Base de competitividad y desarrollo, el territorio

El ex director regional del INTA Jorge Silva Colomer, pone en contexto a la producción mendocina. El autor es ingeniero agrónomo de la Universidad de Buenos Aires y doctor de la Universidad de Córdoba, España.

Con la actual tendencia de la economía a globalizarse, la competencia se plantea no sólo entre empresas, sino también entre territorios. Existe una marcada diferencia entre territorios que fueron potenciados y  aquellos que quedaron postergados. Esto lleva a una demanda de equilibrios macroeconómicos y socio- territoriales, a una  descentralización para que todos los territorios puedan desplegar sus potencialidades a través de procedimientos autónomos de concertación público-privada. Por otra parte es fundamental generar políticas públicas activas que impulsen el desarrollo local.

El mejoramiento en el transporte y en las comunicaciones otorga a los territorios nuevas alternativas,  siempre y cuando estos formulen sus estrategias de desarrollo, en un contexto de mayor complejidad, apertura, competencia, incertidumbre y velocidad de los cambios. Esto significa que los territorios necesitan desarrollar sus habilidades y ventajas, deben construirlas, para poder competir a nivel nacional e internacional.

El proceso de globalización e internacionalización de la economía puede ser un marco apropiado para la modernización productiva, ya que jerarquiza y estimula la eficiencia productiva. También implica normas claras de los mercados, que uno debe respetar si quiere participar en el negocio. Hoy resultan fundamentales conceptos como flexibilidad, calidad, diseño, novedad, imagen, publicidad, etc.

Si uno analiza la historia se aprecia que hubo gente que estudió los escenarios futuros y planificó para llegar. En Mendoza así como se ve que los capitales extranjeros tuvieron claridad sobre las posibilidades vitivinícolas que daba el oasis centro -por su clima, su geografía-, otros deben tener claro qué hacer con nuestra agua.

El tema del agua en Mendoza es un claro ejemplo de cómo se cortó una excelente estrategia para desarrollar la provincia –forjada por varios siglos-, llegando a un escenario actual de tristeza y frustración, porque cada año se complica más la oferta de agua.

Mendoza basó su desarrollo sobre los oasis y el riego (que implican en total no más del 4% del territorio provincial), sin aportar en general ni inversiones ni conocimiento científico sobre las áreas de secano, para potenciar debidamente, por ejemplo, su interesante ganadería. Dentro de los oasis, la vid y los frutales necesitan agua, y también las huertas, con ciclos de riego aún más cortos. En este marco ¿cuál es el plan que se ha desarrollado en la actualidad para que el agua alcance para las ciudades, la industria y el campo?

Es fácil visualizar que Mendoza se está orientando hacia un turismo internacional, de grandes hoteles y casinos, con lo cual la generación de empleo es urbana y las necesidades de agua se multiplican en las ciudades, que crecen con fuerte dinamismo. Son pocos los departamentos que han priorizado la estabilidad de su gente en los pueblos o en sus fincas, mientras que otros se han volcado claramente al desarrollo urbano.

La cadena de valor de los cultivos es una estrategia interesante para la intervención en los territorios, pero por sí sola es insuficiente, ya que los problemas a solucionar son complejos, interviniendo en ellos aspectos culturales, económicos y sociales. Por otro lado, la vitivinicultura es el único sector que ha puesto en marcha un plan estratégico, el cual viene dando buenos resultados especialmente en lo que hace a la exportación de vinos varietales en botellas. También han comenzado a través de los Centros de Desarrollo Vitícola -que comparten espacio y proyectos con el INTA- los estudios sociales, ya que se comprende que la baja innovación tecnológica de los medianos y pequeños productores no es falta de visión. También, que el sector de la pequeña producción rural requiere políticas y marcos normativos diferenciales, inversiones que promuevan calidad de vida (Infraestructura, salud, educación, comunicación, etc.) y líneas específicas de financiamiento. Y que requieren además alternativas productivas adaptadas a sus condiciones de producción.

La globalización influye en la cultura de dos maneras: por un lado homogenizando identidades culturales, pero también generando un retorno a lo local como referente de vida. Si queremos potenciar territorios para hacerlos competitivos, más que generalizar, es necesario comprender las identidades y especificidades de cada uno. Cada vez que tratamos de homogenizar las estrategias fracasamos y muchas veces le echamos la culpa a la gente.
Debemos entender que el futuro no lo construye el hombre individual sino el hombre colectivo. Estos son grupos humanos asociados a los que llamamos “actores sociales”, que luchan por sus intereses y que actúan utilizando el poder que cada uno puede ejercer. Los procesos de desarrollo sociales, culturales y económicos existen porque han sido el fruto de algunos actores sociales que han tenido el suficiente poder para sostener el rumbo. Siempre el progreso esta direccionado, pero lo que no se entiende en Mendoza es por qué temas que son importantes para toda la comunidad siguen inconclusos. Un ejemplo es la ruta nacional 7 a Buenos Aires: los jóvenes no saben que la doble vía hasta San Martín la terminaron en 1978 para el mundial de futbol y hoy seguimos en obra. No hablemos de los damascos que se tiran o de los duraznos que se pudren en los árboles, ofendiendo a la naturaleza.

Creemos, como decíamos al comenzar, que hoy lo importante es hacer competitivo al territorio, y no sólo a algunas empresas o a un sector. Para ello se necesita energía, caminos, salud, modernización de la agricultura, y principalmente actores sociales que lleguen a acuerdos para que todos ganemos.

Mendoza empezó tarde a entender los nuevos paradigmas del desarrollo territorial, pero siempre hay tiempo para cambiar y progresar, lo importante es estar convencidos.
Opiniones (0)
16 de diciembre de 2017 | 22:53
1
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 22:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho