Sanz - Cobos: enfrentados por el candidato a gobernador

El vicepresidente quiere que se realice en una fecha distinta de la preinterna presidencial entre el senador nacional y Ricardo Alfonsín. En cambio, el sanrafaelino pretende que ambos comicios se hagan de forma unificada el 30 de abril, para motivar a los electores. El comité mendocino se reunirá mañana para tomar una decisión.

La fecha de las elecciones internas en las que el radicalismo local definirá su próximo candidato a gobernador ha abierto un fuerte frente de conflicto entre Julio Cobos y el precandidato mendocino a la presidencia, Ernesto Sanz.

Los radicales habían establecido que la interna provincial se realizará el domingo 8 de mayo, pero ese calendario quedó dinamitado con la convocatoria a una “preinterna” para la presidencia una semana antes, que animarán Sanz y Ricardo Alfonsín.

No obstante, fijar una nueva fecha para los comicios locales no está resultando un asunto sencillo. En su estilo liviano, Cobos ha sugerido a su tropa en Mendoza que pugne por mantener el “desdoblamiento” electoral de la UCR. La idea de Sanz es, en cambio, que la elección del candidato a gobernador se haga el mismo día que se elegirá el candidato a presidente del partido.

La propuesta de Cobos hizo explotar en privado a Sanz, quien entendió su propuesta como una maniobra para desmotivar a los radicales mendocinos cuando les toque votar por el candidato presidencial.

En cambio, en público, Sanz se contuvo, aunque se mantuvo firme en la necesidad de que los comicios se unifiquen “por razones de economía para todos”, según precisó al ser consultado por MDZ.

El conflicto por el calendario electoral ha forzado la realización de una reunión del comité radical que se hará el viernes a partir de las 20.
César Biffi, presidente de la UCR, informó al respecto que “están abiertas todas las posibilidades: postergar, unificar o adelantar las elecciones locales”. Pero indicó que intentará buscar el máximo consenso posible entre los dirigentes.

También indicó que, en lo personal, se inclina por unificar los dos comicios para evitar un “festival de elecciones”.


Cobos y Sanz, cada vez más peleados

La preinterna del 30 de abril ha herido profundamente la relación de los dos dirigentes mendocinos más importantes para el radicalismo actual.
Sanz y Alfonsín acordaron realizar ese día unos comicios sui generis, dado que la interna  “verdadera” debería hacerse el 14 de agosto de este año, según se estableció para todos partidos en la nueva ley electoral.

Cobos, por apego a la ley o fragilidad política, optó por aferrarse al calendario oficial. De hecho, todavía no formaliza su candidatura, aunque todo indica que el mendocino se lanzará unos días antes de la “preinterna” de Alfonsín y Sanz, para competir en agosto con el ganador de esa contienda.

En consonancia, su “campaña” actual consiste en desacreditar las elecciones del 30 de abril. El lunes estuvo en Mendoza y señaló que la preinterna sólo “confunde a la ciudadanía”. También acusó a los contendientes radicales de encararla “sin plataforma electoral” y hasta puso en duda el financiamiento del comicio.

Sin entrar en el fuego cruzado directo con Cobos, Sanz afirmó que las declaraciones de Cobos deben entenderse como una “duda legal” respecto del financiamiento, dado que en la ley electoral se indica que los fondos de campaña deben ser administrados por el Estado y no se contempla la preinterna. Pero no leyó que sus críticas sugirieran que puede haber corrupción en los aportes.

El presidente del radicalismo nacional aclaró además que para el comicio del 30 de abril “no corren las prescripciones” de la ley electoral y que la consulta se rige estrictamente por reglas internas.

A su vez, defendió una vez más el duelo con Alfonsín porque permitirá “aprovechar al máximo el tiempo de campaña” y le dará “autonomía al radicalismo” frente a la posibilidad de que el Gobierno Nacional finalmente desactive las primarias del 14 de agosto, como hace tiempo sospechan los seguidores de Alem.

Esa posibilidad representaría el abismo para Cobos, que se quedaría afuera de todo. Y a su vez es el caballito de batalla de Sanz, quien en la provincia trata de cazar votos planteando que así Mendoza tendrá un candidato a presidente mendocino, más allá de la suerte que corra el vicepresidente actual.
Opiniones (0)
17 de noviembre de 2017 | 17:11
1
ERROR
17 de noviembre de 2017 | 17:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia