Vendimia 2011: "La música de la fiesta está lista, ahora hay que pulirla"

Lo aseguró Juan Alberto "Nene" Ávalos, a cargo de la dirección musical de la Vendimia. Junto a Walter Sabbatini y a catorce artistas más, ensaya todos los días en el Teatro Independencia los 36 temas que se escucharán en el Frank Romero Day, 27 de los cuales son originales.

Si la música de la Fiesta Nacional de la Vendimia tiene un uno por ciento del entusiasmo que hay en los ensayos, entonces las canciones que se interpretarán los primeros días de marzo serán recordadas por mucho tiempo.

En el primer piso del Teatro Independencia, en la sala que les cedió la Filarmónica de Mendoza, dieciséis músicos trabajan hace dos meses para crear las canciones que acompañarán al texto de la fiesta “Los rostros de la Vendimia”, que dirigirá Walter Neira.

Al frente de un heterogéneo grupo, en el que se mezclan artistas de todas las edades, están dos ex integrantes de Markama, que saben de qué hablan cuando se trata de componer y de tocar: Juan Alberto “Nene” Ávalos será el director musical del espectáculo y Walter Sabbatini es el encargado de la producción musical.

El entusiasmo de los dos es casi como la de un niño frente a un juguete. Para ellos fue “un desafío” y una “alegría inmensa” ser los elegidos para crear las canciones de la máxima celebración mendocina. Ambos tocaron en el escenario del Frank Romero Day, cuando formaban Markama. Incluso, “Nene” Ávalos probó sus dotes de actor en dos fiestas: en una salió de sol y en otra de contramaestre, pero dejó las tablas y se quedó con los instrumentos.

¿Qué significa la música para estos artistas? La definición de Ávalos parece casi perfecta. Dice que uno empieza a sentirse en su casa cuando camina de noche sin atropellarse ningún mueble. Esa –explica- es la seguridad y la certidumbre que se siente al dedicar su vida a ese arte.

Aunque tienen currículum de sobra para hablar de ellos mismos, repiten mil veces que los músicos que los acompañan son “increíbles”, que hay jóvenes realmente excepcionales y que la única voz femenina, la de Analía Garcetti, es “un lujo”. Por eso ruegan que aparezcan en la nota los nombres de todos (y hacemos caso): Antonio Contreras, David Gologovsky, Eduardo Ordóñez, Horacio Martínez, Luis Rojas, Mauricio Goldenberg, Néstor Longo, Oscar Medina, Pablo Salcedo, Quique Nomberto, Quique Oesch, Sebastián Alcaraz y Walter Anselmi.

“El intercambio es muy grato, los más jóvenes tienen ganas de aprender, nos tienen paciencia, consideración, nos tratan con muchos cariño”, contó Ávalos.

Un texto poético

Ávalos, en pleno ensayo, en el teatro Independencia.

Hace dos meses, el equipo comenzó a trabajar con el libreto de la fiesta, que escribió Miriam Armentano. Walter Sabbatini explicó que el escrito lo ayudó a crear, porque es poético, profundo, con muchas imágenes.

A partir de ese texto, comenzaron a soñar cómo debía ser la música perfecta para cada cuadro, para cada escena. Y en la creación surgió la necesidad de apelar a ritmos diversos: jazz, rock, folclore, música gitana, celta, milongas, tangos; no dejaron nada afuera, buscando que las melodías hablen por sí solas, cuenten sensaciones, sean el acompañamiento ideal del libreto.

En la fiesta se escucharán 36 temas, 27 de los cuales fueron creados para la celebración. Sólo habrá tres grabaciones, en una noche que se caracterizará por las interpretaciones en vivo.
Los músicos tendrán un lugar destacado. Estarán ubicados en el centro del escenario, hacia atrás, vestidos con saco y pantalón verde.

“La labor de los músicos va a ser casi permanente, es un lugar que se ha ido ganando de a poquito. En otros años, nuestra presencia era relativa”, recalcó el director musical.

Aunque son celosos a la hora de adelantar lo que se escuchará en la fiesta, porque creen en el poder de la sorpresa, deslizan que harán una reinterpretación de la marcha de la Vendimia y que las soberanas bailarán un cha-cha-cha.

Ajustar detalles

Sabbatini dijo que el libreto de Armentano lo inspiró, porque es poético.

Nene y Walter dicen -a coro- que la música de la fiesta está lista, que ahora hay que tocarla, aprenderla, ajustar los tiempos, ensayar los cambios de instrumentos, para que esa noche, la gran noche, todo salga perfecto.

“Que la gente tenga la seguridad de que está toda la energía puesta en esto “, dice Walter. Y agrega Nene: “a un mes la música de la fiesta está lista, ahora hay que pulirla”.

Ninguno tiene miedo a las críticas, es más, las esperan, porque aseguran que es algo tan tradicional, como la reina, como los carros, como la fiesta.  “Bienvenida la crítica, pero con fundamento. Puedo asegurar que esto está hecho de la mejor manera, pero eso no garantiza que le guste a la gente”, señaló Ávalos.

Durante el próximo mes, los dieciséis músicos seguirán ensayando y prometen hacerlo con el mismo entusiasmo con que discuten cada ritmo. Ya preparan sus cábalas, todas sus cábalas, para lograr que la música emocione a los miles de espectadores, que el 5 de marzo se sentarán en las gradas del Frank Romero Day.

Opiniones (0)
22 de octubre de 2017 | 18:19
1
ERROR
22 de octubre de 2017 | 18:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México