"Falcioni juega a lo Boca", dice Jorge Ameal

"Los campeonatos nos gustan a todos. Es parte de esto. Nos acostumbramos a ganar y no nos tenemos que desacostumbrar. Soy parte de esa historia de triunfos. Mi vida institucional en Boca no empieza hoy. Boca debe ser protagonista siempre. Y cuando hablamos de ser protagonistas, no hablamos de salir segundos. Hablamos de salir campeones. Éste es el destino de Boca": algunos de los conceptos vertidos por el titular xeneise en una entrevista

En el fondo de uno de los salones del hotel Sheraton, Jorge Amor Ameal, presidente de Boca, conversa con José Beraldi, vicepresidente primero. Como siempre, y tal vez como nunca, hablan de fútbol. Departen sobre los refuerzos, sobre la tarea del flamante entrenador, Julio César Falcioni. Quince minutos más tarde, Ameal enfila hacia otra mesa. Será la enésima reunión del día. Esta vez, con La Nacion, grabador de por medio. El dirigente mira el reloj pulsera, que deja en ridículo a la muñeca por su tamaño. "Tengo todo el tiempo que quieran", dice. Su afirmación suena a utopía para un hombre que vive pendiente del teléfono celular. Esboza una sonrisa: pese al mal desempeño del equipo en 2010, Ameal se siente "acompañado" por el hincha xeneize.

-¿Por qué eligieron a Falcioni?

-Porque trabaja. Logró resultados. Y a nosotros nos interesan los resultados y, fundamentalmente, el trabajo. Lo estamos viendo: triple turno. Cuando hablás con Falcioni hablás de trabajo, trabajo y trabajo. Yo pienso que es la forma en la que se sale de esto.

-¿Es un técnico que planta sus equipos al estilo de Boca?

-Sí. No me cabe duda.

-¿Juega a lo Boca?

-Sí. Falcioni juega a lo Boca. La gente de Boca lo que pretende de sus jugadores es que tengan actitud.

-Más allá de la técnica individual y de lo vistoso que sea el equipo.

-La gente disfrutaba de los jugadores con técnica. Y también disfrutaba de Ubaldo Rattin, porque dejaba todo en la cancha.

-¿Qué ocurre si la pelota no entra en el arco rival?

-No me lo pongo a pensar. Siempre pienso en positivo. Me gustan los aviones que llegan.

-O sea que ni siquiera piensa en que lo suyo es ganar el campeonato y pelear por la reelección.

-No pienso en eso. Yo siempre creo que cuando se inicia una campaña vamos a estar en la discusión, a ser protagonistas. Esto es Boca. Y si uno no piensa así, no puede ser dirigente de Boca.

-¿Lo único que le falta es un campeonato?

-No. Ya tuve uno, el Apertura 2008.

El presidente de Boca responde con seguridad. Le gusta la contundencia de los monosílabos, pero usa las manos para explicar sus ideas. Gesticula. Cambia el tono de la voz. Y mira por un inmenso ventanal que da al mar...

-Corrijo: ¿lo único que le falta es un campeonato como hacedor del equipo?

-Los campeonatos nos gustan a todos. Es parte de esto. Nos acostumbramos a ganar y no nos tenemos que desacostumbrar. Soy parte de esa historia de triunfos. Mi vida institucional en Boca no empieza hoy. Boca debe ser protagonista siempre. Y cuando hablamos de ser protagonistas, no hablamos de salir segundos. Hablamos de salir campeones. Éste es el destino de Boca.

-¿Qué es el destino de Boca?

-Es un estilo. Ser de Boca es una forma de vida.

-Entonces, ¿qué pasó en los últimos años?

-Se necesitaba un cambio profundo en el plantel. Hemos incorporado ocho de los once titulares. Esos jugadores necesitan adaptarse, y después vienen los logros. Ya lo dijo Borghi: "Este equipo va a salir campeón".

-¿Cómo se hace para explicarle al hincha cuando eso no pasa?

-Yo también soy hincha. A veces no logro explicármelo. Porque si nosotros contratamos a los mejores jugadores, traemos los mejores técnicos y las cosas no se dan. También nosotros nos preguntamos dónde está el error. Y después les pregunto a los profesionales de esto, que son ustedes, la prensa. Cuando se inició cada uno de los campeonatos, el candidato era Boca.

-¿A Borghi le faltó tiempo?

-No quiero hablar de él. Cuando se fue del lado nuestro dijimos: "Se fue un técnico, ganamos un amigo". Ya está. Tenemos que mirar hacia el futuro.

-¿Y si a Falcioni no le va bien en los primeros partidos del torneo?

-Siempre voy a apostar a la parte positiva, no a la negativa. Es muy difícil pensar siempre en negativo. Después, si las cosas no se dan, uno tiene que estar convencido de que hizo lo humanamente posible para que se diera lo mejor.

-Después de dos años como presidente, ¿aprendió de fútbol?

-Hay dos cosas que los argentinos sabemos: fútbol y política. Todos. Al fútbol todos lo jugamos, bien, mal o regular. Todos lo vemos desde muy chicos. De fútbol opinamos todos, todos sabemos a nuestra manera. Quedó que yo no sabía de fútbol. Fue un latiguillo que me preguntan permanentemente. Ahora, ¿quién sabe de fútbol? ¿Vos sabés?

-¿Qué es saber de fútbol?

-Por eso. ¿Es ver si la táctica es 4-3-1-2? Creo que el fútbol mueve tanto desde lo económico y desde la pasión que muchas veces uno comete errores. Y uno tiene que tratar de cometer menos errores, y para eso debe tratar de traer profesionales que se dedican a eso. Y no hay que tenerles miedo a todos los elementos que la ciencia te puede dar, desde la psicología, temas que pueden potenciar esto.

-A partir de noviembre, ¿seguirá haciendo política en el club?

-Yo gestiono. No le tengo miedo a la política, sino a los silencios. Mucho miedo. Uno tiene que mirar en la historia qué pasó con los pueblos en silencio. Acá, cuando se toma la política, se la toma como algo malo. Lo que tengo que hacer es gestionar y seguir trabajando en nuestro proyecto.

-¿El proyecto no tiene nada de política?

-Sí. La política es todo. Pero una cosa es cuando vos hacés política porque querés ser candidato a presidente. Éste no es el caso. Mi caso es la gestión.
Opiniones (0)
23 de octubre de 2017 | 04:08
1
ERROR
23 de octubre de 2017 | 04:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México