¿Nadie puede controlar a los bañistas en los canales?

Muchísimos jóvenes taponan los canales de riego y los utilizan como piletas desperdiciando el fluído en épocas de emergencia hídrica. El problema es que cuando las autoridades quieren restablecer el orden, las reacciones son muy violentas.

La Subdelegación del Río Diamante que depende del Departamento General de Irrigación es la responsable del cuidado de los canales de riego en San Rafael. El Ingeniero Víctor Mateucci, a cargo de esta repartición, no ocultó el problema y señaló que "si bien este año hemos recibido mucha ayuda policial, todavía no hemos logrado que la gente tome conciencia del daño que produce cuando tapona los canales".

Las altas temperaturas que afectan al Departamento volvieron a desnudar un viejo problema que parece no tener solución. Los bañistas en su mayoría reaccionan violentamente cuando algún inspector de cauce o la Policía se acercan para liberar las zonas taponadas que los bañistas utilizan como verdaderas piletas sociales.


Esas piletas impiden el paso del agua hacia las fincas que deben ser regadas, produciendo un daño que en muchas ocasiones es irreparable. No sólo el agua no llega a los cultivos, sino que también se desperdicia porque esas "piletas" comienzan a desbordar y el fluído empieza a inunda las calles.

Al respecto Mateucci nos dijo que "nosotros también somos víctimas del accionar de esta gente porque no podemos realizar nuestro trabajo que es distribuir el agua a los regantes" y agregó " todos los años pasa lo mismo, los inspectores no se pueden ni acercar porque los agreden y entonces debemos llamar a la policía para que desaloje el canal".

Acá tenemos otro problema interesante, ya que la mayoría de estos bañistas son menores que cometen el delito de obstruir un servicio público. Los uniformados trasladan a los menores hasta la Comisaría y en pocos minutos los liberan porque no hay denuncias formales al respecto.

Frente a esta situación, consultamos a un abogado para saber si el Estado puede o no accionar sobre aquellos que obstruyen un servicio público. El letrado nos contestó "en caso de ser personas mayores, puede existir una sanción económica o bien una denuncia civil por daños y perjuicios, siempre y cuando la presenten los damnificados", pero en caso de ser menores "los damnificados tendrían que accionar civilmente contra los padres de los menores que provocan el daño".

Este recurso legal podría ser la herramienta del futuro, porque la Policía no cuenta con los recursos humanos suficientes para controlar todos los canales de riego, pero esto dependerá de la voluntad política del Estado y del compromiso de los ciudadanos afectados.


La crisis hídrica es un tema que preocupa a las autoridades de Irrigación, a los productores y al ciudadano común pero nadie ha encontrado una solución.

Muchas vidas se han perdido debido a la negligencia de los bañistas. El problema tiene una honda raíz cultural, porque desde siempre, los canales han sido el medio con que los hombres de trabajo le daban resuello al agobio que el calor les producía en jornadas como las que hemos tenido en los últimos días.

De allí, el hecho de bañarse en los canales pasó a ser una costumbre socialmente aceptada, y por ello nunca criticada, a pesar de que todo el mundo siempre supo que tal cosa está prohibida por Ley.
 
El problema es que hoy, amplios sectores sociales que no tienen otra manera de conseguir una lugar donde bañarse, utlizan los canales de la manera descripta.

Tal es la situación que en los últimos años se presenta, y de ahí su complejo abordaje y más difícil solución.

Quizás tendríamos que analizar si lo que en realidad ocurre es que en vez de ser ésta una conducta social desviada y no muy grave, lo que pasa es que hemos perdido absolutamente el respeto por la autoridad y por las normas que nos exige la convivencia ciudadana y comunitaria.

Porque si ese es el problema, ni la Policía ni el Departamento General de Irrigación podrán solucionarlo jamás.

Opiniones (1)
22 de octubre de 2017 | 21:03
2
ERROR
22 de octubre de 2017 | 21:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Soy agricultor y tengo plantado tomate y de la unica manera que se soluciona esta problematica es agarrando a esos savajes a escopetasos por las patas y correrlos todos los dias de los canales y la policia tendria que hacer lo mismo con las balas de goma, hay van a aprender a respetar el derecho de los demas y a las auridades estos negros de m.
    1
En Imágenes
Wildlife Photographer of the Year 2017
18 de Octubre de 2017
Wildlife Photographer of the Year 2017
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México