Tras el susto de ayer, Cristina retoma su agenda

Tras sufrir una baja de presión ayer que la obligó a suspender toda la actividad oficial, la presidenta Cristina Kirchner retoma su agenda. Esta tarde la jefa del Estado volverá a la Casa Rosada para encabezar un acto junto con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y mañana tiene previsto viajar a El Calafate, donde pasará el fin de semana, según confirmaron fuentes oficiales. Los médicos le recomendaron que hiciera reposo, por lo que fue trasladada a Olivos en automóvil

Tras sufrir una baja de presión ayer que la obligó a suspender toda la actividad oficial, la presidenta Cristina Kirchner retoma su agenda. Esta tarde la jefa del Estado volverá a la Casa Rosada para encabezar un acto junto con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y mañana tiene previsto viajar a El Calafate, donde pasará el fin de semana, según confirmaron fuentes oficiales a lanacion.com.

Ayer por la tarde el calor extremo le jugó una mala pasada, por lo que los médicos le recomendaron que hiciera reposo en la quinta de Olivos ante las altas temperaturas, cercanas a los 40 grados.

La Presidenta estaba en la Casa Rosada cuando sintió el malestar. Los médicos de la Unidad Médica Presidencial subieron hasta el primer piso, donde está el despacho, y tras tomarle la presión le recomendaron una buena hidratación y reposo.

Fuentes al tanto del estado de salud de la mandataria dijeron a LA NACION que se trató de un episodio menor. "No hubo desmayos ni nada. Fue sólo un malestar menor, un bajón de presión", resumieron.

Cristina Kirchner se retiró minutos antes de las 19 de Balcarce 50, caminando, mientras personal de la Casa Rosada llegaba al palacio de gobierno con botellas de agua para que en el trayecto hasta la residencia presidencial tuviera a mano con qué hidratarse. Se trasladó en auto a la quinta de Olivos ante la intensa lluvia que en el momento de su salida caía sobre Buenos Aires.

La Presidenta tiene presión baja y los veranos suelen ser complicados. Ella misma bromea sobre el tema. En la última reunión del consejo del PJ, que se hizo en la quinta de Olivos hace un mes, apenas entró en el salón donde la esperaban los integrantes del partido, lanzó: "Me ponen Gatorade porque tienen miedo a que me desmaye". Era por la botella con una bebida con sales minerales que estaba sobre el atril, esperándola.

Cristina Kirchner tuvo hace dos años un cuadro de lipotimia, también producto del calor. Fue en enero de 2009, lo que provocó que debiera suspender sus actividades por una semana entera. Incluso la obligó a postergar una visita oficial a Cuba.

La lipotimia . El 8 de enero de 2009 el Gobierno informó que Cristina Kirchner había sufrido una leve descompensación y que debía suspender su actividad diaria. Pero horas después se supo que el cuadro era más delicado y que la obligaba a hacer un reposo prolongado. Se supo que había sufrido un leve desmayo y hubo varios días de preocupación en el Gobierno. Incluso debió suspender una visita oficial a Cuba. Luego de eso se hizo frecuente que la Presidenta bromeara sobre sus problemas de baja presión.

(fuente: www.lanacion.com.ar)
Opiniones (0)
18 de noviembre de 2017 | 11:31
1
ERROR
18 de noviembre de 2017 | 11:31
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia