Un incendio en depósito de neumáticos

Más de 50 dotaciones de bomberos trabajaron para sofocar las llamas en el predio ubicado en José León Suárez. El siniestro provocó una extensa nube de humo que se visualiza desde varias zonas de la Ciudad y el Conurbano.El incendio se produjo en el edificio de la compañía Regomax, ubicada en el predio del Ceamse de Camino del Buen Ayre, en el partido de General San Martín.Al menos cuatro Bomberos debieron ser atendidos por principio de asfixia

El incendio se produjo en el edificio de la compañía Regomax, ubicada en el predio del Ceamse de Camino del Buen Ayre, a la altura de la avenida Debenedetti, en el Partido de General San Martín.
 
José Gómez, jefe regional de Defensa Civil, informó que la zona del incendio es "un predio de 350 metros cuadrados por cuatro de alto, cubierto de cubiertas que son utilizadas para hacer molienda para las canchas sintéticas", explicó.

Cincuenta dotaciones y más de 120 bomberos, pertenecientes a diferentes partidos del Conurbano, trabajaron desde el mediodía para apagar el incendio ocurrido en una empresa de reciclado de neumáticos.

El siniestro provocó llamas de más de 40 metros y un humo negro que complicó el tránsito por el Camino del Buen Ayre y se hizo visible en buena parte de la zona norte y oeste de la ciudad de Buenos Aires.

Al menos cuatro bomberos debieron ser asistidos por los médicos y sus compañeros tras sufrir un principio de asfixia, en tanto que la tarea de las dotaciones se vio dificultada por la falta de agua en la zona.

Pasadas las 15, y luego de tres horas de trabajo, fuentes policiales dijeron que el incendio que afectó a la compañía Regomax, ubicada en el predio de la Ceamse, había sido "circunscripto" por los bomberos.

Los especialistas, sin embargo, estimaron que iba a demorar aún más tiempo su extinción total porque en el lugar había gran cantidad de neumáticos acumulados.

Mario Llarso, jefe del Cuartel de Bomberos de San Martín, destacó que en el predio se acumulaban 30 mil neumáticos.

La tarea de los bomberos se dificultó debido a la gran temperatura generada por el fuego y el material inflamable, una situación que en varias oportunidades obligó a los agentes a alejarse de la zona.

Llarso dijo que otro inconveniente que debieron afrontar es la falta de reservas de agua en la zona, por lo que las autobombas debieron ir y venir en varias oportunidades hacia fábricas cercanas para reabastecerse.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 06:00
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 06:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial