Deportes

EE.UU: el partido de los mil millones de dólares

El próximo domingo tendrá lugar en los Estados Unidos la 142ª final del Super Bowl. Lo verán más de 150 millones de personas, los anuncios de 30 segundos ascenderán a U$S 3 millones y, entre otras cosas, estacionar costará U$S 990. El motor: un partido de fútbol americano.

Se estima que año a año, los números de rating de la final del fútbol americano crecen un 300% y que, desde 1982, la final de esto que se ha vuelto el espectáculo deportivo más importante del mundo, es el programa más visto en el año en los Estados Unidos.

El año pasado, la final entre Santos de Nueva Orleans y Potros de Indianápolis fue vista por 106, 5 millones de espectadores promedio y un total de 153,4, convirtiéndose en el programa más visto en la historia de los Estados Unidos.

Todo comenzó en 1972, cuando en la final ganada por Dallas a Miami, se registraron más de 50 millones de televidentes, el primero en contar esa impactante. Tales número, siempre en expansión, cuentan que en las últimas dos finales, ese número no ha bajado de 90 millones de espectadores.

Esto hace que las ganancias crezcan en extremo: este año, mínimamente, habrá que contar con 2194 dólares, lo que cuesta la entrada más económica, aunque es difícil encontrar esos tickets. El promedio del valor de los tickets ronda los U$S 3678.

Vía Internet impacta un aviso de venta de un palco, por el cual se piden U$S 254 mil, mientras que quien quiera verlo por pantalla gigante deberá pagar 340 dólares.

Aquellas personas acostumbradas a verlo por televisión, saben que aunque oficialmente el partido deba jugarse en 4 cuartos de 15 minutos, la final del Super Bowl se extiende a unas cuatro horas de duración, debido a la catarata de publicidades que lo invaden, y de eso sí que se saca provecho: este año, un anuncio que se extienda hasta los 30 segundos costará 3 millones de dólares.

Serán 200 los países que recibirán el envío televisivo de este año, lo que arroja una posible audiencia de 300 millones de personas en todo el mundo, de las cuales 150 estarán en los Estados Unidos.

Aquel valiente que se acerque al estadio de los Cowboys de Dallas para ver la final entre Pittsburgh Steelers y Green Bay Packers, deberá pagar 990 dólares para estacionar cerca del escenario del espectáculo, mientras que quien aparque a unas 20 cuadras, deberá abonar U$S 50.

Entre las celebridades que asistirán, se cuentan desde el presidente norteamericano, Barack Obama, hasta Christina Aguilera, la encargada de entonar el himno nacional, que le da paso al desarrollo del espectáculo.

Es tan grande el espiral de ganancias, que contar todos los números que hacen a la final del Super Bowl se vuelven meras estadísticas, aunque los 1000 millones de dólares que se espera como ganancia final, hablan de la locura y, sobre todo, la justifican, que un partido jugado por 22 hombres en cancha pueden generar.

Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 21:18
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 21:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial