Los bancos pactaron con Kirchner en elecciones 2007

Un cable de la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires, fechado el 4 de febrero de 2008, indica que los bancos pactaron con los Kirchner para las elecciones de 2007. Según indica el diario El País de España, dicho cable sostiene que "los principales bancos argentinos aceptaron emitir créditos baratos, por debajo de los tipos de interés, para satisfacer los objetivos electoralistas del Gobierno de Néstor Kirchner"

Un cable de la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires, fechado el 4 de febrero de 2008, indica que los bancos pactaron con los Kirchner para las elecciones de 2007.

Según indica el diario El País de España, dicho cable sostiene que "los principales bancos argentinos aceptaron emitir créditos baratos, por debajo de los tipos de interés, para satisfacer los objetivos electoralistas del Gobierno de Néstor Kirchner".

El periódico español relata que, siempre según el cable, Clarisa Lifsic, presidenta del Banco Hipotecario, comentó al entonces embajador norteamericano, Anthony Wayne, que "el Gobierno argentino había demostrado pocos conocimientos sobre cómo expandir el mercado de los préstamos a medio y largo plazo".

"Los bancos lo firmaron porque el presidente de la Asociación de Bancos (Jorge Brito, presidente del Banco Macro) les aseguró que el Gobierno solo quería los titulares de prensa y nunca comprobaría si los prestamos habían sido emitidos", según informó a Washington el diplomático.

Los cables también detallan que los banqueros consultados por Wayne señalaron que uno de los principales problemas del Gobierno de Cristina Fernández "son sus políticas a corto plazo, cuando Argentina necesita políticas a largo plazo". El mismo informe también indica al Departamento de Estado que en la Argentina "sólo el 65% del dinero fluye a través de sistema formal, y el 35% restante se evade por canales informales, según la información de Jorge Brito".

"Matrimonio por conveniencia". La relación de piqueteros y sindicatos con los Kirchner fue definida por la embajada norteamericana en Buenos Aires como "un matrimonio de conveniencia", una alianza de intereses: apoyo político a cambio de subsidios oficiales.

Según la diplomacia norteamericana, existía un mayor distanciamiento de esas centrales con Cristina Kirchner, a quien los piqueteros presionaban intensamente para ser incluidos en el manejo de los programas de creación de empleo.

Los piqueteros, encuadrados en un izquierdismo de amplio espectro, adquirieron simpatía, relevancia y poder durante la crisis económica argentina de los años 2001 y 2002, pero las encuestas recogidas por la embajada certifican su declive: la mayoría de la clase media los rechaza.

Los intentos del fallecido presidente Kirchner por controlar a los piqueteros, afirma la embajada, llevaron a su división en varias facciones: aquellas alineadas con Cristina, las opositoras y los neutrales. Supuestamente uno de sus dirigentes actuó en ocasiones como portavoz oficioso de Néstor Kirchner, dice la embajada

Los piqueteros se distribuyen en 60 grupos, que agrupan a cerca de 300.000 personas, la mayoría con residencia en el perímetro de Buenos Aires, según el recuento de la legación, y "compiten entre sí por los recursos gubernamentales".

"Se odian unos a otros", dijo el sociólogo consultado por los funcionarios, El grupo principal está dirigido por Luis D`Elia, financiado parcialmente por Hugo Chávez, organizador de actos contra EE.UU, defensor de Irán, país al que viajo "invitado por su gobierno", y proclive a la violencia, a juzgar por el retrato que se le hace. El cable recoge una frase atribuida al jefe piquetero: "no tendría ningún problema en matar a algunos de esos (oligarcas)".

Los diplomáticos estadounidenses dicen que D`Elia "ha servido como alter ego de Néstor Kirchner, promoviendo feas y racistas opiniones sin explícitamente relacionar al gobierno con sus palabras". Otros dirigentes piqueteros son Emilio Pérsico, definido como el más oportunista de todos, y el de menor preparación escolar, Lito Borello y Nadia Martínez.

Néstor Kirchner se ganó su confianza, según la embajada, "no restringiendo sus marchas e invitando a sus líderes a la Casa Rosada ".

Dada la importancia del movimiento y "como parte de los esfuerzos de la embajada para llegar a un amplio espectro de la sociedad argentina, la embajada celebró una serie de reuniones con los líderes de los piqueteros, además de contar con un experto".

Los diplomáticos se interesaron en varios despachos por los orígenes, motivaciones y estrategia de un activismo todavía presenta en la política nacional y en la administración, con fuertes presiones para lograr sus objetivos: su entrada en programas oficiales.

Moyano se aprovecha de sus servicios al gobierno, dice un informe de la embajada. Las maniobras del líder cegetista hizo "a la pareja gobernante más dependiente que nunca del sindicato, siempre listo para rentabilizar su apoyo al gobierno". El cable cita como ejemplo el nombramiento de Mariano Recalde, abogado de la CGT, como presidente de Aerolíneas Argentinas.

El análisis de EE.UU es éste: al igual que Néstor Kirchner necesitó de los sindicatos para mantener el orden social y ocuparse de la crisis económica del bienio 2001-2002, Cristina Kirchner los necesita "para contener la rápida erosión de su base política, así como para mantener la paz en un entorno de deterioro económico".
Opiniones (0)
22 de octubre de 2017 | 14:44
1
ERROR
22 de octubre de 2017 | 14:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México