Make up perfecto, los errores que hay que evitar

El maquillaje nos describe, forma parte de nuestra personalidad, de nuestra expresión, de esa comunicación no verbal que consciente o inconscientemente ofrecemos. Si sos de las mujeres que se maquillan debés tener en cuenta algunos consejos de make up según el evento al que vayas, la actividad o el horario del día. Evitar los abusos es una premisa básica.

Como en cualquier tema existen mujeres más adeptas a maquillarse, algunas hasta el punto de no poder salir de casa sin hacerlo aunque vayan a la vuelta de la esquina a comprar el pan, y otras en cambio, un poco más reacias porque quizás lleven prisa o vean el hecho de maquillarse como una pérdida de tiempo que no deja ver la belleza natural.

Como los extremos en la vida no son buenos ni para un lado ni para otro, debemos considerar la posibilidad de evitar los abusos en el maquillaje y animar al buen uso del mismo según el tipo de evento, actividad o el horario del día.

Saber elegir

En ocasiones creemos elegir una base de maquillaje adecuada según nuestra tonalidad de piel, sin embargo no siempre acertamos. Una mujer que sabe elegir adecuadamente tiene una gran ventaja con respecto al resto, ya que la base de maquillaje es imprescindible para un acabado profesional, sin marcas y con un efecto totalmente natural.

Dejate asesorar por los expertos de las firmas reconocidas, ya que estas bases contienen propiedades para prevenir arrugas, ocultar marcas causadas por la edad y efecto hidratante.

En el mercado existen multitud de posibilidades, desde maquillajes sólidos, líquidos, en polvo o en mousse, y cada uno cubre una necesidad diferente ya que van enfocados en función al tipo de cutis, color de la tez, piel grasa o seca, entre otros aspectos.

Una vez seleccionada la base, hay que aprender a aplicarla, lo demás ya sólo depende de la práctica y la inspiración de una misma.

Errores que no debés cometer

- Elegir un color de base que no combine con la tonalidad de tu cutis.

- Aplicar el maquillaje en cantidades excesivas. Recordá que buscamos ante todo naturalidad.

- No saber extender homogéneamente la base. Podés ayudarte con las yemas de los dedos al principio hasta saber usar adecuadamente la esponja o el pincel.

- No sellar la base. Esto significa que después de aplicar un maquillaje, especialmente si es líquido, hay que cubrirlo con un polvo traslúcido o con un toquecito de color débil, para que se conserve durante más tiempo.

Britney, un desastre total. Catherine Zeta Jones quería un look bronceado y se le fue un poco la mano.

- Mal uso de los correctores. No todos sirven para tapar las ojeras, hay algunos para ocultar marcas de expresión pronunciadas, y de hecho, el uso en exceso de estos correctores puede aparentar superficialidad en el rostro.

- No limpiar las cejas tras aplicar la base. Con un pincel un poco húmedo podemos delinearlas consiguiendo un aspecto natural.

¡No hay que combinar el maquillaje con la ropa! Es lo que intentaron hacer Kim Kardashian y Christina Aguilera.

- Maquillar las cejas de un color más claro al natural de éstas o marcarlas con un lápiz que no es el adecuado y acaba por difuminarse con el paso de las horas.

- Maquillarse los ojos sólo en la parte superior. Elegir la sombra adecuada es también importante. El tipo de ropa, la ocasión, la forma de los ojos, todo es importante a la hora de decidir los colores. Por ejemplo, una mujer de párpados grandes debe acudir a sombras más oscuras para no rendir más importancia a los ojos que al resto de su rostro.

- No difuminar bien las sombras.

Pamela Anderson abusó del delineador. Madonna, ultrapálida, con ojos combinados en blanco y fucsia y labios rojísimos.

- Pensar que los tonos marrones por ser neutros, tanto en sombras como rubor le queda bien a todo el mundo. Sólo a las mujeres de piel oscura puede causarles buen efecto, así como a las de tez nacarada tonalidades más rosáceas.

- Dejar el delineado del ojo muy marcado y con rabillo alargado.

Jennifer López usó un tono de base mucho más claro que el de su piel. Sarah Jessica Parker con una combinación fatal de rubor y sombra.

- Aplicar rubor en todo el rostro, o no usar adecuadamente los polvos bronceadores o iluminadores, de los cuales hay que huir en la rutina diaria porque roban mucha naturalidad.

Mischa Barton con delirios de Cleopatra. Paris Hilton se excedió con el labial y terminó con los dientes manchados.

- No delinear los labios y elegir una barra que no combina con nuestra tez. Con un lápiz podemos evitar que el lip gloss utilizado se corra, y al igual que el rubor, hay colores más propicios según el tipo de cutis.

La importancia de lucir a diario bellas y naturales es esencial para sentirnos bellas y bien con nuestro entorno. Pasar junto a un espejo y vernos a nosotras mismas, favorecidas pero sin llamar la atención por un maquillaje excesivo, es un reto a conseguir y debemos dedicar tiempo hasta conseguirlo.

Catherine Heigl y Eva Longoria se excedieron con la base y el rubor.

Nicole Kidman y Uma Thurman se pelearon con el polvo y no se miraron al espejo antes de salir.





















Angelina Jolie con ojeras y las cejas muy marcadas. Victoria Beckham con el cuerpo bronceado y un rostro que no concuerda.
Opiniones (0)
17 de octubre de 2017 | 18:21
1
ERROR
17 de octubre de 2017 | 18:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
    11 de Octubre de 2017
    La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes