Poderosos contra poderosos en Punta del Este

De un lado, el financista y coleccionista de arte Eduardo Costantini y en la vereda contraria, lo resiste Paolo Rocca, el hombre fuerte de Techint, que le cuestiona la construcción de un puente que cambiaría la fisonomía de la zona.

El boom inmobiliario en las costas uruguayas crece hacia el Este. Si hace cinco años José Ignacio era un páramo paradisíaco para pocos, hoy es un centro turístico consolidado. Por eso los desarrolladores apuntan más allá. A 30 kilómetros de allí, en la zona de la Laguna Garzón, en el departamento de Rocha, una de las zonas más exclusivas y vírgenes en lo urbanístico, se desata una batalla entre millonarios.

De un lado, el financista y coleccionista de arte Eduardo Costantini -dueño de la firma Consultatio que desarrolló el barrio privado Nordelta en la zona norte bonaerense- impulsa construir Las Garzas Blancas, un country exclusivo de 450 viviendas en un terreno de 240 hectáreas, con un costo de inversión estimado en los 60 millones de dólares. En la vereda contraria, lo resiste Paolo Rocca, el hombre fuerte de Techint, que le cuestiona la construcción de un puente que cambiaría la fisonomía de la zona. Y también Santiago Soldati, ex presidente de Sociedad Comercial del Plata y vecino del nuevo proyecto, que lo intima judicialmente por sentirse perjudicado por la apertura de una calle lindera a su mansión.

Costantini niega cualquier irregularidad y se enfrenta a dos pesos pesados, con tierras e intereses en la zona. No le está siendo fácil. El 23 de diciembre, la jueza Jacqueline Enríquez Toledo dictó una medida cautelar contra el proyecto de Costantini, que prohibió cualquier innovación o construcción “sobre la faja de defensa de la costa, la zona entre 150 y 200 metros desde la línea de ribera al continente”, según el fallo al que accedió la Revista Noticias.

Mirá la nota completa en Perfil

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 18:49
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 18:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes