Menores que viven en las calles, un problema de todos

En los últimos veinte días ingresaron más de 50 chicos a la Comisaría del Menor, la mayoría de ellos se habían fugado de los hogares de la DINAF. Una estadística preocupante porque muchos de estos menores viven en la calle.

En los últimos 20 días más de 50 chicos con un promedio de edad entre 15 y 17 años ingresaron a la Comisaría del Menor. La mayoría de ellos se habían fugado de los hogares de la DINAF y son menores que viven y duermen en las calles de la ciudad.

El resto de los demorados tuvieron causas por contravención al Código de Faltas o bien algún hurto realizado por las calles. Todos ellos fueron liberados luego de las actuaciones pertinentes.

Desde la Comisaría mencionada informaron que "en varios casos los chicos ni siquiera son reclamados por los padres que ya abandonaron la lucha y los dejan en manos del Estado".

Muchos de estos menores viven entrando y saliendo de los hogares porque no reconocen ningún tipo de orden y disciplina para sus vidas. La misma Policía relató el caso de una chiquita de 14 años que "su rutina es vivir en la calle, ser trasladada a la Comisaría para pasar por el hogar bañarse, comer y luego fugarse nuevamente".

Esta niña suele vivir en la calle junto a otros menores y mayores que no tienen familia. Esta semana este grupo solía dormir en el Parque Hipólito Yrigoyen, muy cerca de los juegos infantiles donde habían acumulado cartones que simulaban ser colchones. En ese mismo lugar tenían bolsas con ropa escondidas entre los ligustros.

Una fuente confiable que no quiso dejar su nombre pero que conoce el funcionamiento de los Hogares que dependen de la DINAF comentó que " los chicos se sienten presos en esos lugares y por eso escapan, no hay contención, debemos recordar que muchos de ellos han sufrido el maltrato de sus padres e incluso han sido hasta violados".

La misma fuente agregó que "en la calles estos menores se sienten libres por eso escapan de los hogares, además se ha incrementado la cantidad de chicos que viven en las calles".

Lugar donde duermen algunos chicos en el parque

Respecto a esta afirmación, la fuente expresó que "hay una familia de 8 hermanitos que huyeron de su casa y duermen en la calle incluso hay chicos que pasan la noche en las acequias".

Esta realidad según la persona consultada "se debe a que en los Hogares no saben como manejarlos, no los contienen, los empleados que trabajan allí no están preparados para enfrentar situaciones extremas".

Desde la  Dependencia policial  nos dijeron que " esta semana fuimos dos veces  en 24 horas a buscar a los chicos que duermen en el Parque pero cuando los derivamos al Hogar se escapan y vuelven a dormir en la calle".

La situación de estos chicos excede la competencia de los policías y la existencia de hogares es insuficiente para contenerlos. Muchos de ellos se "pierden" por el flagelo de la droga y terminan cometiendo ilícitos para poder comer.

Una realidad que por ahora se mantiene sin hechos de violencia extrema pero que hay abordar porque estamos hablando de chicos con edades que oscilan los 11 y los 17 años y muchos de ellos que antes no se drogaban al mezclarse en los Hogares con chicos drogadictos terminan cayendo en ese flagelo.

La falta de lugares especializados de tratamiento y de contención es otra de las deudas del Estado con la sociedad.

Opiniones (1)
23 de agosto de 2017 | 07:22
2
ERROR
23 de agosto de 2017 | 07:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. se pregunta si bajar la edad de imputabilidad es suficiente? porqué no empieza por acá? Si un chico no es querido y respetado en su casa y lo mandan a un lugar para que lo "contengan", como si fuera una naranja en una caja para que no se salga rodando, y no se le brinda atención,no se lo escucha,no se le dán opciones para ocupar su tiempo, y no tiene la oportunidad de sentir un abrazo sincero o un cariño en la mejilla, para qué le pagan a los "contenedores"? Esa es la peor palabra que se ha podido utilizar para hablar de la educación y formación de una persona. Un contenedor hace eso: contiene, pero no quiere decir que quiera, que ame, que eduque, que se preocupe. Y por eso las escuelas y muchos hogares se transforman en simples "cajas" en donde las personas son soportadas, mantenidas estaticamente. Sin formar una personita en potencia en una persona hecha y derecha.
    1
En Imágenes