La Argentina dejó sin invicto a Brasil y sueña

Nada mejor que Brasil para dar el gran golpe. Eso es lo que hizo la Argentina, que le quitó el invicto al gran cuco de este Sudamericano Sub 20, y con una victoria por 2-1, con un penal de Funes Mori y una joyita de Iturbe quedó con un pie y medio dentro del Mundial Juvenil y se reposicionó en la carrera por obtener una de las dos plazas para los Juegos Olímpicos de Londres 2012

El equipo venía presionado y bajoneado, pero consiguió levantarse ante el rival y en el momento adecuados. Nada mejor que Brasil para dar el gran golpe. Eso es lo que hizo la Argentina, que le quitó el invicto al gran cuco de este Sudamericano Sub 20, y con una victoria por 2-1 quedó con un pie y medio dentro del Mundial y se reposicionó en la carrera por obtener una de las dos plazas para los Juegos Olímpicos.

Habrá que reconocer que el partido tuvo un giro muy brusco y prematuro. A los tres minutos, Brasil perdió a Bruno Uvini por lesión; enseguida, en un tiro de esquina, Juan le dio un puñetazo a Funes Mori, que convirtió en gol el penal infantil, a la vez un acierto del árbitro colombiano Wilmer Roldán. A los seis minutos, Brasil estaba un gol abajo, con un jugador menos y sin sus dos defensores centrales. El DT Ney Franco buscó reacomodar el esquema con Saimon y Romario.

Ese viraje que tuvo el partido favoreció a la Argentina. Para este clásico, Perazzo dispuso un 4-4-2 muy marcado, con mucho despliegue de Adrián Martínez y Lucas Rodríguez por los laterales. El equipo soslayó esa sensación de inferioridad individual y colectiva ante quien asomaba como gran candidato; jugó con el corazón y capitalizó todo cuanto estuvo a su alcance. En el medio, supo frenar al adversario. Bruno Zuculini y Rodrigo Battaglia se mostraron muy firmes y con solvencia para salir con rapidez, y arriba, Iturbe inquietaba con su movilidad, y Funes Mori trataba de buscar los espacios vacíos. A Brasil le faltó fluidez. Entre Rodríguez y Tagliafico se encargaron de quitarle protagonismo a Neymar; el estelar delantero se mostró fastidioso y debió ser amonestado por simular y por protestar reiteradamente.

La Argentina se sentía cómoda dentro de este desarrollo, pero tampoco podía confiarse en una ventaja exigua, y menos ante un rival con el potencial de Brasil. El repliegue excesivo en campo propio tuvo castigo en el comienzo del segundo tiempo; William recibió desde un lateral y con un bombazo furioso desde fuera del área, empató.

Perazzo metió mano: adentro Cirigliano y Ferreyra; afuera Zuculini y Funes Mori. Enseguida, en una gran jugada individual, Iturbe definió con un zurdazo rasante. Golazo, con reminiscencias de aquel tanto que Lionel Messi le hizo a Brasil en noviembre pasado. El encuentro se sumió en un final emotivo. La Argentina se aferró al triunfo; Brasil se le fue encima y estuvo muy cerca con un tiro libre de Casimiro que rebotó en el travesaño, dio en la nuca de Andrada y se fue al córner. Roldán dio cuatro minutos de descuento. Con angustia, coraje y empuje, la Argentina encontró la llave del renacimiento desde el lucimiento colectivo, con Battaglia, Iturbe y Andrada como estandartes. Un triunfo valioso, logrado en medio en un tramo adverso. La selección no lució, pero siempre tuvo claro cómo afrontar el compromiso. Así dio el gran golpe emocional que tanto necesitaba.

6 años pasaron desde el último triunfo de la Argentina ante Brasil en un Sudamericano Sub 20. El anterior había sido en Colombia 2005, por 2-1, con goles de Pablo Zabaleta y Lionel Messi.

ENTRE LA COPA DEL MUNDO Y LOS JUEGOS OLÍMPICOS
Uruguay ya está en el mundial y Ecuador se ilusiona
AREQUIPA (De un enviado especial).- Ya en la recta decisiva, a medida que se producen los resultados se acrecientan o se desvanecen las ilusiones. La tercera jornada de la rueda final entregó, para empezar, la clasificación de Uruguay al Mundial de Colombia. Los celestes aseguraron su pasaje con la victoria por 1-0 sobre Chile, con gol de tiro libre de Adrián Luna; además, se afirmaron como candidatos para quedarse con una de las dos plazas para los Juegos Olímpicos de Londres 2012. En busca de ese objetivo, se enfrentarán en los dos últimos partidos del hexagonal final ante la Argentina, pasado mañana, y Brasil, el sábado próximo. Si lo logra, tendrá todo el sabor de la hazaña: Uruguay participó por última vez en el fútbol olímpico desde que ganó la medalla dorada en Amsterdam 1928.

En el otro encuentro, Ecuador y Colombia empataron 0-0, resultado que en cierto modo favorece las posibilidades argentinas de ir a los Juegos. Los ecuatorianos quedaron cerca de entrar al Mundial, mientras que los colombianos ya no tienen posibilidades matemáticas de acudir a Londres el año próximo.


Héctor Cardozo cumplió una fecha de suspensión y podrá jugar pasado mañana, ante Uruguay, en el estadio de la Universidad Nacional de San Agustín. El que se quedará afuera del clásico rioplatense será Tagliafico, que ante Brasil sumó su segunda tarjeta amarilla.
.
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 08:53
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 08:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes