"La Brujita" Verón y los “otros” técnicos pinchas

La bronca es que no fue claro con nosotros. Hay que ser sincero y por más que duela hay que ir siempre con la verdad. Nosotros como grupo merecíamos otra cosa”. La frase pertenece a Juan Sebastián Verón, y si bien suena muy parecida a sus declaraciones de ayer en referencia a Sabella, tienen fecha de enero de 2008 y hacen referencia a Diego Simeone.

“La bronca es que no fue claro con nosotros. Hay que ser sincero y por más que duela hay que ir siempre con la verdad. Nosotros como grupo, y la gente, merecíamos otra cosa”. La frase pertenece a Juan Sebastián Verón, y si bien suena muy parecida a sus declaraciones de ayer en referencia a la salida de Alejandro Sabella de Estudiantes de La Plata, tienen fecha de enero de 2008 y hacen referencia a Diego Simeone.

Se sabe, Verón es un personaje central en Estudiantes. Referente histórico dentro de la cancha, hijo de otro ídolo del club, también tiene peso en las decisiones que exceden lo meramente futbolístico y su deseo va más allá de la institución de La Plata: cuenta con el visto bueno de Julio Grondona para ser su sucesor en la AFA. En este contexto, la renuncia de Sabella, así como la elección de sus posibles sucesores, dejan al descubierto una vez más la influencia de Verón en las decisiones que se toman en el club pincharrata.

Coincidencias sin azar. El primer DT que dirigió al Pincha cuando Verón regresó de Europa fue Simeone. Ex compañeros en Selección, ambos se conocían muy bien. Para el Cholo, se trataba de su segunda experiencia como DT luego de su paso por Racing. Tras un título con el equipo, el hoy DT del Catania decidió irse a River a fines de 2007. Las palabras de Verón al respecto fueron muy similares a las que expresó ayer sobre Sabella.

“Yo no recomiendo a nadie ni pongo técnicos. Lo que puedo expresar, y si me lo preguntan, es la opinión que pueda tener. Después está la Comisión Directiva para tomar las decisiones”, explicó en aquella época, de la misma manera que aclaró ayer que la renuncia de Sabella no tenía nada que ver con una decisión suya.

Ese mismo diciembre llegó al banco del club de La Plata Roberto Sensini, otro hombre con poca experiencia en la dirección técnica: apenas una temporada en el Udinese de Italia luego de su retiro como jugador en el mismo club. Con un subcameponato, Sensini decidió también renunciar, pero la reacción de Verón fue diferente por la amistad que lo unía con el ahora DT de Newell’s, que alguna vez tuvo que aclarar que la Bruja no le “armaba el equipo”.

Sin embargo, la crisis futbolística volvió a poner a Verón en tela de juicio, y con la amenaza de también dar un paso al costado, salió a desmentir su influencia en el club: “Dicen que me quiero quedar con las (divisiones) inferiores, que quiero meter empresarios. Yo ya puedo vivir bien y también mis hijos y mis nietos, y no tengo ganas de lidiar con estas cosas”.

Pasada la tormenta, asumió como DT Leonardo Astrada, un hombre de bajo perfil con más experiencia en el banco (había dirigido a River, a Rosario Central y a Colón de Santa Fe). Su salida del club se produjo por los malos resultados y el puesto quedó en manos de Sabella, que asumió en marzo de 2009 estrenándose como DT luego de años de ayudante de campo de Passarella.

Esa misma característica es la que hoy resalta en Eduardo Berizzo, Mauricio Pellegrino y Nelson Vivas, sus posibles sucesores: todos cuentan con una carrera como ayudantes de grandes técnicos, aunque no tienen rodaje como cabeza de grupo. Quizá, se trate del perfil que más se amolda a un equipo que ya cuenta con un claro e indiscutido líder en todas las áreas: Juan Sebastián Verón.
Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 00:43
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 00:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial