Deportes

Una derrota para el Real Madrid, un gran revés para Mourinho

El DT portugués del conjunto Merengue vuelve a estar en primer línea tras la nueva derrota del Real Madrid ayer en Liga: los dirigentes le han dado lo que quería pero al equipo le falta regularidad, al contrario de un Barcelona que vuela.

José Mourinho vuelve a estar en primer línea tras la nueva derrota del Real Madrid el domingo en Liga: los dirigentes le han dado lo que quería pero al equipo le falta regularidad, al contrario de un Barcelona que vuela.

Cuando hay resultados, es fácil perdonarle a "Mou" sus ironías y sus "recaditos" a los adversarios, al árbitro o a sus propios jugadores, pero al mínimo paso en falso, el entrenador portugués debe estar listo para encajar el sinfín de críticas.

Fue lo que pasó tras la dolorosa derrota en Camp Nou frente al Barça (5-0) y la lección de táctica que dio ese día "Pep" Guardiola.

El número dos del Real Madrid, Jorge Valdano, que recientemente se opuso a Mourinho respecto al fichaje de Emmanuel Adebayor (estaba en contra y el luso a favor), probablemente va a volver a recuperar peso en el seno del club madrileño.

Una mala noticia para Mourinho que hubiera preferido ver a Valdano, brazo derecho del presidente Florentino Pérez, alejarse del vestuario merengue en favor de Zinédine Zidane, fan confeso de su forma de trabajar.

Mourinho y Valdano rechazan comentar en público el estado de sus relaciones pero este es cualquier cosa menos idílico. Preguntado por Adebayor, Mourinho había agradecido su fichaje al presidente y al director general ejecutivo, José Angel Sánchez. Ni una palabra sobre Valdano.

El domingo, tras la preocupante derrota ante Osasuna, Mourinho estuvo extrañamente suave en la rueda de prensa: "El árbitro hizo un partido buenísimo y mis jugadores han hecho su trabajo con dignidad. No hay nada que reprochar. Lucharon hasta el final y por esa razón estoy tranquilo".

Sin considerarle el principal culpable, el diario deportivo Marca apuntó, no obstante, al esquema táctico del portugués.

"La creación de juego, en manos de Khedira y Lass, fue nula", afirmaba en su primera el diario, antes de que uno de sus cronistas asegurara que "las carencias en el centro del campo y los mas que discutibles cambios del luso llevan al equipo al derrota".

Mourinho, gran táctico venerado en el Oporto, el Chelsea y el Inter de Milán, había dejado en el banquillo al campeón del mundo español Xabi Alonso, especialista del pase preciso y enlace habitual entre el centro y el ataque del Madrid. Tardó en hacerle entrar al terreno de juego, reaccionando sólo después que Osasuna marcara en el minuto 62.

El entrenador blanco había calificado la debacle en Barcelona de "derrota muy fácil de digerir", ya que no había ninguna posibilidad de victoria. "Sólo es una derrota difícil de aceptar cuando uno no merece perder", añadió.

En Pamplona, Mourinho aseguró que su equipo no merecía perder. ¿Como va a digerir esta vez la derrota? Sobre todo porque el Barça, actual campeón liguero, cada vez se aleja más y está ya siete puntos por delante.
Opiniones (0)
21 de septiembre de 2017 | 21:31
1
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 21:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'