Un teléfono celular que viajará al espacio

Un grupo de investigadores británicos planea aprovechar las características técnicas de un smartphone para poner en órbita a un satélite con costos de desarrollo más bajos. Un equipo de investigadores de Surrey Satellite Technology Limited (SSTL, por sus siglas en inglés) quiere saber si los sofisticados teléfonos contemporáneos pueden funcionar en el ambiente más desafiante que se conoce. Contará con el sistema operativo Android, de Google

Un equipo de investigadores de Surrey Satellite Technology Limited (SSTL, por sus siglas en inglés) quiere saber si los sofisticados teléfonos contemporáneos pueden funcionar en el ambiente más desafiante que se conoce. El smartphone contará con el sistema operativo Android, de Google, pero el modelo exacto aún no ha sido revelado.

Y será utilizado para controlar un satélite de 30 centímetros de longitud y para tomar fotos de la Tierra, en una misión que se realizará este año.

Aunque los celulares ya han sido probados en las alturas con globos aerostáticos, este parece ser la primera vez que un dispositivo se pone en órbita varios cientos de kilómetros por encima del planeta. "Los teléfonos inteligentes modernos son asombrosos", dijo el director de proyectos en SSTL Shaun Kenyon.

"Cuentan con procesadores de hasta 1GHz y tienen una gran cantidad de memoria. Primero que nada queremos saber si el teléfono funcionará ahí, y si lo hace, queremos saber si puede controlar un satélite", aseguró.

Posibilidades infinitas. El proyecto, denominado STRaND-1, busca descubrir si estos productos electrónicos pueden ser utilizados en las naves espaciales fabricadas por la empresa, a fin de reducir los costos, y cuenta con la participación del Centro Espacial de Surrey, en el sur de Inglaterra.

El modelo que utilizarán cuesta unos 450 dólares, y puede comprarse en cualquier tienda de telefonía celular.

"No vamos a abrirlo, no vamos a sacar sus piezas, no vamos a sacar sus circuitos para soldarlos en nuestro satélite. Vamos a llevarlo al espacio tal y como es", explicó Kenyon.

"De hecho vamos a tener otra cámara en el satélite para que podamos fotografiar al teléfono porque queremos controlar su pantalla y tomar buenas imágenes también", agregó.

Los investigadores decidieron usar un teléfono con Android porque la plataforma les permite modificar el software para que el aparato cumpla las funciones que ellos quieren.

Durante la primera parte de la misión, el teléfono actuará como respaldo de la computadora principal de la aeronave, pero después tomará las riendas.

"Estamos tratando de usar al máximo las características del teléfono", aseguró Doug Liddle, director de ciencia de SSTL.

"Idealmente, el teléfono podrá tomar el control y pensar lo que hay que hacer", dijo.

"Si un teléfono inteligente puede funcionar en el espacio, esto abre la puerta a nuevas tecnologías que podrían ser empleadas por personas y empresas que usualmente no pueden permitirse el gasto. Sería un punto de quiebre en la industria", afirmó Chris Bridge del Centro Espacial de Surrey.

Los investigadores creen que si el teléfono funciona podrían pedir a la gente que desarrolle aplicaciones para el espacio.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 19:34
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 19:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes