habilitar a sus compañeros, con Clemente Rodríguez como el socio ideal para sus incursiones por la izquierda.

De cara al arco, Román tuvo la oportunidad de anotar a los 27 del primer tiempo, tras un centro de Mouche que dejó pasar Martín Palermo. Con la red de frente, Riquelme falló sorpresivamente. Dos minutos después, la pisó en el área de Godoy Cruz y su disparo pasó cerca. Pero tenía una más: a los 41, un disparo suyo pegó en el palo derecho del arco defendido por Sebastián Torrico.

En el segundo tiempo, al dueño de la pelota le pasó factura su falta de ritmo. Con la excepción de la asistencia en el gol de Boca, su físico no estuvo a la par de un nivel futbolístico que se mantiene intacto, aunque el equipo no
Opiniones (3)
16 de diciembre de 2017 | 12:11
4
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 12:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. A Riquelme ya le está quedando grande Boca. Se cree que es el salvador, y jugando solo 10 minutos por partido ya ha cumplido. Ya hay que darlo de baja, por el bien de "Boquita"
    3
  2. a Moria Casan!!! ya esta viejo, no sirve para nada excepto hablar pavadas para captar los microfonos... ¿porque no lo compra Rial para que se panelista?
    2
  3. MUCHAS SOMBRAS Y LA ÚNICA LUZ QUE LE FUNCIONA ES LA DE LA PUERTA DE LA HELADERA !!!! LEEEENTO MUY LEENTO EL CAPITÁN FRÍO!!!
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho