Fin de un ciclo de capacitación y brindis de colegas

El estudio Herrera & Ontivero realizó el cierre del Ciclo de Actualización Tributaria 2010 con la presencia del especialista Humberto Diez. Luego de las ponencias, los asistentes compartieron un cóctel en la cava del Hotel Huentala, de Ciudad. Mirá las fotos de los asistentes.

Similar al año anterior, el estudio de Ciencias Económicas Herrera & Ontivero repitió con éxito el cierre del Ciclo de Actualización Tributaria 2010 y aprovechó la ocasión para realizar un brindis de despedida de 2010 juto a clientes, colegas y amigos.

Como en 2009, Ricardo Herrera y Gerardo Ontivero -los organizadores y anfitriones del encuentro- pensaron que Humberto Diez, especialista en Impuestos, nuevamente debía ser el expositor responsable de la finalización del año y así fue.

El auditorio Adolfo Calle fue el lugar de reunión durante las exposiciones, acreditaciones y entrega de certificados y luego, todos los asistentes cruzaron la calle y llegaron a la cava del Hotel Huentala para pasar un momento más distendido, informal y divertido.

A puro brindis: Carina Masoero, Sergio Guillén, Humberto Diez y María Cecilia Azcárate.

Allí los esperaban la buena música, un exquisito catering, la magia de Agustín Saíta y algunas otras sopresas que los invitados fueron conociendo a lo largo de la noche, como el sorteo de libros específicos del campo de la contabilidad y la economía, y el regalo de los ya tradicionales almanaques que obsequia el estudio y que, además de contar con la información básica de cualquier calendario, especifica todas las fechas del próximo Ciclo de Actualización Tributaria.

Matías Sánchez y Laura Carubín deleitaron con algunos covers, los trucos del reconocido mago local mantuvieron a todos expectantes y, por supuesto, las charlas y los brindis también estuvieron presentes durante el extenso ágape que duró hasta la medianoche.

Asistencia completa. Nadie faltó al curso -que se realizó durante la mañana y tarde- y nadie faltó tampoco a la reunión que, se sabe, es divertida y amena.

Personalmente, Gerardo Ontivero recibió a los invitados y estuvo en todos los detalles de la acreditación.

El expositor Humberto Diez conversó con cada uno de los invitados -contadores, en su gran mayoría- y lo mismo hicieron los anfitriones, con la intención de que todo saliera a la perfección. Claro que para esto, contaron con la colaboración de todo el equipo de trabajo del estudio.

Menú elegido. Cazuelas de carne y verduras, empanadas y bocaditos fue el menú elegido junto a vinos y espumantes mendocinos (un acierto que gustó).

Las fechas del encuentro de 2011 ya están dadas y quienes lleguen a su término, compartirán un after office especial entre colegas .

En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial