Deportes

Otra identidad, con el sello que quiere Falcioni

Asoma el equipo que se verá en la competencia oficial; García se afirma en el arco; un planteo compacto y la eficacia de Palermo.

Se nota la mano de Julio Falcioni en Boca. Mientras el equipo y el funcionamiento van tomando forma, la primera diferencia que surje con respecto al ciclo de Borghi es la estabilidad y el orden, dos virtudes que el director técnico ya supo aplicar con éxito en Banfield.

Entre la renovación y lo que estaba, asoma una nueva identidad en Boca. Los cambios abarcan desde lo táctico (en la medida que no esté Riquelme, el esquema será un estricto 4-4-2) hasta los intérpretes. Es muy probable que a la mayoría de los jugadores que anoche le ganaron a River se los vea en el comienzo de la competencia oficial. Falcioni está encontrando la base y sigue a la espera de ajustes que dependerán de la llegada de algún refuerzo (Erviti, Guiñazú, Cvitanich) o de la evaluación que haga de un plantel que ya le ofrece unas cuantas variantes.

Archivada la posibilidad de que llegue Ustari, la competencia está abierta para ocupar el arco, con una ventaja para Javier García. Al margen de las condiciones, Falcioni ya dijo que quiere un arquero con "personalidad". Anoche atajó García y lo hizo muy bien, en el nivel que había mostrado desde que en el Clausura anterior volvió a la titularidad por el cortocircuito que Lucchetti tuvo con Borghi. El guardavallas que estuvo en parte de la campaña del título del 2008 se anotó grandes atajadas. Evitó el gol en remates de Lanzini, Lamela y Ferrero. Estuvo atento y muy seguro. En el 2 a 0 a Independiente había atajado Lucchetti, de correcto desempeño, aunque menos exigido que García.

El debut de Somoza y Rivero en el doble pivote central dejó señales promisorias. Se acomodaron rápido, estuvieron participativos y cumplieron con la premisa de dirigir la doble línea de cuatro bien junta que Boca arma cuando debe recuperar la pelota. Para ello contaron con el generoso despliegue por las bandas de Chávez y Colazo (20 años, tiene sólo dos encuentros oficiales en primera), a quienes se los pudo ver en ataque, como ocurrió en los dos goles, y también en defensa para auxiliar a los laterales Calvo y Rodríguez.

Boca hizo diferencia por su mayor intensidad y presión. Fue habitual observar a un jugador de River cercado por un par de rivales. El esfuerzo físico del conjunto xeneize estuvo garantizado.

Otro mérito que se le pudo anotar a Boca es el pragmatismo. No llegó mucho, pero sí estuvo efectivo. Y en este ítem aparece un nombre que no es novedad: Palermo, decidido a consumir el último semestre de su carrera con la vigencia conocida. Anoche, con un toque en el área le dio la asistencia a Colazo para el primer gol. Y minutos después se dedicó a la especialidad que no encuentra antídoto en los arqueros: el cabezazo cruzado al gol. Con el de anoche, entre Estudiantes y Boca, Palermo le convirtió a River 16 goles (8 oficiales y 8 en amistosos) en 29 partidos. Ahí, Falcioni no debe tocar nada. Todo su trabajo es desde Palermo hacia atrás.

Fuente: Canchallena.com
Opiniones (0)
20 de octubre de 2017 | 05:22
1
ERROR
20 de octubre de 2017 | 05:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México