Shell debe volver atrás con los aumentos

A partir de hoy, las estaciones de servicio Shell bajarán los precios de sus combustibles. La compañía se vio forzada a dar marcha atrás en los aumentos de 2% a 3,6% que aplicó el martes de la semana pasada: la Justicia no hizo lugar a su pedido de suspender una resolución de la Secretaría de Comercio Interior que la obligaba a retrotraer sus importes al 28 de enero. Las estaciones exhibirán desde hoy un precio de $ 4,899 para su nafta V-Power y de $ 4,149 para la súper 

A partir de hoy, las estaciones de servicio Shell bajarán los precios de sus combustibles. La compañía se vio forzada a dar marcha atrás en los aumentos de 2% a 3,6% que aplicó el martes de la semana pasada: la Justicia no hizo lugar a su pedido de suspender una resolución de la Secretaría de Comercio Interior que la obligaba a retrotraer sus importes al 28 de enero.

Frente a la imposición del Gobierno, la petrolera había presentado un amparo. Ese pedido fue aceptado, pero se desestimó la aplicación “inmediata” de una medida de no innovar. Esto significa que la empresa todavía no consiguió que se declare “inconstitucional” la ley de Abastecimiento en la cual se basó la resolución 13/2011 de la dependencia encabezada por Guillermo Moreno.

Las estaciones exhibirán desde hoy un precio de $ 4,899 para su nafta V-Power (estaba en $ 4,99) y de $ 4,149 para la súper (que llegaba a $ 4,299). En el caso de V-Power Diesel, volvió a $ 4,499 (de $ 4,609) y la Fórmula Diesel se ubica en $ 3,789 (había subido 10 centavos).

“La resolución (de Moreno) es manifiestamente arbitraria e ilegal por ser contraria al marco legal vigente”, señaló ayer la compañía. Con relación a las 7 multas que le libró el Gobierno por los aumentos “no autorizados”, la empresa añadió que confía en que la Justicia resolverá a su favor. La ley de Abastecimiento, sancionada en los 70 y que varios legisladores opositores consideran “caduca”, establece una multa de $ 500.000 a $ 1 millón. “Este último límite podrá aumentarse hasta alcanzar el triple de la ganancia obtenida en infracción”, añade.

En agosto, Shell vivió una situación muy parecida a esta. Aumentó los precios, el Gobierno sacó una resolución exigiéndole el cumplimiento de la ley y la empresa retrocedió a los importes que tenía al 31 de julio. Pero la Justicia terminó concediéndole un amparo el 7 de octubre. El fastidio del Poder Ejecutivo llegó a tal punto que la Presidenta, que estaba en Alemania, se quejó vía twitter: “Otra medida cautelar, ahora para Shell. Para que pueda aumentar a gusto el precio de la nafta, que VOS (sic) pagás”, dijo. A fin de año, cuando la escasez de nafta provocó una ola de malhumor, la compañía (junto con Esso) aumentó 6,2% los precios, algo que ya habían hecho YPF y Petrobras.

Techint avisa inconvenientes a Wall Street

A Techint también la obligaron a retroceder un aumento de precios del 2,6%. Y, mientras busca que el Gobierno atienda su situación, le explicó a la Bolsa de Valores de Estados Unidos que “cree que el impacto de estas medidas en su negocio y resultado no puede ser estimado todavía”. La firma explicó que, “con aplicación desde el 3 de febrero, la Secretaría de Comercio publicó la resolución 14/2011, sobre productos de acero vendidos en Argentina (incluyendo los de Siderar, la subsidiaria de Ternium), cuyo precio debe ser el del 21 de enero”. Y aclaró que el Gobierno no indicó la duración de estas medidas. “Siderar cree que no tienen base legal y tiene la intención de desafiarlas en el plano legal”, concluyó
Opiniones (0)
18 de diciembre de 2017 | 18:03
1
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 18:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes