Narváez ganó con la clase de los campeones

La tarde se presentó tormentosa en Monte Hermoso, y la noche de boxeo también tuvo su tempestad arriba del ring allí porque Omar Narváez fue un verdadero Huracán para defender por primera vez su título mundial súpermosca de la Organización Mundial de Boxeo. El  campeón no tuvo problemas para vencer por puntos y en fallo unánime al mexicano Víctor Zaleta.

La tarde había encontrado a Monte Hermoso y sus poco más 6 mil habitantes, con una tormenta que había anegado las calles cercanas al Polideportivo Municipal. La noche de boxeo también tuvo su tempestad arriba del ring allí porque Omar Narváez fue un verdadero Huracán para defender por primera vez su título mundial súpermosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). Y así el chubutense no tuvo problemas para vencer por puntos y en fallo unánime al mexicano Víctor Zaleta.


Con 35 años y reinando también en la categoría mosca desde 2002, Narváez no sufrió demasiado e impuso toda su técnica y experiencia a lo largo de la noche. Una noche en la que recibió el apoyo de los más de dos mil espectadores que desbordaron el estadio y que lo alentaron con el tradicional "Huracán, Huracán" y el clásico "Argentina, Argentina" y "dale campeón, dale campeón" que ya es un himno en los oídos del zurdo dueño de dos coronas. Y el "óle, óle", también en la parte final de la pelea, cuando Zaleta ya no sabía que hacer para cambiar la historia.


El quinto y sexto round fueron los mejores del argentino hasta la mitad del combate. O, en todo caso, los más claros. Incluso sacó de las casillas al mexicano al que le descontaron un punto por un golpe bajo. Todas las variantes estaban del lado de Narváez, que le tiró la chapa de sus 18 combates anteriores por título mundial.


Los últimos rounds fueron de floreo para el campeón mundial. Una exhibición de calidad y de destreza técnica. A Zaleta, en tanto, le quedaba en sus puños un golpe salvador que, al fin y al cabo, nunca llegó, que nunca salió porque terminó confundido con la clase que había recibido enfrente en casi todos los asaltos.


Con la campanada final se desató el delirio del público que asistía ya de pie a la pelea perfecta del argentino. Y que, como era lógico, las refrendaron los jueces en sus tarjetas: dos lo dieron ganador por 120 a 107 y la restante, 119-108.
"Parece fácil desde abajo pero arriba no lo es. Mi rival quiso ensuciar la pelea pero la experiencia que tengo se nota. Mi boxeo siempre es de menos a más. Por eso los últimos tres rounds fueron mejores que los primeros. Gracias a Dios salió todo bien y estoy muy contento", dijo Narváez al finalizar la pelea en referencia a lo que había sucedido instantes atrás. Luego agregó sobre el mexicano "se ganó bien el dinero y como todo mexicano quiso morir de pie".


Por eso el público disfrutó ayer como lo hace con su equipo de basquetbol disputando la elite de la Liga Nacional y su equipo femenino de hockey sobre césped en ascenso. Este año Monte Hermoso también se le animó al boxeo y en enero ya tuvo un aperitivo con la pelea entre Yesica Bopp y la estadounidense Carina Moreno, en la que la argentina revalidó su condición de campeona minimosca de la Asociación Mundial de Boxeo y de la OMB.


Pero la gran apuesta deportiva era la de anoche, con la presencia de Omar Narváez, nada menos que el campeón argentino más ganador de la historia. Por eso se entiende cuando el intendente Alejandro Dichiara, impulsor de varios de esos emprendimientos, habló de "una noche histórica para Monte Hermoso". "Siempre me pone muy contento pelear en el interior del país y recibir todo el apoyo de la gente", le había dicho Narváez a Clarín. Y cumplió.

(fuente: www.clarin.com)
Opiniones (0)
17 de octubre de 2017 | 14:48
1
ERROR
17 de octubre de 2017 | 14:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes