Grave acusación de EE.UU. por la corrupción en el país

Cien cables con sospechas. Según una nueva serie de documentos diplomáticos confidenciales revelados por el sitio WikiLeaks y difundidos ayer por el diario español El País, los informes que la embajada norteamericana en Buenos Aires enviaba a Washington reflejaban serias dudas acerca del interés del gobierno argentino por perseguir hechos de corrupción y  los escándalos se convertían en causas "interminables"

Cien cables con sospechas. Según una nueva serie de documentos diplomáticos confidenciales revelados por el sitio WikiLeaks y difundidos ayer por el diario español El País, los informes que la embajada norteamericana en Buenos Aires enviaba a Washington reflejaban serias dudas acerca del interés del gobierno argentino por perseguir hechos de corrupción y consideraban que, cuando llegaban a la Justicia, los escándalos se convertían en causas "interminables" y "languidecientes".

Pero el nuevo capítulo de las filtraciones de documentos confidenciales no se queda en consideraciones generales: apunta con nombre y apellido al ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; a los negocios inmobiliarios del ex presidente Néstor Kirchner; a la posible existencia de un circuito oficial de coimas -investigado por el entonces defensor del pueblo de la Nación, Eduardo Mondino-, y al riesgo de que la ley de blanqueo de capitales aprobada en 2009 por impulso del Gobierno haya sido usada para "lavar dinero proveniente de coimas y oscuros negocios".

Ayer, el sitio web de El País difundió seis cables diplomáticos firmados entre 2007 y 2009 por el entonces embajador norteamericano en la Argentina, Anthony Wayne, y el encargado de negocios, Thomas Kelly, y anticipó que existe un centenar de documentos que "alertan del frágil sistema judicial y de la impunidad de quienes delinquen" en el país.

En ese contexto fue que los cables apuntaron contra De Vido, según el diario español. En uno de esos mensajes se acusó al ministro de desestimar una queja planteada por el delegado de una empresa alemana, que le habría denunciado un pedido de coima hecho por uno de sus asesores. "De Vido no tuvo interés en conocer el nombre del funcionario que ofendió [al consejero delegado] y en cambio le recomendó que grabara y filmara la próxima solicitud de soborno", cita El País.

Entre los documentos publicados, uno de los más extensos es el cable 197.817, firmado el 19 de marzo de 2009 por Wayne, que analiza la ley 26.476 de blanqueo de capitales, vigente desde ese mismo mes, y comunica críticas lapidarias sobre la capacidad operativa de la Unidad de Información Financiera (UIF), el organismo que el gobierno de Cristina Kirchner había postulado como garantía de la transparencia de los capitales repatriados.

Tras mencionar las prevenciones que la norma generó entre banqueros argentinos y los organismos internaciones de lucha contra el lavado de dinero y el narcotráfico, la embajada planteó sus precauciones a través de la opinión de dos "expertos legales".

El reporte indica que los letrados opinaron que la ley y el régimen argentino en general contenían "suficientes salvaguardas" para prevenir el lavado de dinero. "No obstante, estos expertos temen que el gobierno argentino no tiene la capacidad regulatoria y legal para ejercer los controles. También advierten que la moratoria podría ser usada para legalizar dinero derivado de la corrupción o el negocio del juego", dice el cable.

Según el mismo documento, los expertos consultados no se podían explicar por qué el Gobierno presionaba "tan duro" para que se aprobara la ley, cuando no se esperaba que resultara en una gran afluencia de capitales. Pero coincidían en un punto: "El verdadero propósito de la ley es permitir a los funcionarios del gobierno y a sus «compinches» del sector privado legalizar el dinero procedente de coimas y oscuras operaciones de negocios".

Aunque su nombre fue borrado del cable, la embajada cita a un tercer experto "que trabajó de cerca con la UIF" y otros organismos similares de rango internacional. La fuente también sostuvo que la ley no era mala, pero dudó de la facultad de control de la UIF, "No tiene la capacidad de investigar como se debe todos los casos", interpretó el experto, a tono con la opinión lapidaria de uno de los abogados consultados: "La UIF es una organización disfuncional, incapaz de analizar o investigar los reportes de actividades sospechosas".

Según El País, altos funcionarios norteamericanos sostenían que la corrupción era generalizada no sólo en la política, sino también en el sistema judicial y policial argentino. El diario postula que esas acusaciones eran compartidas entonces por el ex fiscal general de los Estados Unidos, Alberto. R. Gonzales, aunque no publicó el informe que éste habría elaborado.

En el cable 205.821, firmado el 5 de junio de 2009 por Kelly, la embajada expresa su preocupación por la renuncia del ex fiscal anticorrupción Manuel Garrido y el nombramiento de Julio Vitobello, al que define como un "amigo de la familia" Kirchner. Postula ambas situaciones como hechos que "socavan la independencia y eficacia" de las agencias de control estatales.

Aunque destaca su tarea, el cable también pone en duda la "efectividad" del fiscal renunciante. "Garrido mantuvo un nivel frenético de actividad al impulsar más de 100 investigaciones, pero no ha obtenido una sola condena en los últimos cinco años."

La conclusión es generalizada a todo el sistema judicial: "Los escándalos de corrupción argentinos suelen hacer un gran revuelo al principio, sólo para disiparse en el olvido debido al lánguido avance de las investigaciones y el interminable ping-pong jurídico al que son sometidos".

Los terrenos de El Calafate
Como ejemplo de esa situación, el cable cita la compra a bajo precio de terrenos municipales en El Calafate por el ex presidente Kirchner, y la posterior venta a "40 veces su valor" original. También señala a "otros 50 altos funcionarios" y amigos cercanos como beneficiarios, entre quienes cita a Rudy Ulloa, Lázaro Báez, Ricardo Etchegaray y Natalia Mercado, sin dejar de mencionar que esta última, además de sobrina del fallecido mandatario, es la fiscal a cargo de la causa.

El cable 170.714 también vincula a un caso de corrupción la renuncia del ex general del Ejército Roberto Bendini, a quien vincula con Kirchner, aunque se limita a reproducir los informes de la prensa local.

Un último documento, el 122.468, se aventura en la hipótesis de que un grupo de jueces fueron tentados con cargos gubernamentales para hacer que abandonen resonantes casos de corrupción. El cable pone como ejemplo al fiscal de la causa Skanska, Carlos Stornelli, que luego se convirtió en ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. Pero también al juez federal de esa causa, Guillermo Montenegro, quien aceptó ser ministro de Justicia de la ciudad de Buenos Aires, con Mauricio Macri.

CON NOMBRE Y APELLIDO
Principales menciones en los cables reservados de la embajada norteamericana.

MANUEL GARRIDO
EE.UU. recibió con desagrado la renuncia del fiscal, que se alejó por no poder investigar.

EDUARDO MONDINO
El ex defensor del Pueblo confesó que investigaba denuncias sobre comisiones del 15% que el Gobierno exigía en los contratos con privados.

KIRCHNER
Se menciona que vendió 2 hectáreas en US$ 2 millones, 40 veces más de lo que había pagado por ellas.

JULIO DE VIDO
Al ministro de Planificación Federal se lo acusa de desestimar la queja del delegado de una empresa alemana que le advirtió sobre un pedido de coima que hizo uno de sus asesores. De Vido le habría sugerido que la próxima vez grabara y filmara a ese funcionario.

ROBERTO BENDINI
Un escándalo por presunta corrupción en el manejo de fondos públicos golpeó en 2008 al jefe del Ejército.

De uno de los cables
"Los frecuentes escándalos de corrupción en la Argentina hacen ruido sólo al principio y luego caen en el olvido. Según el Centro para el Estudio y la Prevención de Delitos Económicos, la investigación de los casos de corrupción en la Argentina demoran 14 años y sólo pudieron resolverse 15 casos."

Nuevas filtraciones incómodas
LA LEY DE BLANQUEO DE CAPITALES
"Nuestras fuentes sospechan que permitirá a funcionarios y sus cómplices blanquear el efectivo proveniente de coimas y otras formas de corrupción", advirtió la embajada.

EL 15 POR CIENTO
La embajada conocía en 2008 las sospechas de coimas con Venezuela. El ex ombudsman Mondino denunció la "sistemática comisión del 15%" cargada a los negocios con ese país.

SIN VOLUNTAD DE INVESTIGAR
"Los escándalos por corrupción en la Argentina comienzan con mucho ruido para disiparse después en el olvido, debido a la parsimonia de las investigaciones", dice otro cable.

SÓLO SE INVESTIGA PARA ATRÁS
Uno de los despachos destaca la voluntad de la Oficina Anticorrupción de investigar casos del pasado, pero "apenas se ha ocupado" de denuncias contra el gobierno kirchnerista.

EL PATRIMONIO DE LOS KIRCHNER
La embajada siguió con atención las averiguaciones sobre los bienes del matrimonio presidencial y lamentó la salida del ex fiscal Garrido, que investigaba el tema.

DE JUECES A FUNCIONARIOS
Destaca que los políticos argentinos ofrecen cargos a jueces y fiscales para conseguir impunidad. Menciona los casos de Montenegro (hoy con Macri) y Stornelli (estuvo con Scioli).

LA REACCIÓN DE DE VIDO
Un ejecutivo alemán se quejó a De Vido de que le habían pedido coimas. Relató la embajada de EE.UU.: "De Vido no tuvo interés en conocer el nombre del funcionario en cuestión".
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 10:49
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 10:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes