Empresarios y CGT enfrentados por Justicia laboral

Cualquier posibilidad de que empresarios y sindicalistas llegasen a un acuerdo social terminó ayer de esfumarse. Es que las principales cámaras empresarias y la CGT salieron a cruzarse fuerte por la designación de jueces en la Justicia Laboral y por las recientes medidas de fuerza de gremios afines a Hugo Moyano. El poderoso Grupo de los 6 que dijo que ve con preocupación las designaciones en la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo”.

Cualquier posibilidad -si es que aún quedaba alguna- de que empresarios y sindicalistas llegasen a un acuerdo social terminó ayer de esfumarse. Es que las principales cámaras empresarias y la CGT salieron a cruzarse fuerte por la designación de jueces en la Justicia Laboral y por las recientes medidas de fuerza concretadas por gremios afines al camionero Hugo Moyano.


El que tiró la primera piedra fue el poderoso Grupo de los 6 (lo forman la UIA, la Cámara de Comercio, la de la Construcción, la Sociedad Rural, la Bolsa de Comercio y la Asociación de Bancos Argentinos): a través de un documento la entidad dijo que veía con “marcada preocupación las designaciones en la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo”. Sin mencionarlas, se refería así a los recientes ascensos a camaristas de Graciela Craig y de Diana Cañal. La primera es la esposa del asesor legal de la CGT, Héctor Recalde, y la segunda es cercana al sindicalista moyanista Julio Piumato.


En la CGT le salieron a responder enseguida a los empresarios. “Si no les gusta, que vayan a discutir la designación de los jueces al Parlamento”, dijo Juan Carlos Schmid, miembro del consejo directivo de la central sindical. Y con ironía, agregó: “A los empresarios no les deben haber avisado que en el Congreso nosotros somos minoría”.


En su documento, los dirigentes empresarios también criticaron la “escalada del método de acción directa, por el cual se llevan a cabo intimidaciones y actos de violencia, como medio para obtener objetivos particulares”.
En la CGT también contestaron esa acusación. ”No estamos en plan de lucha de la CGT de 1960 cuando se ocuparon 200.000 establecimientos fabriles. Acá sólo hubo algunos hechos puntuales, como el del puerto de San Lorenzo, y en las cabinas de peaje, que fue más mediático que otra cosa”, sostuvo Schmid. El gremialista Omar Plaini, también moyanista y miembro del consejo directivo de la CGT, añadió: “No hubo actos de violencia en ningún lado, sólo algunos reclamos aislados y legítimos”.


El otro eje por el que se cruzaron empresarios y sindicalistas fue por las paritarias. En su documento, el Grupo de los 6 se quejó de que los gremios den a conocer con anticipación sus pedidos salariales, “mencionando aumentos de una magnitud que no se compadece con la realidad”. Schmid, por su parte, planteó: “El objetivo es preservar el poder adquisitivo de nuestros representados” y que “todo el mundo tiene derecho de hacer el reclamo que considere posible con responsabilidad”.


El Grupo de los 6 se reunió ayer en un almuerzo por primera vez en el año. Los comensales ya habían llegado con un borrador del comunicado de prensa que se difundió ayer y que albergó todos los contenidos que se propusieron. Entre knishes de papa con crocante de panceta, lomo salseado y helado de crema; Carlos de la Vega (el anfitrión de Comercio), Adelmo Gabbi (Bolsa), Héctor Méndez (UIA), Hugo Biolcati (Rural), Carlos Wagner (Construcción) y Jorge Brito (Adeba) enlazaron cada párrafo. “Fue la reunión más interesante del Grupo de los 6 de la que participé en los últimos 5 años”, explicó un participante.
Lo que facilitó las coincidencias en la redacción de ese inusual y extenso documento fue el bloqueo sindical al puerto de Rosario, dijeron las fuentes consultadas.


Justo cuando se difundió el documento del “G6”, los sindicalistas participaban de una reunión de consejo directivo de la CGT. Se enteraron de las críticas de los empresarios a la salida. “A los mejor los empresarios tienen una interna y quieren mostrarse más duros que otros y para eso quieren romper lanzas con Moyano”, sostuvo un sindicalista. Plaini planteó: “Siempre es igual. Cuando se empieza a hablar de paritarias, los empresarios pretenden salir a marcar la cancha”.
Opiniones (0)
20 de agosto de 2017 | 16:52
1
ERROR
20 de agosto de 2017 | 16:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial