Deportes

Rogge advierte de la expansión de las apuestas clandestinas

El presidente del Comité Olímpico advirtió de la expansión de las apuestas clandestinas, "una plaga" que amenaza con "minar la credibilidad" del deporte. "Los partidos amañados nacieron con el deporte organizado, pero ahora, con el surgimiento de las apuestas en Internet, con el anonimato, la liquidez, el potencial de corrupción está al máximo", dijo Rogge en el discurso de apertura del simposio sobre este problema organizado en Lausana por la Asociación Internacional de la Prensa Deportiva.

Rogge señala que el descubrimiento de cada nuevo caso "mina la confianza, provocando apatía en el espectador y una reducción de interés de la audiencia televisiva".

Aunque en el olimpismo "no se han registrado nunca" apuestas clandestinas, Rogge invita a no ser ingenuos porque "antes o después" se producirán.

Ante esta situación, añade, el COI está animando a sus afiliados a que adopten las normas que prohíben las apuestas clandestinas.

"Nos hemos dirigidos inicialmente -agrega Rogge- a las disciplinas implicadas en casos de partidos amañados: el cricket, el tenis y el fútbol han afrontado el problema de forma admirable, pero otras Federaciones y Comités Nacionales no han aplicado todavía una normativa contra las apuestas clandestinas".

Rogge considera decisivo y necesario el respaldo de los gobiernos, ya que son los que tienen la autoridad para desarrollar las investigaciones y poner en marcha procedimientos penales contra las "vastas redes criminales que sacan provecho de las apuestas clandestinas".

El Comité ha comenzado a seguir la actividad de las apuestas en los Juegos Olímpicos, mediante la sociedad "International Sports Monitoring" (ISM), que tiene la misión de vigilar las sospechas de eventuales apuestas clandestinas en los Juegos, en colaboración con 300 sociedades de apuestas legales.

Si el ISM descubre una actividad sospechosa de apuestas clandestinas, abre una investigación en colaboración con los Comités Nacionales y las Federaciones, indica Rogge.

"Por suerte, no ha sido necesario activar este sistema en Pekín y Vancouver", dijo Rogge, que pidió el compromiso de todos para combatir el problema "que es cada vez más difícil de descubrir" porque los estafadores tienen a evitar los grandes acontecimientos y se concentran en los partidos menos seguidos.

Jacques Rogge también invitó a que no se confundan las apuestas clandestinas con las regulares, que representan "una de las mayores fuentes de apoyo al deporte". EFE
Opiniones (0)
15 de diciembre de 2017 | 18:55
1
ERROR
15 de diciembre de 2017 | 18:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho