Cancillería habló del avión norteamericano 

Luego de dos días de silencio, la Cancillería envió un comunicado para informar sobre el avión de EE.UU. con un cargamento de armas demorado desde el jueves pasado en el aeropuerto de Ezeiza. Según el informe, tras un procedimiento realizado por la Aduana y la PSA se detectó que había una diferencia entre el material recibido y el manifiesto entregado a las autoridades locales

Luego de dos días de silencio, la Cancillería envió un comunicado para informar sobre el avión de EE.UU. con un cargamento de armas demorado desde el jueves pasado en el aeropuerto de Ezeiza.

Según el informe, tras un procedimiento realizado por la Aduana y la PSA se detectó que había una diferencia entre el material recibido y el manifiesto entregado a las autoridades locales.

"Como resultado de dicha verificación debieron ser incautados cerca de mil pies cúbicos de material que no figuraba en el listado oficial entregado por la Embajada a la Cancillería", indicaron desde Cancillería.

"Con el material incautado por Aduana y PSA se realizó un inventario que fue firmado por las autoridades presentes de ambos países y quedando a disposición de las autoridades competentes en la materia", añade el informe.

En tanto, "el resto de la carga fue liberado y retirado por las autoridades diplomáticas de Estados Unidos y trasladado a un depósito de su elección".

Según la Cancillería, en agosto pasado debió ser cancelado otro curso de seguridad "cuando un avión de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos se vio imposibilitado de descargar el material "sensitivo" ya que no coincidía con el manifiesto entregado a las autoridades locales".

Curso de seguridad. El cargamento del avión militar C-17 Globemaster III, matrícula 77187, dice la Cancillería, está destinado a un curso sobre seguridad.

Si bien el informe no especifica qué tipo de material venía en ese cargamento ni qué fuerza lo utilizaría, LA NACION pudo averiguar que se trata de armamento para realizar prácticas de entrenamiento con la Policía Federal, financiadas por Washington.

En diálogo con LA NACION, un alto funcionario contó ayer que el avión norteamericano vino con la misión de realizar "ejercicios conjuntos con las fuerzas de seguridad", práctica que se realiza desde 2009, avalada por acuerdos oficiales. Los costos están a cargo del gobierno estadounidense.

El pasado 3 de febrero, el canciller Héctor Timerman acusó al jefe de gobierno porteño de enviar agentes de la Metropolitana a una academia en El Salvador, financiada por Estados Unidos, para tomar cursos de "técnicas golpistas". Aunque luego trascendió que la Federal también asistía a esa academia, Timerman pidió informes sobre los planes de estudio.


(fuente: www.lanacion.com)
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 11:53
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 11:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes