Mendoza es la provincia que menos recaudación tiene

Con un crecimiento en los recursos de origen propio de sólo el 24,5% en el acumulado del 2010, la provincia se ubica última en un ranking nacional que tiene a Tierra del Fuego al tope de la lista con un aumento del 82,8%. La performance recaudadora local se ubica casi 10 puntos por debajo de la nacional y se concentra en un 76% en impuestos ligados al consumo

Lo que se venía anunciando en los últimos meses de 2010 se terminó de confirmar: Mendoza terminó el año en el último lugar de un ranking nacional sobre crecimiento en la recaudación de impuestos provinciales. El dato no es menor, teniendo en cuenta que sigue abierta la discusión en la Legislatura sobre qué hacer con los impuestos, incluidos en la Ley Impositiva 2011, si mantener los beneficios o no de la tasa cero para ciertos sectores económicos y cuál será el Presupuesto del Estado para el año que viene.

Mendoza cerró el 2010 con un crecimiento en la recaudación provincial (los impuestos que cobra) del 24,5%. En dinero, la provincia pasó de recaudar $1.720,8 millones en 2009 a $2.142,9 millones, lo que marca un crecimiento total de $422,1 millones.
Esta es la peor marca registrada en un ranking elaborado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal elaborado en base a datos de los Ministerios de Hacienda de cada provincia y los que remiten al Ministerio de Economía de la Nación.



En el grupo de jurisdicciones para el que se cuenta con información: Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires, Catamarca, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Mendoza, Neuquén, Río Negro, San Juan, San Luis, Santa Fe, Tierra del Fuego y Tucumán; la recaudación tributaria del 2010 ascendió a los $63.498 millones, superando en $14.690 millones a lo recaudado por este grupo en 2009. En términos porcentuales, el incremento fue de un 30,1% interanual.

Esto implica que, además de ubicarse última, la performance recaudadora de Mendoza se instala 5,6 puntos porcentuales por debajo de la media de crecimiento de la recaudación del total de las provincias relevadas (30,1%), casi 10 puntos por debajo de lo que aumentó el cobro de impuestos nacionales (34,4%) y a años luz del crecimiento experimentado por Tierra del Fuego (+82,8%), Santa Fe (+47,3%) o San Luis (+41,8%).

“La recuperación de la actividad económica, junto con el crecimiento en el nivel general de precios y la suba de alícuotas y montos fijos llevada a cabo por gran parte de las administraciones provinciales durante 2010 permitieron incrementar los niveles recaudados”, explican desde el Iaraf.

Por tributo
El atraso de Mendoza en el ranking nacional se explica por los malos resultados comparativos obtenidos en cada uno de los impuestos analizados.



Ingresos Brutos, el principal impuestos dentro del total recaudado, creció 25% entre 2009 ($1.117 millones) y 2010 ($1.397 millones); esto es 5,9 puntos porcentuales menos que la media nacional. En Sellos, el otro tributo ligado a la actividad económica y al consumo, creció en la provincia 37,5% (pasó de $167,2 a $229,9 millones entre 2009 y 2010), un porcentaje menor al 50% que creció el promedio de las provincias.
En estos dos casos impacta el hecho de que en varias jurisdicciones federales se aumentó la alícuota de Ingresos Brutos y Sellos y en Mendoza no, por lo que la recaudación creció más en unas provincias que en otras.



Con los impuestos patrimoniales le fue peor a Mendoza. Es que mientras la recaudación provincial de Inmobiliario creció 7,9% (de $130,8 a $141,2 millones entre 2009 y 2010), en el promedio de las administraciones provinciales aumentó 23,3%. Aquí sí, el atraso de Mendoza es mayor en relación a la media de las provincias porque en el 2010 se aumentó el avalúo fiscal de las propiedades en un 20% promedio. Suba que no se vio reflejada en el cobro de este impuestos.



Con el Automotor pasó algo similar. Mientras en Mendoza el valor de las unidades subió por la inflación y las ventas de vehículos crecieron más del 30% anual y las motos por encima del 40%, la recaudación local de este impuesto creció entre 2009 ($153,6 millones) y 2010 ($175 millones) un 13,8%, mientras el promedio de las provincias aumentó un 19,5%.
 
Dependencia y debate

Los malos resultados obtenidos por Mendoza en materia de recaudación están generando dos problemas al tiempo que se sigue alimentando un debate sobre qué hacer con los impuestos, cómo cobrar y a quién cobrarle más.

Que la recaudación propia de Mendoza crezca tan poco eleva la dependencia de la provincia con la Nación, donde el cobro de impuestos subió 34,4% y las transferencias automáticas (impulsadas por el reparto de parte de las retenciones a la soja) a las provincias crecieron en todo el 2010 un 38,4%, indica el Iaraf.

El comportamiento de la recaudación de Mendoza durante el 2010 muestra, también, una creciente dependencia de impuestos como Ingresos Brutos y Sellos, que gravan al consumo y van a tono con la actividad económica, mientras van perdiendo terreno los tributos ligados a la riqueza, como Inmobiliario y Automotor, donde pagan más quienes más tienen. En Mendoza el 76% de los recursos propios vienen de Ingresos Brutos y Sellos, esto además de ser injusto (no pagan más quienes más tienen sino todos por igual, sean pobres o millonarios) indica que la gran mayoría del financiamiento propio del Estado está vinculado directamente al ciclo económico que es variable.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 11:13
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 11:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial