Deportes

El sub 20, lejos de acertar el experimento

El ensayo con el doble nueve no le aportó más poderío ofensivo a la Argentina. Tampoco anduvieron los cambios en la derrota ante Ecuador.

Dentro de una noche adversa, en la que nada pareció salirle bien al equipo nacional, los puntos flojos también alcanzaron al cuerpo técnico. En concreto, no funcionó la apuesta realizada por Walter Perazzo de contar en el ataque con el doble nueve (Facundo Ferreyra y Rogelio Funes Mori); luego, tampoco le salieron los cambios. La consecuencia, en definitiva, fue la primera caída nacional en este Sudamericano.

Y eso que el comienzo asomaba promisorio, con un remate de Ferreyra al minuto que contuvo Jaramillo. Pero la estructura argentina en el ataque se deshilachó en la medida en que no hubo conexión entre Funes Mori y Ferreyra. El de River era el que bajaba para juntarse con Hoyos y para moverse por los costados, pero ese despliegue no se tradujo en mayor claridad; por el contrario, la Argentina volvió a mostrarse escasa en profundidad, a pesar de contar con dos delanteros potentes.

Decidido, Perazzo no esperó mucho: en el entretiempo decidió el ingreso de Iturbe por Battaglia. Un atacante más para tratar de darle más peso ofensivo. Luego entró Sergio Araujo, que mostró movilidad, pero también terminó sumido en la confusión.

Perazzo se había decidido por Ferreyra después de la buena tarea del atacante de Banfield en el triunfo ante Chile por 3-1, en el que hizo dos goles. Se lo vio muy concentrado en las prácticas y fue uno de los más certeros en los ejercicios de definición. Funes Mori jugó mucho en equipo, más allá de algún que otro exceso de individualismo, y convirtió un gol, de cabeza, en el 2-1 contra Perú.

Durante casi todo el torneo, sobre todo en los segundos tiempos, Perazzo acertó con las variantes. En el éxito contra Uruguay por 2-1 incluyó en el descanso a Sergio Araujo y a Juan Manuel Iturbe, autor del segundo gol, que refrescaron el ataque cuando el equipo perdía 1-0. Ante Perú, incluyó a Ferreyra y a Bruno Zuculini, que hizo el tanto del triunfo sobre la hora, cuando Nicolás Tagliafico se había ido expulsado, tras una pelota que el propio Ferreyra le bajó de cabeza. Fue el único momento, 20 minutos exactos, en los que Funes Mori y Ferreyra coincidieron dentro del campo.

"Lo mejor de este plantel es que, por sus características, tengo veinte titulares. Todos pueden entrar en cualquier momento y responder a las exigencias", había dicho el entrenador. Sin embargo, anoche no funcionaron ni el plan original ni las variantes.

Opiniones (0)
16 de diciembre de 2017 | 19:44
1
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 19:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho