Mensaje conciliador de CFK a los gremios

"No somos neutrales en el conflicto, sabemos que tenemos que estar del lado del más vulnerable, del que tiene menor fuerza, pero tenemos que pedir a todos equilibrio y racionalidad para que el modelo político y económico siga funcionando", afirmó la Presidenta, acompañada por la mayoría de su gabinete y el secretario general de la central obrera, Hugo Moyano. La jefa del Estado se ocupó de enviar un mensaje edulcorado con palabras de armonía e invocaciones a la unidad

La intensa llovizna dibujaba la escenografía perfecta para enviar un mensaje conciliador. Con la cúpula de la CGT aplaudiendo a rabiar un acuerdo de viviendas entre el Gobierno y los sindicatos, Cristina Kirchner fijó ayer su posición en la disputa salarial.

"No somos neutrales en el conflicto, sabemos que tenemos que estar del lado del más vulnerable, del que tiene menor fuerza, pero tenemos que pedir a todos equilibrio y racionalidad para que el modelo político y económico siga funcionando", afirmó la Presidenta, acompañada por la mayoría de su gabinete y el secretario general de la central obrera, Hugo Moyano.

A poco más de una semana de haber reclamado bajar la conflictividad gremial y exigir mayor responsabilidad a la hora de la negociación salarial, la jefa del Estado se ocupó de enviar un mensaje edulcorado con palabras de armonía e invocaciones a la unidad y, al mismo tiempo, críticas a los empresarios.

"Este acuerdo es para articular esfuerzos entre el Estado, el Banco Nación y los trabajadores sindicalmente organizados; tiene que ver con un modelo de sociedad", dijo la Presidenta después de inaugurar en el barrio de Villa del Parque un complejo habitacional de 302 viviendas que fue levantado conjuntamente entre el Gobierno y la Unión Obrera de la Construcción (Uocra). El proyecto le costó al Estado $ 27 millones.

La escenificación de la buena convivencia la dieron los ministros y los diputados nacionales presentes. También la cúpula de la CGT, que lucía unida, subida al escenario oficial, a pocos metros de la Presidenta, que comenzó su oratoria con menciones a Gerardo Martínez, el líder de la Uocra, y a Hugo Moyano, que sonreía flanqueado por los ministros Julio De Vido y Alicia Kirchner.

Más compromiso
"Les pido a todos que tengan un gran compromiso con este modelo político y económico", arrancó Cristina Kirchner, y observó de reojo a sus espaldas hacia el palco, desde donde seguían con atención el discurso los referentes gremiales. Y continuó: "Todavía falta recuperar a algunos argentinos que no están registrados, o que están en las garras de los que esclavizan".

La cúpula de la CGT tomó nota del mensaje conciliador. "La alianza continúa intacta. No se va a erosionar más allá de las diferencias que puedan existir por la puja salarial. Nosotros vamos a actuar responsablemente, como lo venimos haciendo", dijo eufórico a LA NACION un dirigente de la central obrera que ocupó la segunda fila del palco oficial.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, asistió también al encuentro en Villa del Parque y se lo observó charlar amistosamente con algunos sindicalistas. "Hay que ser optimistas porque hay responsabilidad de ambos sectores. Lo más importante es que el diálogo social existe. Es legítimo el pedido sin techo ni piso que reclama la CGT. Hay sectores que recibirán más y otros menos, de acuerdo con el sector y a la rentabilidad. Lo positivo de las paritarias es que se puede ir acomodando de acuerdo con los consensos", expresó Tomada.

Desde el sector empresario también quisieron acompañar el anuncio. Asistieron Carlos Wagner y Benito Roggio, de la Cámara Argentina de la Construcción.

Se prevé para esta semana un encuentro similar, pero en la Casa Rosada. Allí, el ministro de Economía, Amado Boudou, y el secretario de Obras Públicas, José López, sellarán un convenio con Moyano para la construcción de 17.000 viviendas. Será otra muestra más de que la unión estratégica entre el Gobierno y la CGT continúa, hasta ahora, intacta y en sintonía.

Ayer, en un momento, hubo tiempo para el recuerdo. Se proyectó un video con imágenes de Néstor Kirchner cuando, en 2005, inauguró 11.000 viviendas juntamente con Martínez y la Uocra en un acto celebrado en Obras Sanitarias.

Cristina no lo soportó. La tristeza le recorrió las mejillas y una lágrima le movió el espeso maquillaje. Quebrada, se golpeó el corazón y bajó la mirada. Cuando tomó la palabra, bajo la lluvia, evocó a su marido: "El viento que sopla estoy segura que es él quien lo trae".

Los cientos de trabajadores movilizados para el acto vivaron a la Presidenta y le pidieron por la reelección. Moyano siguió el ritmo de los bombos con aplausos y moviendo los labios. Cristina respondió en silencio, enigmática, rodeada de los referentes gremiales.

(fuente: www.lanacion.com.ar)
Opiniones (0)
23 de octubre de 2017 | 22:06
1
ERROR
23 de octubre de 2017 | 22:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Elecciones legislativas 2017
    23 de Octubre de 2017
    Elecciones legislativas 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017