Deportes

Sorpresa en Australia: Nadal quedó eliminado

En el duelo de españoles, David Ferrer derrotó al número uno del mundo por 6-4, 6-2 y 6-3 y de esa manera enfrentará en semis del primer Grand Slam del año al escocés Andy Murray.

El número uno del mundo, el español Rafael Nadal, cayó ante su compatriota David Ferrer por 6 a 4, 6-2 y 6-3. El alicantino de esta jugará una de las semifinales ante el escocés Andy Murray, que hoy le ganó al ascendente ucraniano Alex Dolgopolov.


"Es una victoria para mí, pero no es una victoria real", dijo Ferrer, séptimo del ranking mundial, que ganó por 6-4, 6-2 y 6-3 ante un número uno limitado por problemas en la pierna izquierda.

Su rival el viernes será el británico Andy Murray, en tanto que el suizo Roger Federer y el serbio Novak Djokovic se enfrentarán mañana jueves en la otra semifinal.

"No fue fácil, porque Rafa es un caballero, y jugó lesionado. Hice mi juego, jugué agresivamente y traté de definir en la red, pero si Rafael está lesionado... No es normal ganarle en tres sets. Vi que Rafael no podía correr, pero me concentré en mi juego", añadió un Ferrer aplaudido por todo el estadio en reconocimiento a su sinceridad.

Ferrer, campeón de Auckland hace diez días, sigue invicto en 2011 y jugará su segunda semifinal de Grand Slam tras la del US Open 2007.

El partido comenzó con enorme intensidad, sobre todo gracias a un Ferrer dispuesto a reescribir la historia que lo mostraba perdedor en 11 de los 14 partidos que había jugado hasta hoy ante Nadal.

La batalla desde el fondo fue feroz, con un Ferrer muy incisivo con su derecha, clave para quebrar el servicio de Nadal y colocarse 2-0 tras 23 minutos de juego, una eternidad para tratarse de dos games, indicó DPA.

Pero esos dos juegos marcaron a fuego el partido, porque en uno de los feroces peloteos desde el fondo algo le pasó a Nadal en su pierna izquierda. "En el cambio de lado necesito el fisio", le advirtió el número uno a la jueza de silla.

Y así fue. Nadal se fue al vestuario para ser atendido y tardó varios minutos en regresar.

Empapado en sudor y con gesto serio, miró al regresar a su tío-entrenador, Toni Nadal.

Pese a los problemas Nadal luchó y quebró el servicio de Ferrer cuando éste sacaba 5-3 para llevarse el set.

Nadal salvaría dos set points atacando y definiendo en ambas ocasiones con voleas de derecha. Pero en el tercer set point Ferrer encontró la posibilidad: devolvió una derecha con slice, casi arrojándose para atajarla, y Nadal tiró ancha su derecha invertida. Setenta minutos de juego y 6-4 para el hombre en el que muy pocos confiaban.

Y así, en dos horas y 33 minutos, se fue el partido. Una derecha de Ferrer que Nadal ya ni quiso correr y el sueño del número uno de ganar su décimo Grand Slam, postergado al menos hasta Roland Garros.
 
Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 23:14
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 23:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia